Jª 32.- Real Valladolid 2-1 CD Leganés

El Real Valladolid domina y gana al Leganés

Los blanquivioletas vencieron en casa por dos goles a uno en un partido que controlaron en todo momento y en el que el resultado pudo ser más abultado

Cargando...

Crónica de Pablo Marcos Baz

xxxxxxxxxx

Real Valladolid y Leganés se enfrentaban en los Anexos del José Zorrilla, un duelo que, al menos sobre el papel, daba la sensación de que iba a estar igualado. No obstante, en el campo los locales fueron muy superiores a su rival, y se hicieron con una victoria por dos goles a uno. La ventaja pudo ser mucho mayor, pero las grandes intervenciones de Alvin evitaron un mal mayor para los suyos.

El encuentro ya comenzó con un Real Valladolid dominador. Los de Borja Fernández salieron al terreno de juego con la idea de mantener la posesión y controlar el juego. No se habían cumplido los primeros cinco minutos de partido y los blanquivioletas ya pudieron ponerse por delante con una gran ocasión de Canario, que tras un centro lateral se sacó un bonito remate de tacón que obligó a Alvin a estirarse para evitar el tanto, sería la primera de las buenas intervenciones del guardameta pepinero.

A pesar de esta oportunidad temprana, el Real Valladolid tardó en gozar de más. Los visitantes mostraron un juego muy defensivo y plantaron una muralla de, en ocasiones, hasta seis jugadores en su línea defensiva. Por tanto, al Pucela le costaba penetrar a través de centros o de un último pase. No obstante, cuando el Leganés recuperaba, apenas era capaz de sobrepasar la línea del centro del campo con el balón controlado. Las ocasiones claras no llegaron hasta pasado el ecuador de la primera mitad. Adri Álvarez tuvo dos prácticamente seguidas para abrir el marcador, pero Alvin volvió a evitar momentáneamente el gol. No obstante, en su segunda intervención envió el balón a saque de esquina y fue entonces cuando por fin llegó el primero de los locales, gracias a un buen remate de Frimpong.

Tras abrirse el marcador, parecía que también lo iba a hacer el partido y que el Leganés iba dar un paso adelante, ya que se lanzó rápidamente a buscar el empate y estuvo a punto de conseguirlo en una gran ocasión que acabó marchándose por encima del travesaño. No obstante, fue un espejismo. De nuevo el Real Valladolid se hizo con las riendas del partido y el conjunto madrileño volvió a encerrarse atrás. Los locales buscaron aumentar su renta antes del descanso, Chuki y Frimpong probaron suerte desde el borde del área, pero ambos se encontraron de nuevo con Alvin, que evitó que el resultado fuera más abultado al término del primer acto.

El paso por los vestuarios no cambió demasiado lo que se vio al final de la primera parte. No pasaron ni cinco minutos cuando el Real Valladolid puso tierra de por medio, Chuki fue derribado dentro del área y Maroto se encargó de convertir el penalti engañando al portero. El Leganés no parecía reaccionar fue casi un milagro que no llegase el tercero blanquivioleta en los minutos posteriores al segundo. Adri Álvarez estuvo a punto de conseguirlo tras una diagonal hacia dentro y un gran golpeo desde fuera del área, pero el tiro se estrelló en el larguero. Chuki tuvo otras dos oportunidades que desaprovechó, en la primera tiró un desmarque a la espalda de los centrales, se quedó mano a mano con Alvin e intentó regatearlo, pero sin éxito. Poco después, Garri se recorrió toda la banda y puso un pase atrás perfecto para el extremo que, con el guardameta ya vencido, mandó el balón por encima de la portería rival.

Tras el vendaval de ocasiones blanquivioletas, el partido se tranquilizó. El conjunto pepinero comenzó a tener más el balón, pero esa posesión no se traducía en peligro. Con todo, el Leganés tuvo la oportunidad de marcar. Tras una mano dentro del área, el colegiado señaló penalti, pero Fred adivinó hacia dónde lo iba a lanzar Ro y detuvo el esférico. A falta de cinco minutos, Guirao recortó distancias con un gran cabezazo al centro de Ro, pero solamente sirvió para maquillar el resultado.