Jª 25.- Aravaca - Real Valladolid (domingo, 16h., Antonio Sanfiz)

El Sanfiz puede marcar la calma

Un triunfo del Aravaca sobre el Real Valladolid dejaría a los locales a tiro de piedra de la salvación

Cargando...

Aunque lejos de la tercera plaza, los blanquivioletas no quieren descomprimirse y sí seguir compitiendo como hasta ahora

xxxxxxxxxx

La permanencia del Aravaca, como la de tantos otros equipos inmersos en la pugna por la salvación, se encuentra en su casa. Y puede comenzar este domingo a partir de las 16:00 horas, ante un Real Valladolid al que le queda poco más que el orgullo por jugarse, toda vez que se encuentra lejos de la tercera plaza y con un buen colchón sobre el quinto. No obstante, querrá Javier Baraja que sus pupilos muestren una buena cara y no se la pierdan a la competición en las jornadas restantes, por más que indirectamente se vea inmerso en otras peleas.

El cuadro arlequinado no tendrá una empresa fácil en los vallisoletanos, pero, a pesar de las cinco derrotas cosechadas, ya sabe lo que es hacerse fuerte en el Antonio Sanfiz, donde el Pucela venció el año pasado, pero también donde ha caído por dos años consecutivos el Real Madrid. Así, su competitividad debe parecerse más a la del partido en el que golearon al Almendralejo que a la última goleada encajada previa al parón, cuando el propio conjunto merengue les endosó nueve goles a domicilio. Y es que los cuatro puntos de renta sobre el descenso pueden no ser suficientes si se duermen, motivo de más para tratar de esgrimir su mejor versión ante un duro rival.

Porque los blanquivioletas llegarán a su casa con el recuerdo de aquel triunfo del año pasado y con dos premisas claras: deben mejorar la imagen del día del Almendralejo, encuentro en el que golearon pero del que su técnico salió visiblemente molesto por la falta de intensidad, y aquellos que estuvieron con la selección de Castilla y León en la II Fase del Campeonato de España han de continuar con el nivel competitivo alto que esgrimieron en dicha cita mientras el resto de sus compañeros descansaban. Seguir siendo el cuarto mejor foráneo y aguardando el milagro de los tropiezos del Rayo para quizá volver a optar al tercer puesto de ello depende.