Final Categoría Benjamín

Caupolicán, campeón con sabor chileno de la Madrid Youth Cup

Cargando...

El cuadro chileno venció por la mínima al Gymkana Park Soccer en un emocionante partido

xxxxxxxxxx

Fútbol in Events

El Cuapolicán había logrado llegar a la final de Benjamines como su rival, el Gymkana Park Soccer. La intensidad mostrada por los dos conjuntos fue tremenda desde el pitido inicial y las ocasiones comenzaban a sucederse. La primera fue para el Gymkana que acabó cerrando en la definición. Tras esto llegó la respuesta de Caupolicán que se encontró con una tremenda parada del portero. En la siguiente jugada, el club chileno no perdonó, en esta ocasión sí superaban al arquero rival para poner el 1-0 en el marcador.

El resultado en contra no evitó que los aficionados madrileños siguieran animando. El calor de la grada bajó hasta el césped y los jugadores del Gymkana tomaron el mensaje de la afición. Los madrileños se lanzaron a por el empate y lo lograron con un golazo desde el borde del área apenas cinco minutos después del tanto encajado. La moral del Gymkana estaba por las nubes. El Caupolicán tuvo su réplica a balón parado con un saque de falta que, aunque encontró rematador, no acabó entre los tres palos. Con el empate, el partido volvió a ser un ida y vuelta de ocasiones que se prolongó hasta el minuto 17 del primer tiempo. El Caupolicán se lanzó al ataque pero una pérdida generó una contra del Gymkana que acabó en gol. De la misma forma estuvo  a punto de llegar el 3-1 pero el portero chileno evitó el gol con una gran parada en el mano a mano.

En el segundo acto, el Caupolicán subió una marcha pero ahí comenzó a brillar la zaga y el arquero del Gymkana que mostraron mucha seguridad. El muro madrileño acabó cediendo y el Caupolicán logró empatar tras un saque de esquina. El golpe fue duro y los chilenos culminarán una nueva remontada haciendo el 3-2 pocos minutos después. El coraje del Gymkana quedó plasmado sobre el verde. El club de la capital estuvo a punto de empatar con un gran disparo que se estrelló contra el larguero.

El Gymkana apretó mucho y acabo encerrado a un club chileno que pudo sentenciar en alguna de las contras que tuvieron. Los dos equipos no cedían ni un milímetro de campo y entraban con todo a por el balón. Las faltas se sucedían en los dos bandos aunque el Caupolicán cometió más infracciones en los últimos compases pata evitar el avance del Gymkana. Con el pitido final, el Caupolicán se proclamaba campeón del torneo venciendo por la mínima.