25ª - CD Diocesano - R. Valladolid (sábado, 16:00 horas, M. Sánchez Delgado)

Ganar o estancarse

CD Diocesano y Real Valladolid se enfrentan en el Manuel Sánchez Delgado este sábado a las 16:00 horas

Cargando...

Extremeños y vallisoletanos parten con la misma idea de que un triunfo les permita seguir mirando hacia arriba

xxxxxxxxxx

Después del parón obligado por la disputa de la II Fase del Campeonato de España de selecciones regionales, CD Diocesano y Real Valladolid se enfrentan este sábado a partir de las 16:00 horas en el Manuel Sánchez Delgado con la idea de obtener un triunfo que permita a quien lo logre mirar hacia arriba, mientras que si alguno de los dos pierde se quedaría estancado en la tabla, algo que principalmente los vallisoletanos no desean que suceda.

Con diez puntos de renta sobre los puestos de descenso, el conjunto de Adolfo Senso aparece instalado en la mitad de la tabla con 33 unidades. Aunque nunca llegó a coquetear de manera descarada con esas posiciones de abajo, es en las últimas jornadas en la que se ha terminado de destacar, hasta el punto de llegar a este envite con tres victorias seguidas y cuatro en los últimos cinco encuentros disputados. Es esta buena racha la que le ha llevado a asomarse a la pugna por la quinta plaza que hoy ostentan los blanquivioletas y que está a cuatro puntos.

En los doce partidos que han disputado en casa los extremeños han mostrado cierta bipolaridad, toda vez que han ganado la mitad y han dejado de hacerlo en el resto de envites, cosechando un empate y cinco derrotas. Pero tres de esos cuatro triunfos citados han sido ejerciendo de locales, y de manera consecutiva, ante Alcobendas, Aravaca y Fútbol Peña (este último, no sin sufrimiento), por lo que los colegiales querrán agarrarse a esta racha reciente para doblegar a un rival que, por otra parte, no termina de arrancar cuando sale de Valladolid.

Y es que los chicos de Víctor Fernández siguen sin acumular más que una victoria como visitantes, la lograda en su segunda salida de la temporada en casa del Atlético Casarrubuelos. Desde entonces han llegado a cosechar varios empates y a mejorar su cara con respecto a las primeras salidas, salvo en la última contra el Atlético de Madrid. Con el infausto recuerdo del cuatro a uno en el Cerro partirán hacia tierras extremeñas, no con el temor de repetir aquello, sino con las ganas de resarcirse y de continuar metidos en la pelea por la cuarta posición, que se encuentra a cuatro puntos.

Como ya viene siendo un habitual, el entrenador blanquivioleta no podrá disponer de dos piezas que fueron básicas en el arranque del curso, como son Apa y Sali, ya fijos con el filial hasta el punto de que el centra ghanés ha sido renovado en los últimos días hasta 2021 por la entidad que mora en la Avenida Mundial 82. No será excusa: el objetivo de los pucelanos es seguir creciendo, a poder ser, a través de un resultado positivo que querrá evitar el Diocesanos.