LN12/ J27ª Trival 0 Real Madrid 1

El Trival obliga al Real Madrid a ponerse el mono de trabajo

Los de Álvaro Benito siguen líderes

Cargando...
xxxxxxxxxx

No por haber visto esta imagen cientos de veces pierde  rigor a la hora de explicar un partido: Brazos al cielo de los vencedores, jugadores derrumbados sobre el césped.  Imagen repetida una y otra vez en cada final que hemos podido ver y contar. En la Canaleja de San José de Valderas no había copa que levantar pero sí demasiadas preocupaciones y emociones. Los tres puntos en disputa le valían a los visitantes para depender de sí mismos en su lucha cerrada con la AD Alcorcón y más lejana con el Rayo Vallecano por el título de la Liga Nacional de Juveniles. Los locales necesitaban engañar a los pronósticos y sumar para seguir peleando por la permanencia en la categoría de plata de la cantera madrileña. El Trival planteó una primera parte en la que cerraron bandas y obligaron a jugar por del centro con mucho toque a los jugadores de Álvaro Benito, mucho toque para robar el esférico y enseñarnos que sus puntas Pedro y Muelas eran cohetes en busca, no de la luna, sino de Saufi. Lo consiguieron en tres ocasiones claras que acabaron sin remates sobre la portería de Rodri. El Trival se obligó a jugar sin fallos en la zaga, tirando bien la línea de fuera de juego y con sus centrales Carlos y Aarón realizando un gran partido. Si el Real Madrid quería marcar tendría que sacar su fútbol para hacerlo, como ocurrió en la jugada de más peligro de la primera parte a cargo de Pablo Rodríguez con una gran desmarque y una vaselina que se iba a la derecha de la portería de Rodri. El primer acto terminaba con una cabalgada del lateral Villada que ponía el esférico para que Saufi rematara por encima del larguero.

Víctor Chamarro, entrenador del Trival rozó el pleno del partido preparado al que solo le faltó que alguna de las  contras encontraran el gol soñado. Por su parte, el entrenador del Juvenil B del Real Madrid, Álvaro Benito, confirmaba lo que ya sabía antes de saltar al terreno de juego, campo complicado, rival que no ostentaría ante su equipo el puesto que ocupa en la tabla clasificatoria.

La segunda parte comenzó con el Real Madrid asumiendo más riesgos en defensa pero ganando muchas más opciones en ataque, del miedo a fallar se pasó al miedo a no ganar y resultó más decisivo lo segundo. Marvin y Alexandru empezaban a aparecer en zonas de peligro, Iván y Simal a tener más presencia en el centro del campo y Carlos Algarra a ser el bombero que detenía los fogonazos a la contra del Trival. En el minuto 51 el Real Madrid roba el balón que le llega a Simal conduce con Marvin doblándole por la derecha, la defensa bascula a su izquierda porque el pase al jugador mallorquín era un puro grito… Simal nos cambia el guión, levanta la cabeza y envía el esférico en dirección contraria, antinatura, magistral pase que encuentra a Eneko Delgado en la banda izquierda solo para que haga un remate en plancha y coloque el balón muy lejos del alcance de Rodri. Un testarazo con colocación y con potencia realizado a muchos metros de  la portería del Trival.

El guión del partido no varió con el gol en contra para los locales, Víctor Chamarro y sus jugadores sabían que sus opciones seguían pasando por darle el balón al Madrid y robárselo, algo que estuvo a punto de suceder después de que el árbitro Daniel Sánchez no apreciara un claro penalti sobre Algarra que hubiera podido cerrar el encuentro a favor del Real Madrid.  Muelas tuvo la opción de batir a Adrián con un tiro dentro del área que bloqueó la defensa del Real Madrid evitando el empate del Trival. Adrián mantuvo su portería a cero a pesar de los balones al área que lanzaron los de Chamarro, impecable en el juego por arriba. Hubo más llegadas de los líderes pero la buena defensa de Aarón y Carlos impidieron la finalización y llevaron el marcador con 0-1 hasta el minuto 94. Jugadores derrumbados sobre el césped, los perdedores, brazos al cielo, los ganadores. Máximo esfuerzo y tensión de unos y otros en pos de sus objetivos, título y permanencia. El partido nos invitaba a pensar que el ganador sería el que lograra anotar la oportunidad que tuviera y así fue.

Quiero destacar que el Trival, en ningún momento dejó de pensar que podía puntuar ante un equipo que en la primera vuelta le ganó 7-0 y peleó hasta el final por conseguirlo. Del Real Madrid que sabiendo jugar con chaqué también lo sabe hacer cuando tiene que ponerse el mono trabajo. No solo jugar sino ganar.

Ficha del partido

Foto de portada:RMTV