Jª 10.- Real Valladolid 2-1 Burgos CF

El Real Valladolid se lleva un nuevo derbi

El conjunto blanquivioleta aprovechó dos chispazos en la primera mitad para vencer al Burgos

Cargando...

Los naranjas se metieron en el partido merced a un penalti por mano después de que los locales no fueran capaces de cerrar el encuentro

xxxxxxxxxx

El Real Valladolid venció en un nuevo derbi, que le proyecta hacia las tres victorias consecutivas, después de doblegar a un Burgos CF inferior, que, sin embargo, se vio con el ánimo suficiente en el segundo periodo como para intentar levantar la desventaja de dos goles y meterse en el partido. Los locales no fueron capaces de cerrarlo, pese a las ocasiones, y se encontraron con el último resuello de un rival combativo.

Los blanquivioletas llegaron en un par de ocasiones en los diez primeros minutos, finalizando jugada por mediación de Sergi Esteban y de Álvaro, sin fortuna en el remate. El dominio era local, aunque un tanto yermo, debido a que los burgaleses cedieron la posesión y terreno, quedándose a menudo en su mitad. Lograban así que no tuvieran demasiada profundidad el Pucela, pero cuando la tuvo fue letal.

Garri galopó por la izquierda hasta la línea de cal en el ecuador de ese primer tiempo y colocó un buen centro al corazón del área, donde Sergi Esteban cabeceó a la red tras un buen salto en vertical. Omar pudo replicar pronto, apenas cien segundos después, dado que el aire favoreció un envío en largo a la espalda de la zaga que le plantó delante de Casillas, quien detuvo abajo con reflejos.

En un pispás, los de Borja Fernández vieron doblada la ventaja debido a una mala acción defensiva de los pupilos de Alejandro Robles. Una mala entrega dirigida a Miguel cogió a este descolocado, lo que llevó el balón en dirección a portería, y aunque Saúl trató de despejarlo, lo hizo hacia el cuerpo del portero consumando el gol en propia, que castigaba al cuadro naranja.

La distancia en el marcador la marcó también en el juego, liberando al Real Valladolid a la hora de desplegar uno ofensivo y de calidad. Así, estuvo cerca de hacer el tercero, que rondaron Álvaro y Adri Álvarez con sendos disparos a la madera antes del descanso. Cerca de la hora de partido, Miguel hizo un paradón a Sergi Esteban, que remató de nuevo de cabeza a centro de Fresneda, y pareció despertar al Burgos.

Elevaron líneas de presión los visitantes y llevaron el balón en una de estas hacia Karika, que salió en el descanso, y lanzó un eslalon que terminó con un remate al palo, cuyo rechazo, de Jaime, evitó Joan debajo de los palos. Pareció abrirse el choque, pero lo hizo hacia la indeterminación; los vallisoletanos seguían queriendo que el dominio fuera suyo, pero no acababan de ser superiores, y los burgaleses metieron un puntito más de intensidad.

Daba la sensación de que les faltaban recursos y fortuna para acercarse en el resultado y darle intriga al cuarto de hora final, aunque el arrojo y rondar el área les permitió hacerlo merced a un penalti por mano de Joan que materializó Omar. Por si fuera poco, el aire empezó (si no lo hacía ya) a jugar varias malas pasadas al cuadro local, cuya incapacidad para cerrar el marcador le llevó a los nervios.

Se los desasió en el último suspiro, en el que al combativo Burgos le faltaron fuerzas para seguir adentrándose en campo rival en busca del empate. De esta forma, el Real Valladolid acabó llevándose un nuevo derbi, de nuevo un tanto apurado, tras doblegar a la Cultural Leonesa, lo que le supone alcanzar las tres victorias de modo consecutivo y, los blanquinegros, seguir sin vencer desde la jornada cuatro.

* Foto: Real Valladolid