Jª 14.- Getafe - Real Valladolid (domingo, 12 h., Ciudad Deportiva del Getafe)

Getafe y Real Valladolid buscan dar un golpe de poder

Momo se estrena como local en el banquillo azulón frente a un rival enrachado

Cargando...

Pese a la situación actual del cuadro getafense, Javi Baraja no quiere confianzas en los blanquivioletas

xxxxxxxxxx

Getafe y Real Valladolid pugnaron la temporada pasada hasta los estertores del Grupo V de la División de Honor por ser 'el primero de los mortales', por ocupar una cuarta y meritoria posición que hoy ostentan los blanquivioletas y de la que los azulones están lejos. Eran otros tiempos en los que peleaban por ese primer puesto de 'la otra liga', lo cual no es óbice para pensar que el encuentro de este domingo (12:00 horas, Ciudad Deportiva del Getafe) será intenso y competido.

No pudo tener el mejor de los estrenos Pablo Fernández 'Momo' en el cuadro getafense la pasada semana. La dura derrota ante el colista dejó a sus pupilos en una situación comprometida, con solo un punto de margen sobre los puestos de descenso y mucho que trabajar para aupar a un conjunto deprimido al menos en lo que se refiere a la clasificación. Aunque la ilusión es toda para revertir ese momento, tal y como confirma el técnico antes de su debut como local a Pobla FM: "Veo con ilusión a los chicos. No están muertos; creen que es posible revertir esta situación".

La segunda premisa, que "no están muertos" la repite el entrenador a sabiendas de la dificultad que entrañará el próximo rival. "Creo que no será un partido fácil, pero vamos a ir con todo y a hacer lo posible por dejar los tres puntos en casa", comenta un Momo que no tendrá bajas, lo cual ayudará a presentar el mejor once posible con el fin de intentar acabar con la mala racha actual, después de tres derrotas consecutivas y de haber sumado solo tres puntos de los últimos quince.

A buen seguro el míster azulón no querrá que los tres enfrentamientos ante los tres primeros sean la vara de medir de su equipo, puesto que todos ellos se resolvieron con goleadas en contra, un 7-1 en casa del Atlético de Madrid, un 0-4 como locales ante el Real Madrid y, el más reciente, en el último envite en la Ciudad Deportiva, un 0-6 frente al Rayo Vallecano. Lo abultado de dichos resultados, así como el gran potencial ofensivo del Pucela invitará a convertir la solidez defensiva en la primera máxima a cumplir.

Y es que el conjunto de Javier Baraja es el cuarto máximo goleador, con veintitrés perforaciones, nueve menos que el Rayo, el tercero, pese a las grata imagen que viene mostrando tras las exhibiciones de los Baba, Dali, Víctor, Rafa y Óscar, que vienen ventilando por la vía rápida a sus rivales hasta convertirse en el equipo más en forma de la actualidad, tras encadenar cinco triunfos seguidos y siete en los últimos ocho encuentros.

Hasta el momento, los blanquivioletas solo han concedido tres derrotas, frente a los tres primeros de la tabla, y dos empates en sus dos primeras salidas a Extremadura, por lo que, todo unido, son un duro rival. Pero no se confían, quieren más pero desde la humildad, la misma que les ha llevado hasta este instante dulce. La amplia rotación de Baraja, que ha utilizado en las últimas jornadas a nada menos que veintiún futbolistas, hace que estén todos enchufados y que la competencia por un puesto en el once sea feroz. No obstante, por lo que pudiera pasar, el técnico ya advertía tras la última victoria ante el Leganés: "Aunque vienen en una mala racha, es un rival difícil y será un partido complicado. Fuera de casa tenemos que mostrarnos seguros y fiables".

Porque solo así podrán amargar el estreno de Momo en su nueva casa, aquella en la que el Pucela lleva sin ganar desde 2011. Desde entonces, en los últimos siete encuentros en Getafe, los azulones han salido ganadores tres veces y las otras cuatro visitas se han saldado con empate, lo que cerciora esa sensación de dificultad, pese a los catorce puntos del 'Geta', doce menos que un Real Valladolid que llegará a la capital con cuatro de colchón sobre el quinto clasificado.