Jª 2.- Real Valladolid 1-0 Gimnástica Segoviana

El Real Valladolid se lleva un derbi abierto

Un gol de Canario permite a los de Borja Fernández conseguir su segundo triunfo en dos partidos

Cargando...

La Gimnástica Segoviana obligó a los locales a trabajarse los tres puntos, aunque su voluntad no se convirtió en un número alto de ocasiones

xxxxxxxxxx

El Real Valladolid se llevó los tres puntos frente a la Gimnástica Segoviana en un derbi abierto, en el que el cuadro pucelano mandó más, aunque no siempre ni con la rotundidad suficiente como para conseguir una victoria más holgada. Un solitario gol de Canario superado el ecuador del primer tiempo fue suficiente para que llegase el segundo triunfo de la 'era Borja' ante un voluntarioso conjunto visitante, que, pese a intentarlo, no tuvo un número alto de ocasiones.

Una transición que la Segoviana no pudo culminar fue la primera aproximación del encuentro. La primera ocasión real de peligro fue por parte de los blanquivioletas, con un disparo de Sergio Esteban tras una buena combinación liderada por Canito. Apenas habían transcurrido diez minutos y los roles estaban claro: los locales tenían el cuero y los visitantes cerraban espacios y buscaban contragolpear.

Canario tuvo una clara ocasión en una acción a balón parado, que remató alto solo en el punto de penalti. Sería precisamente el 'nueve' quien inauguraría el marcador, al aprovechar una indecisión entre Oliva y Diego Alonso, que chocaron en la frontal, para enviar a puerta vacía el balón a las mallas, tras un gran balón de Torres desde la cueva. El tanto asentó el mando de los de Borja Fernández, que monopolizaron el cuero hasta el descanso.

Entretanto, el conjunto gimnástico dio un pequeño susto con una pugna ganada por Alexis a Fresneda, que se convirtió en un centro cortado por el internacional Torres. El capitán vallisoletano jerarquizó su zona y secó a Tijera y a Muñoz. Además, subió en varias ocasiones a tratar de ejecutar acciones a pelota parada, de las cuales culminó dos en la primera mitad, aunque sin claridad como para ampliar la ventaja de los suyos.

Una buena jugada por el sector derecho en los primeros compases del segundo periodo lo remató Tijera de tacón, aunque manso a las manos de Casillas. Fue por ese lado por el que intentó crecer con Arranz los minutos previos a su sustitución. Aun sin él, los segovianos insistieron por ahí, aunque las oportunidades para el empate no terminaban de llegar. La más clara la tuvo en un testarazo Hugo Marcos en el minuto 56.

El Real Valladolid no acabó ni de desequilibrar del todo la balanza ni de dormir el partido, que siguió abierto también mediante acercamientos suyos a las inmediaciones de Oliva, aunque sin excesivo peligro. Cayó así el choque en la indeterminación, aunque Borja pobló el campo de centrocampistas a fin de recobrar el dominio. Curiosamente, con ello activó a Garri, que se encontró con un pasillo en la izquierda que casi le permite hacer el 2-0.

No en vano, los pucelanos terminaron el choque pisando más el terreno de juego de los segovianos. Fruto de ello, y de un buen envío de Miguel, Dani Diez se encontró con el palo y Ulloa, a continuación, disparó fuera con todo de cara. Si los azulgranas tenían fuerzas para un último apretón, esos centrocampistas blanquivioletas lo neutralizaron, teniendo el esférico y viviendo lejos de su arco, lo que les permitió sumar en el derbi su segunda victoria de la temporada.

 

* Foto: Real Valladolid