Jª 3. RAYO CIUDAD ALCOBENDAS 2-1 C.D. DIOCESANO

El Rayo Alcobendas recupera la sonrisa en casa

Los locales consiguen sus segunda victoria consecutiva gracias a los goles de Carvajal y de Enrique

Cargando...

El equipo de Rubén Bullón recupera la sonrisa después del traspié en el primer partido de liga. No solo eso, sino que también vimos, por momentos, ese ADN que recordó al año pasado cuando ascendieron. El Diocesano continúa sin conocer la victoria en lo que va de campaña, y eso que jugaron con superioridad numérica durante más de una hora de juego por expulsión de Isma.

 
xxxxxxxxxx

Volvía el Rayo Alcobendas después de conseguir su primera victoria plácida de la temporada ante una Cruz Villanovense sin olfato de gol. Enfrente, estaba el equipo extremeño, a priori, muy similar en cuanto a nivel y con el mismo objetivo en mente, la permanencia. Por ello, los tres puntos de aquí son muy importantes para luego el final de campaña.

Desde el inicio del partido fue el conjunto local quien apostó por jugar con el cuero desde abajo, como hicieron el curso pasado y que buenos resultados les trajo, mientras que el conjunto rojillo presionaba en bloque alto. El Rayo Alcobendas dominaba llegando hasta línea de fondo pero no encontraba puerta. El Diocesano aguantó como pudo el arreón inicial.

El choque estaba siendo divertido y trepidante, pese a que solo le faltaban los goles. Rondando el primer cuarto de hora llegaron las ocasiones. La primera había que apuntarsela al equipo de Jorge Sánchez tras un fuerte disparo de Luis que tocó en algún defensor y el balón terminó cayendo en la madera. El equipo de casa respondió con un gran centro por la banda de Enrique para Manu que apenas llegó a rozarla. Estaba solo delante de la portería. 

Pocos minutos después, el colegiado del encuentro sacó la roja directa a Isma tras una entrada a destiempo. Un poco rigurosa pero el árbitro la debió ver muy clara porque no dudó en sacar la tarjeta. El míster local decidió seguir con los mismos jugadores. Solo hizo una variante que fue la de retrasar a Butra de defensa central, posición que ya es conocida para el mediocentro.

El hecho de jugar con uno menos motivó más a los franjiverdes en lugar de su rival, que poco a poco fue desapareciendo. De hecho, vieron como casi se adelantaba el contrincante por dos errores de falta de concentración. El primero tras un robo en salida y que Jacobo no logra batir al portero, y el segundo tras un gran jugada de Manu y que Carvajal no logra rematar por un pelo.

En la reanudación del choque, el guión del partido seguía siendo el mismo a como concluyó la primera mitad. El Rayo proponiendo y el Diocesano sin capacidad de reacción para poder sostener las embestidas del rival. Manu otra vez la tuvo con otra cabalgada, yéndose de tres jugadores. 

No obstante, para ver el primer gol tuvimos que esperar hasta el minuto 55 cuando Carvajal metió un golazo de falta directa. Que magistral disparo que dio primero al palo y luego se metió dentro de las mallas. El Rayo quería hacer más daño y aprovechó el momento para meter el segundo tanto gracias a un disparo de Enrique

Estaba sometido el conjunto local visitante que, jugando con un jugador más, apenas pisa el área contraria para crear peligro. Los de casa se dedicaron a temporizar el choque con posesiones largas y controlando el control del juego. Sin embargó, de la nada vieron reducida su distancia en el marcador con un gol de Daniel a falta de un minuto

En los últimos compases del partido, el equipo extremeño se volcó arriba con balones a la “olla'', pero sin encontrar petróleo en las pocas opciones que tuvieron. Merecida victoria de los locales ante su gente. 

 

FICHA TÉCNICA