Fran Segura es delantero en el Getafe de División de Honor juvenil

Cuando destacas por tu mentalidad ganadora

Cargando...

Una semana más, seguimos con la ronda de presentaciones en el Getafe CF de División de Honor. Hoy os presento a Segura, delantero del equipo, cuyo principal punto fuerte es su mentalidad ganadora y su propósito de saltar al campo para luchar siempre por la victoria. Sueña con dedicarse al fútbol de manera profesional y llegar a jugar en Primera División.

xxxxxxxxxx

Fue su amor por el fútbol y todo lo que le hacía sentir lo que le animó a dedicarse a este deporte de una más seria. Después de pasar por el Rayo Vallecano en su época de benjamín y alevín, estuvo en el San Fernando y, finalmente, llegó al Getafe en infantil y cadete, donde juega desde entonces. 

Fran Segura, nuestro protagonista de hoy, es delantero en el Getafe de la División de Honor juvenil. Actualmente estudia un grado superior en Telecomunicaciones. Disfruta viendo partidos tanto de fútbol como de baloncesto. Aunque el deporte rey es su vida y sueña, en un futuro, con dedicarse a algo relacionado con el fútbol. 

No todo el mundo es capaz de dedicarse a este deporte, por todo lo que supone y, sobre todo, por todo lo que exige. Para Segura, la alimentación, el descanso, el trabajo y la constancia deben ser cuatro pilares fundamentales en la vida de todo buen futbolista, ya que las cosas no llegan caídas del cielo, hay que trabajárselas y ser constante con el esfuerzo y el trabajo que supone llegar a lo más alto. 

Habitualmente con el dorsal 10 a la espalda cada fin de semana, Fran Segura ha aprendido que una de las cosas más importantes para alguien que se dedica de manera habitual al fútbol es la regularidad, es decir, ser consciente de que hay que llevar una rutina tanto de entrenamientos como de alimentación.

En un deporte que hizo llegar a lo más alto a gente como Messi o Cristiano Ronaldo, el delantero azulón admira a Ronaldinho por su forma de entender el fútbol y de jugar pero es del astro portugués de quien destacaría su comportamiento fuera de los terrenos de juego. 

A lo largo de todos los años que lleva dedicándose al fútbol, Segu, como le llaman sus amigos y compañeros de vestuario, ha experimentado gran cantidad de cambios, tanto mentales como físicos, pero ha sido esta temporada cuando ha aprendido a tratar de transmitir tranquilidad y a tener una mentalidad ganadora, ya que la victoria es lo que hace crecer a un futbolista, tanto de manera individual como a nivel de equipo. 

Fuera del terreno de juego es una persona extremadamente familiar, le gusta pasar tiempo con la gente a la que quiere, pero también invierte gran parte de su tiempo preparándose en el gimnasio o saliendo con sus amigos, algunos de ellos compañeros de vestuario esta temporada. 

Toda persona que se dedique al fútbol o que le guste este deporte tiene algún momento grabado a fuego en la memoria como parte de las cosas más importantes que recuerda de este deporte. Y Segura no iba a ser menos. Su mejor recuerdo en el mundo de fútbol se remonta al 11 de julio de 2010 en el Estadio Soccer City de Johannesburgo, cuando España se proclamó campeona del mundo en la final frente a Holanda

No es mucho de dedicar un gol cuando consigue que el esférico entre en la portería rival pero no hay duda de que, si lo hiciera, la dedicatoria iría dirigida a sus padres o a su hermana, que son las personas más importantes de su vida y los que están a su lado en todo momento. 

Cualquiera que le conozca sabe que, para Segura, pertenecer al Getafe supone un gran privilegio a la vez que una gran responsabilidad, ya que se trata de un club con estructura de primera división y tiene que trabajar muy duro porque, quién sabe, quizá algún día pueda colarse en el filial o, incluso, en el primer equipo. 

No tiene manías a la hora de prepararse para salir al terreno de juego, pero sí que es cierto que el 10 azulón escucha música flamenca, que le ayuda a meterse en la dinámica del partido, y siempre salta al campo el último, por detrás de Héctor.

No ha sido una primera parte de la temporada fácil para el equipo ya que han sufrido la lesión de varios compañeros importantes dentro del vestuario porque, sí señores, en este vestuario todo se sufre y se pasa en conjunto. Si buscan la palabra equipo en el diccionario, no tengo ninguna duda de que aparecería la foto de estos chicos.  A pesar de las adversidades vividas, van a afrontar el último tercio de la temporada con ilusión y tratar de terminar el año afianzándose en la cuarta plaza de la clasificación y conseguir el mayor número posible de victorias que, al final, es lo más importante. 

Recibir una llamada de teléfono para subir con el filial del equipo azulón sería una de las mejores noticias para cualquiera de los chicos del Getafe de División de Honor que luchan día a día por crecer en el mundo del fútbol, pero Segura ahora mismo está centrado en su equipo y en sus compañeros, y su objetivo más inmediato es conseguir todo lo posible con ellos esta temporada. Aunque sí que es cierto que, como la mayoría, sueña con llegar algún día a jugar en un equipo de primera división. 

Forma parte de un vestuario que, como él mismo dice a los que le rodean, es el mejor en el que ha estado por el ambiente con compañeros y cuerpo técnico tanto dentro como fuera del campo. Ganar es lo que todos quieren de cara al final de temporada, pero no serán las victorias lo que se lleve en la memoria Segura esta temporada, sino las personas y amigos que ha podido conocer. 

Un vestuario a las órdenes de Iván Ruiz, un entrenador que dice las cosas a la cara a todos sus chicos, porque es como verdaderamente se aprende, y al que el 10 azulón considera un referente, ya que es una de las personas que mantiene vivo el fútbol y su esencia. 

Segura sueña con poder dedicarse al fútbol de manera profesional. Un deporte que ama y con el que disfruta jugando, para poder demostrar de lo que verdaderamente está hecho.