Jª 15. ARAVACA C.F. 0-3 REAL VALLADOLID

El Valladolid cierra la primera vuelta con un triunfo contundente

Cargando...

Amoah, Slavy y Torres anotaron en la segunda mitad para afianzarse en la tercera posición. El Aravaca hizo una primera parte seria, pero no le salió nada en la segunda

xxxxxxxxxx

Quesos de la Huz 1200 200

La primera vuelta de la DH5, la categoría más emocionante y disputada, tocaba a su fin. Dos equipos pertenecientes a dos mundos diferentes llegaban a la jornada 15 separados por un solo punto, algo que solo es posible en esta competición.

El Valladolid tuvo los primeros acercamientos con peligro. Desde la esquina, Adrián Carrión intentó una genialidad que, de haber salido bien, hubiera sido el mejor gol de la jornada. El extremo derecho intentó marcar un gol olímpico, si bien el esférico cogió un efecto mayor del esperado. Dos minutos después y desde el otro lado, Maroto botó un córner al palo corto que encontró a Castri como rematador, pero su remate no cogió portería.

Respondió el Aravaca por medio de Gómez, que aprovechó un barullo en el área del Valladolid para rematar a gol, aunque un defensor metió el pie a tiempo para desviar a córner el chut. Cinco minutos después, llegó la mejor ocasión del partido para los arlequinados. Mariete filtró un pase para Manu que, con la habilidad que le caracteriza, dribló a Jesús y se plantó solo frente a Maxi. En el mano a mano, el delantero del Aravaca no pudo anotar.

El impecable marcaje individual de Rubén a Slavy y las dimensiones del Sanfiz obligaron al Valladolid a mover ficha. Iker y Casado adelantaron sus posiciones para aprovechar más aún su proyección ofensiva, llegando a jugar casi a la altura de Carrión y Castri. De las botas de los laterales salieron dos envíos rasos muy peligrosos. El primero de ellos, centrado por Casado, llegó a Slavy, que remató en dos ocasiones y en ambas un zaguero bloqueó el disparo. La segunda vez, fue Iker el que llegó a línea de fondo y Rubén, tratando de despejar, remató hacia su portería sin llegar a marcarse en propia.

Iker (Valladolid) dispuesto a sacar de banda

El 0-0 al descanso era positivo para los locales, que habían sufrido menos de lo esperado y que se mostraron muy serios en defensa. Sin embargo, el Valladolid se adelantó en el marcador, aumentó su renta y sentenció el partido en apenas 25 minutos. Todavía con 0-0, Mariete sacó un córner que remató sin oposición Víctor Barco. El central arlequinado no esperaba encontrarse tan solo y el balón salió por encima del larguero. Mario Muñoz buscó el 1-0 con un disparo lejano, pero no tuvo fortuna.

En una falta lejana, llegó el 0-1. Maroto la puso al área, Amoah estiró la pierna para recoger un rechace y logró marcar. El equipo blanquivioleta celebró con rabia el tanto, conscientes de la importancia de obtener los tres puntos. Al Aravaca no le dio tiempo a asimilar el gol encajado; Slavy se encargó de ello. El ariete del Valladolid sacó una nueva falta lejana, chutó con mucha potencia y el balón rebotó en la barrera, cambiando totalmente la trayectoria y despistando a Jacobo. Era el 0-2 y el encuentro estaba muy de cara para los muchachos de Ricardo López.

El Aravaca se vio obligado a arriesgar en busca de un gol para recortar distancias. Los arlequinados tuvieron que desatender la parcela defensiva y el Valladolid aprovechó para salir a la contra con la velocidad de sus atacantes. En uno de esos contraataques, Torres marcó el definitivo 0-3. Slavy recuperó un balón en el centro del campo, condujo hasta la frontal del área del Aravaca y asistió a Torres, que solo tuvo que definir ante la salida de Jacobo.

Ya en el descuento, los arlequinados estuvieron muy cerca de hacer el 1-3. Javi se metió entre dos defensores y le pasó el balón a Mario Muñoz, que le pegó al balón con violencia. Maxi no titubeó y atrapó el disparo para mantener su portería a cero.

La semana que viene, el Valladolid recibirá al Pinto, mientras que el Aravaca jugará en casa frente al Móstoles URJC. 

Ficha técnica