Jª 1.- Real Valladolid 2-0 Cultural Leonesa

El Real Valladolid comienza con buen pie frente a la Cultural Leonesa

Un gol al inicio y otro al final dieron cuenta de los recién ascendidos en Los Anexos

Cargando...

Adrián Álvarez y Toper, los dos debutantes en la categoría, permitieron a los blanquivioletas sumar sus tres primeros puntos del curso.

xxxxxxxxxx

Un derbi inauguraba la atípica temporada en Los Anexos, a puerta cerrada pero con gente apostada en la valla que delimita el campo y, por tanto, aun así, con público. Servía el choque para ver a la Cultural Leonesa en División de Honor, después del extraño ascenso conseguido la pasada campaña, detenida por la COVID. Demostró el cuadro de Israel Martínez que le apetece el reto, aunque enfrente tuvo a un Real Valladolid que mandó en el juego y en el marcador, a las órdenes de una estrella que también se estrenaba: el brasileño Julio Baptista.

La puesta en escena de los blanquivioletas fue estimulante, con cuatro futbolistas de 2003 en el once titular, Aceves, Maroto, Dani Díez y Adrián Álvarez, y con tres de ellos siendo importantes en el inicio. Pronto, a los seis minutos, Dani Díez fabricó las dos primeras ocasiones, repelidas las dos por la defensa. Apenas transcurrieron cinco minutos más cuando un leonés, el mencionado Adrián Álvarez, inauguró el marcador. Diego Moreno corrió la banda, se apoyó en Isailovic y este se la dio al goleador, que ajustó un toque sutil que se coló a la derecha de Mario.

El comienzo prometedor se produjo a pesar de los intentos de la Cultural de incomodar la posesión de balón del Pucela, que poco a poco se creció y dominó con más rotundidad, salvo en el último tercio de campo, que pisaba pero sin ser capaz de ser preciso bien en el último pase o bien en la ejecución. Con Adrián Álvarez desatado entre líneas y Castri y Dani Díez corriendo por fuera, solo el desacierto en los últimos metros impidió ver más goles en el primer periodo.

Castri tuvo la más clara para hacer el segundo y la Cultural pudo empatar a la salida de un córner, única manera que encontró de llevar peligro a la portería de Aceves. Iker González y Maroto ganaban la partida a Junior y Diego, y Rayan, muy firme en defensa y solvente en la asociación, sobre todo en largo, hacía lo propio con Garci. Con todo la sensación al descanso fue de que la ventaja era demasiado corta para lo bien que habían comenzado los blanquivioletas, a pesar de que los culturalistas mostraban también una cara competitiva.

Isailovic pudo ampliar distancias en el arranque del segundo periodo, después de una larga jugada, en la que el Real Valladolid mostró paciencia y personalidad para dar muchos toques antes de finalizar la acción. De ese rasgo, la personalidad, hizo gala durante todo el encuentro, puesto que si bien pronto Baptista apostó por un 4-1-4-1 y por permitir al rival que tuviera más el balón, la iniciativa seguía siendo, sobre todo, de los locales, por lo menos en términos de aplomo y de peligro.

En todo caso, la Cultural fue creciendo, apoyada sobre Junior e intentando percutir por la banda de Sanali, que no fue capaz de ganar la partida a Diego Moreno. De esta manera, solo en otro córner pudo llegar el empate, algo que Adrián Gómez evitó bien colocado estando bajo los palos. Los minutos fueron pasando y los leoneses pisaban más terreno rival, dando la sensación de que el partido moriría ahí. En otro saque de esquina, en la última jugada, el Pucela salió rápido al contragolpe y Toper sentenció, dejando en Valladolid los tres primeros puntos y en su rival, seguramente, unas sensaciones algo peores de cómo jugaron, ya que fueron competitivos hasta el final, aun siendo inferiores.

* Foto: Real Valladolid

Ficha técnica