ENTREVISTA A ÁLEX IBÁÑEZ, DELANTERO DEL UNIÓN ADARVE

Ibáñez: “Para mí, lo que hago siempre es poco”

Cargando...

Pocos casos habrá en esta DH5 de jugadores que pasen de la penúltima categoría juvenil a la máxima. Ibáñez es una de las excepciones, ya que no todo el mundo mete más de 60 goles en una temporada

xxxxxxxxxx

La Luna - Restaurante de Guarde

- ¿En qué clubes has jugado a lo largo de tu vida? 

Pues yo empecé jugando al baloncesto… pero, al cabo de un año, vi que ese deporte no iba conmigo y me fui con mis amigos a jugar al equipo del colegio que se llama San Pascual Montpellier. En cadetes me fui al Sporting de Hortaleza con cuatro amigos del equipo del colegio, para finalmente acabar en Adarve gracias a Borja Bardera.

- ¿Cómo se definiría Ibáñez a sí mismo como futbolista?

Sinceramente, me llegas a hacer esa pregunta el año pasado y te la hubiese respondido de forma muy diferente, ya que he cambiado radicalmente mi forma de jugar debido a la exigencia de una categoría como la de División de Honor. Antes yo era un delantero que me gustaba jugar al espacio y correr, mientras que ahora practico un juego mucho más posicional y de juego de espaldas a la portería. Por ello, actualmente me considero un delantero puramente rematador, con buen juego aéreo gracias a mi altura y que poco a poco mejora el juego de espaldas.

- La temporada pasada hiciste la pretemporada con el Rayo Vallecano C y te dicen que no cuentan contigo a punto de empezar. ¿Qué pasó? 

Fue, sin duda, el peor momento que me ha hecho vivir el fútbol. Tras una buena temporada en cadete, viene el Rayo a buscarme y firmo en junio por el juvenil C con mucha ilusión. Pero al comienzo de la pretemporada empiezo a ver que el entrenador no piensa contar conmigo y finalmente es lo que acaba pasando, aunque fuese en el último momento. 

- Sin embargo, decidiste volver al Sporting de Hortaleza. ¿Por qué fue a este equipo y no a otros?

Al final yo salí muy quemado del Rayo y no me apetecía vivir una situación parecida, así que volví al club que me lo ha dado todo y con los que me hicieron llegar a ese nivel.

- Jugaste en primera de juvenil y fueron 60 los goles que marcaste, y te subieron con el juvenil A de este equipo y también mojaste… Vaya temporadón, ¿no?

Como ya he dicho previamente, salí tan quemado de mi corta etapa en el Rayo que quise quedarme con mis compañeros de cadete en el juvenil b, para así poder recobrar las ganas de jugar a este deporte y cumpliendo de esta manera una temporada de ensueño.

- ¿Cómo surgió venir al Adarve?

Bardera contactó conmigo por primera vez en mi etapa como cadete para unirme al Sanse, aunque no quise aceptar la oferta. De todas formas, Barde y yo seguimos manteniendo el contacto hasta que una vez finalizada la temporada pasada me vino con una oferta que no pude rechazar.

- ¿Cómo es para alguien que viene de jugar en primera juvenil pasar a una División de Honor? Fácil no será…

La verdad es que es un cambio muy brusco que me está costando mucho esfuerzo. La exigencia de esta liga es muy grande, debido a que no puedes fallar y debes dar el máximo cada día. Aunque gran parte de la culpa la tiene Bardera que ha sido el que se ha atrevido a firmar a un jugador de primera juvenil.

- Ya centrándonos en esta temporada… ¿cómo la estás viendo a nivel colectivo? ¿Y a nivel personal? 

A nivel colectivo creo que somos un grupo muy unido que llevamos trabajando duro desde el primer día, aunque es cierto que con el paso del tiempo hemos ido mejorando en muchos aspectos con el objetivo de no cometer los mismos errores del pasado. Por otro lado a nivel personal, como tú has dicho, todo esto me está suponiendo un gran esfuerzo a nivel mental y físico, ya que las exigencias de esta categoría son muy diferentes a las que yo he vivido durante toda mi carrera futbolística.

- Para ti, intuyo que uno de los peores sería perderse dos partidos tras la expulsión en Santa Marta. ¿Qué has aprendido de ello?

A nivel individual ha sido el momento más vergonzoso de la temporada. No estoy nada orgulloso de ello y creo que me ha hecho aprender para no volver a cometer el mismo error.

- Eres el segundo máximo goleador del equipo con cuatro goles (ante Burgos, Aravaca, Extremadura y Majadahonda). ¿Es mucho, es poco…?¿Te pusiste algún objetivo al empezar la temporada?

Para mí lo que hago siempre es poco, porque sé que puedo dar mucho más de mí mismo. Así que mi objetivo a principio de temporada era superarme en cada partido.

- ¿Cuáles ha sido, por el momento, el mejor y el peor momento de la temporada para el equipo?

En primer lugar, el peor momento creo que ha sido el tiempo que nos pasamos sin ganar desde que lo conseguimos con el Madrid y casi dos meses después con el Alcorcón, ya que el equipo trabajaba bien y jugaba bien aunque los resultados no llegaban. 

Y el mejor momento creo que fue la victoria contra el Real Madrid, algo que ningún equipo de la liga ha conseguido, por lo que es algo increíble e inolvidable.

- A un jugador alto le suelen venir mejor los campos pequeños para imponer su ley… Pero tú eres más bien al revés, ¿no? Te gustan más los campos grandes que los pequeños por lo que me comentan…

(Risas) Es cierto que por mi altura la gente pensará que me conviene un campo pequeño, aunque a mí me gusta más un campo grande, ya que considero que el fútbol se debe jugar con espacios. 

- También me chivan que te quedas algunos días a mejorar el juego de espaldas. ¿Crees que es tu punto menos bueno?

La verdad es que yo hasta este año no he sabido lo que era guardar el balón de espaldas, algo en lo que Bardera hace mucho hincapié, por lo que yo creo que con mi condición física debe ser una de mis mayores virtudes. Así que quiero trabajar para que se convierta en una de ellas.

- ¿Cómo ha sentado este parón por el famoso virus al equipo? Seguiréis haciendo trabajo en casa al menos para perder lo menos posible la forma… 

Obviamente. Creo que esta tragedia nos ha pillado por sorpresa, ya que nosotros estábamos preparando el partido del Aravaca y al día siguiente no se puede salir de casa. Aunque también es cierto que tenemos trabajo mandado por el cuerpo técnico para mantener la forma, por lo que no hay que preocuparse y hay que pensar ya en contar los días para volver a competir.

- Y todavía eres de segundo año… ¿Por qué no jugar en el División de Honor del Adarve la temporada 2020/2021?

Ahora mismo lo veo muy lejos y quedan muchas cosas por hacer, aunque para mí poder disfrutar de la mejor categoría juvenil de España con muchos de los compañeros que he conocido este año sería brutal.

- Desde el vestuario me dicen que te pregunte lo siguiente… “¿Dónde has dejado los goles del año pasado?”

(Risas) Aún queda temporada.

- Y la segunda desde dentro…"¿Cómo eres capaz de jugar con barcas en los pies?" 

(Risas) Con los años se transforman en máquinas de hacer goles.

 

Ibáñez, a fondo:


Ídolo futbolístico: Karim Benzema
Estadio donde jugar algún día: Anfield
Un equipo: Real Madrid
Un sueño: Vivir del fútbol
Un himno: You'll never walk alone
Un entrenador: Klopp
Una canción antes del partido: High Hopes

 

Fotografías: Unión Adarve y Lucía Pérez.