Ángel Gutierrez, nuevamente cesado como entrenador del DH

Guerra y caos en Almendralejo

Cargando...

El enfrentamiento entre los dos máximos inversores del club llevan al club a una situación de inestabilidad en todas sus estructuras.

xxxxxxxxxx
El enfrentamiento entre los dos máximos accionistas del Extremadura UD lleva a un nuevo caso de decisiones desacertadas, solo por el acto de sentirse superior al otro.
 
Poniendo en precedentes y aunque en Extremadura ya sabemos como van transcurriendo los acontecimientos, para muchos puede sonar extraña esta situación.
 
El Extremadura UD pertenece en estos momentos a dos grupos de inversión. Por una parte está el Grupo de Franganillo, fundador del club y actual presidente (si no contamos con el registro mercantil cambiado en la noche del miércoles 26) con el 50% del capital y las acciones del club y por otra el Grupo de Luis Oliver que llegó la pasada campaña y que actualmente tiene el 50% restante del capital.
 
Todo parecía ir tranquilo. Franganillo llevaría la parte económica y publicitaria del club. El grupo Oliver la parte deportiva.
 
Sin embargo, por navidades algo cambió. Un posible comprador del club finalmente dio marcha atrás y esto hizo que comenzase la ruptura entre las partes, o al menos comenzó a hacerse públicamente.
 
Esta discusión hizo que una de las primeras decisiones deportivas fuese el cese de Ángel Gutiérrez como ya contamos aquí y se hizo cargo del equipo José Antonio Ruiz, que hasta el momento estaba en el equipo cadete y que la temporada pasada consiguió el quinto puesto en la clasificación.
 
Sin embargo, Franganillo no lo permitió y volvió a poner a Ángel al frente del juvenil y decidió cesar a Marrero, que se encontraba en el filial azulgrana de Tercera División y colocar a Ruiz en su lugar.
 
Esta situación deportiva y sobre todo institucional, llevó a ambas partes a dar su versión de forma publica tras la publicación de un audio desde la zona vip del estadio almendralejense en la que se escuchaba la acalorada discusión entre miembros de ambas partes en el descanso del partido de la Liga Smartbank entre el Extremadura UD y el CD Tenerife y tras esas declaraciones y en busca de la estabilidad y tranquilidad del club todo parecía llevar unos cauces normales y centrarse en la salvación tanto del equipo profesional como del juvenil.
 
Noche del miércoles 26/02 clave
 
El primer equipo ganaba en casa remontando al Mirandés en los minutos finales. El filial en tercera, ganaba y se colocaba a solo un punto del playoff de ascenso a segunda b. El juvenil empataba contra el Real Madrid con un gol de los blancos en la ultima jugada del partido tras ir por delante toda la segunda mitad.
 
¿Todo solucionado y tranquilo? Nada mas lejos de la realidad.
 
La noche del miércoles 26 saltaba la noticia de que el grupo Oliver cambiaba cerraduras de oficinas del club en el estadio y tras la incorporación de u nuevo miembro de la familia Oliver en el consejo de administración del club azulgrana llevaban a la destitución de Manuel Franganillo como presidente de la entidad y ser formalizado ante notario en el registro mercantil comenzaba un nuevo "espectáculo", nuevo bochornoso y lamentable espectáculo.
 
En la mañana de hoy jueves, se le comunicaba a Ángel su cese, por segunda vez en poco mas de un mes, esta vez de manera definitiva - al menos para el propio Ángel y su cuerpo técnico - y se intuye que Marrero volverá a hacerse cargo del equipo filial de tercera y José Antonio Ruiz al juvenil, tal y como se decidió la vez anterior.
 
Este enfrentamiento también propició que por primera vez en años, el entrenamiento del primer equipo fuese a puerta cerrada absoluta en la mañana del jueves.
 
Tantos cambios suponen que, la ya de por si delicada situación del conjunto juvenil sea critica, toda esta inestabilidad puede suponer el declive definitivo del conjunto almendralejense y hacer perder la categoría al equipo, una categoría que es de las mas apasionantes y con mayor proyección del futbol español.
 
Hay mas datos extra deportivos que no vamos a tratar aquí, pero yo me hago y traslado dos preguntas: 
 
1 - ¿Dejaran de hacer el ridículo de esta manera y afrontar las circunstancias internamente y sin que salgan a la luz trapos sucios?
 
2 - ¿Será la ultima vez que ocurra esto?¿O habrá mas aun para contar?