Jª 27: Rayo Vallecano 4 - Getafe C.F. 1

El Rayo Vallecano empujado por el pichichi Cano vence al Getafe

Cargando...

En un partido muy movido en su primera mitad y con muchas penas máximas, el Rayo Vallecano se impuso al Getafe con el pichichi Cano a los mandos. Al gol inicial azulón de Bilal desde los 11 metros, respondió el centro-delantero logrando un hat-trick en 20 minutos. En la segunda, Rubén de Tomás no falló desde el punto fatídico, puso el definitivo 4-1 y liquidó el choque.

xxxxxxxxxx

Se abría el telón de nuevo en Vallecas en el horario habitual del sábado. Recibía el Rayo Vallecano al Getafe en un importante partido, pues se descontaba una jornada trascendental más de las cuatro que restaban. Para los franjirrojos era la oportunidad de desquitarse de la derrota ante el Leganés en su última visita, asegurar puntos ante la irregularidad foránea mostrada en sus últimos desplazamientos y colocarse en buena posición para la disputa de la Copa a la conclusión de la temporada regular. Para el conjunto que dirige Pablo "Momo", protagonista de la semana en el podcast semanal de PoblaFM "La Voz de DH5", se trataba de un paso definitivo tras el traspiés ante el Rayo Majadahonda para alejarse del peligro y disfrutar de la tranquilidad que supone jugar sin peligro de descenso.

Con estos antecedentes y ambiciones respectivas, echaba a rodar el balón en el césped artificial de la Ciudad Deportiva vallecana. El filial getafense salió bien plantado en el terreno de juego y en el minuto 4 ya tuvo un primer acercamiento en botas de Bilal. Para el Rayo, el mayor peligro en ese tramo inicial fue un despeje de la zaga azulona que pudo tener peligro para su propio arco. Tras ello, cuando se cumplía el minuto 10 el colegiado señaló por primera vez en el encuentro el punto de penalti por una mano de Castro tras un centro lateral. Bilal lo lanzó al centro, casi "a lo panenka", y que por poco Josete detiene tras rectificar su idea inicial. Los rayistas quisieron reaccionar con acciones de peligro, con un Aguirre muy activo y Rubén de Tomás, que lo intentó de cabeza. En el minuto 25 Cano consiguió la igualada con su primer tanto, tras rematar en el segundo palo un centro de Igor que se paseó por el área hasta su posición. En los siguientes minutos, las ocasiones no desequilibraron el marcador, aunque el mismo Cano llevaba peligro por los locales y Teddy o Mario conducían con peligro por campo rival. Doce minutos después del anterior, Cano ponía en ventaja a los suyos rematando un balón puesto a su llegada por Aguirre, que con gran mérito luchó por un balón en banda y creó la jugada. Con el Getafe tocado, al filo del intermedio se pitó penalti para los locales. Rubén de Tomás cogió la responsabilidad pero el meta Ruvira acertó con su lanzamiento. Sin embargo, en la jugada del rechace y en un fallo de concentración, un jugador de los visitantes la tocó con la mano y el balón se volvió a colocar a los 11 metros. Cano lo cogió decidido y esta vez el esférico acabó tocando las redes. 3-1, hat trick del pichichi de la DH5, y a la pausa tras una movida y trepidante primera mitad.

Tras el paso por vestuarios, se esperaba la reacción visitante y el Rayo mostrándose dispuesto a calmarla, como ya sucedió en el anterior partido frente al Unión Adarve. El Getafe volvió más intenso que en los compases finales del primer período, pero la defensa rayista se mostraba segura, con Jorge, Castro y Chumilla no rifando el balón. Pero todo ese intento por acercarse en el marcado se derrumbó tempranamente, en el minuto 57. Tras un buena jugada a la contra de los chicos de Ángel Dongil, Rubén de Tomás aprovechó un buen servicio desde la banda, dribló hábilmente al portero y cuando el balón iba a rebasar la línea, Teddy la sacó, pero haciendo uso de la mano como vió el árbitro. La expulsión y el cuarto penalti de la tarde era también claro. El 11 rayista quería festejar el tanto que se le había resisitido de una u otra forma y no erró en esta ocasión el lanzamiento. A partir de ese momento, en inferioridad numérica en jugadores y amplia también en el luminoso, y anímicamente tocado, el partido se pudo dar por cerrado. Tan sólo los cambios desde ese instante al final rompieron la monotonía del paso de los minutos, en los que también Molina, luchador como siempre en los minutos que disputa, pudo poner alguno más a favor en el desequilibrio que reinaba ya en el partido.

Con este triunfo, el Rayo Vallecano mantiene su margen con el Valladolid y depende de sí mismo para retener la tercera posición de la tabla. La lucha, el trabajo, las fuerzas y las ganas se centrarán por entrar en la Copa. El Getafe, con su puesto a mitad de tabla, buscará en su próximo encuentro los necesarios 3 puntos para no verse en combinaciones que le pongan en peligro de cara a las dos jornadas finales de esta temporada de DH5 que va poniendo su cierre según nos acercamos al mes de abril.