Jª 22 CD CANILLAS 2-4 REAL MADRID CF

El Real Madrid apaga fuegos en Canillas

Cargando...

El Real Madrid sale victorioso a cuatro: Mizzian (x2), Pulido y Moha hacen sumar tres puntos al conjunto de Poyantos. Por su parte el CD Canillas se queda casi con la miel en los labios al fallo de un penalti y saldando el encuentro con dos tantos de Héctor y Chaves

xxxxxxxxxx

Un derbi casi sin precedentes es lo que se ha vivido en la tarde de hoy en el 'Mini Highbury'. Al CD Canillas no se le acabó la gasolina pero tal vez debiera haber innovado y cambiarse al modelo eléctrico. Esa corriente, esa energía que sin duda ha caracterizado a un equipo juvenil del Real Madrid que se suma tres puntos y casi lidera la tabla.

La Liga en División de Honor está que arde. La energía corre por las venas de los juveniles y más aún en el día de hoy en que el CD Canillas se veía en un partido de vuelta ante uno de los líderes indiscutibles de la categoría.

Intensidad, esa ha sido la principal seña de identidad del equipo blanco –hoy negro-, desde que ha echado a rodar la bola sobre el terreno de juego, pero la cosa no quedaba ahí: el ‘Cani’  ha visto con Héctor, desde el minuto uno, la primera clara de ponerse por delante en un encuentro que se saldaba con un resultado de ensueño.

Si el césped se quemara podría decirse que el conjunto de Legazpi ha ‘echado fuego’.  Han sudado la camiseta como pocas veces se ha visto sobre el terreno de juego. Baeza la buscaba pero llegaba demasiado alta sobre un Bosco ansioso de verse, por vez primera, ante uno de los juveniles blancos. Sergio le ha seguido pero Aldudo lo ha tenido claro, iba demasiado baja, entre las piernas y parado.

Encuentro de nivel entre quien hace de cantera y aquel que es club convenido. Un espectáculo casi los primeros minutos sobre el campo madrileño, pero tampoco demasiado tiempo ha durado el marcador a cero. Apenas veinte minutos le han sido suficientes a Mizzian para hacerse con un doblete: una primera bola, bien puesta, una parábola casi perfecta desde la frontal y una segunda, salida de una jugada a la contra, con Alvarito atacando por la espalda, picadita, casi sin tocarla.

Una falta sobre Sergio ‘el Rubio’ dentro del área dejaba sobre el césped una de las ocasiones más esperadas: pelota al punto de penalti, Sergio se prepara y Aldudo va hacia su diestra, el del Canillas dispara y el vikingo directo a por ella. Ni se encabronaba la grada, el juego seguía; el Madrid iba dejando al Cani poco a poco asfixiado, casi agotado, pero al término del primer tiempo llegaba Pulido y de seguido Moha, casi extenuados llegaba el Mini Highbury al descanso con un (0-4).

La manera de atacar el balón del Canillas al inicio del segundo tiempo dejaba claro que no iba a quedarse en casa con los bolsillos vacíos ni los brazos cruzados. Si bien el conjunto de Poyatos venía siendo superior, el Cani no iba a quedarse atrás en sus ganas de golear: a Cerezo le llegaba el instante de gloria, comenzaba a tomar otro color el marcador local.

El equipo local aspiraba a una remontada, pero no le salió del todo bien la jugada; aparecía Chaves, con cuidado por la banda, tanto para los locales pero a poco lo intentaba Sergio, de nuevo el ‘canillero’ con incansables ganas, que casi la tuvo pero directa al segundo palo. Apurando los últimos minutos el equipo de Legazpi creía que podría seguir, aprovechar sus últimas oportunidades de acercarse a la portería desde un saque de córner, epro no fue así: el resultado de (2-4) deja sin duda un buen sabor de boca a los madrileños que hacen balance del de hoy uno de sus mejores encuentros.

 

Ficha Técnica:

Foto: CD Canillas