Jª9. ARAVACA C.F. 2-1 REAL MADRID C.F.

Esto es el Antonio Sanfiz

Cargando...

Una actuación extraordinaria de todo el equipo de Óscar Martos desató la locura en el estadio del Aravaca. La histórica victoria llegó gracias a los goles de los centrales Alejandro Aranda y José Elo

xxxxxxxxxx

A veces se dan situaciones en el fútbol que nadie creía posibles. El clima, con esa lluvia que crea un ambiente mágico en los campos de fútbol, junto al apoyo de la grada, invitaban a que el Aravaca podría sorprender al Real Madrid.

Pedro Ruiz fue el primer gran protagonista del partido. En los primeros cinco minutos fue capaz de marcar un gol, anulado por fuera de juego, y de ser expulsado tras propinar un codazo a Alejandro Aranda. El Real Madrid tuvo que afrontar 85 minutos de partido en desventaja y sin su mayor referencia ofensiva.

El Aravaca solo necesitó una ocasión de gol para adelantarse en el marcador. Álex Moreno fue el más listo de la clase al tirar por fuera de la barrera una falta desde la frontal del área. Altube solo pudo acertar a despejar el envío y ahí apareció la figura de Aranda. El central arlequinado se lanzó con todo a empujar el balón y consiguió marcar. La grada del Antonio Sanfiz tembló más que nunca al ver a su equipo por delante en el marcador. 

Pudo igualar el encuentro Miguel Baeza, el madridista que más brilló en el gris partido de su equipo. El mediocentro sacó a relucir el guante que tiene en el pie izquierdo para estrellar en la madera una falta cercana a la portería arlequinada.  

Jordi Estapé lucha por la posición con un defensa del Real Madrid

No hubo muchas más ocasiones de gol en la primera mitad, pero sí hubo una demostración de valor, de garra y de orgullo por parte del Aravaca. Los chicos de Óscar Martos fueron capaces de neutralizar el juego de una de las canteras más exitosas de Europa. El apoyo de su afición fue también uno de los factores clave en la consecución de la victoria. 

Evidentemente, el Real Madrid no se iba a rendir con tanta facilidad. Antonio Blanco de cabeza y Baeza desde el interior del área trataron de recortar distancias antes del descanso. Víctor, debutante en la portería, se mostró muy seguro en todas las llegadas del equipo blanco y dejó varias paradas de mérito.

En la segunda mitad, Elo condujo a su equipo al éxtasis. El central remató al segundo palo un córner botado por el incansable Camilo para aumentar la ventaja en el electrónico. La chapa que cubre la grada del Sanfiz temblaba por los golpes de la afición local, que veía más que posible ganar al Madrid. 

El 2-1 también llegó a balón parado. Moha transformó con mucha habilidad una falta lejana para buscar la remontada. Sin embargo, el Aravaca no se amedrentó. Los arlequinados llevaron el partido a su terreno, desquiciando y sacando del partido a los pupilos de Dani Poyatos. Los jugadores del Aravaca tenían claro que para sacar algo positivo, debían hacer un partido perfecto en lo futbolístico y en lo psicológico. 

Si Algarra volvía a reventar el palo con un disparo desde 30 metros, Jordi Estapé estuvo a punto de marcar el 3-1. El ‘10’ del Aravaca forzó el error de la defensa madridista y se quedó mano a mano con Altube. Por una vez, el capitán arlequinado no pudo convertir una oportunidad de las que no suele perdonar.   

En los últimos minutos, las ocasiones del Real Madrid llegaron más por acumulación de jugadores en campo rival que por buen juego. Ni a balón parado ni con tiros lejanos pudieron evitar la primera derrota de la temporada en todas las competiciones. 


Con el pitido final del árbitro, la alegría inundó el Antonio Sanfiz. Algunos estaban visiblemente emocionados, otros se mostraban exultantes. Lo que quedó claro es que el Aravaca hizo historia a costa de uno de los candidatos a llevarse el título liguero. 

 

Ficha técnica

Ficha técnica