ENTREVISTA A ÁLVARO CASCÓN ILLANA, MEDIAPUNTA DEL UNIÓN ADARVE

Illana: “Tenemos que trabajar más que el resto para obtener resultados”

Cargando...

El protagonista de la entrevista es Illana, mediapunta reconvertido a extremo, que lleva siete años vistiendo la elástica rojinegra del Unión Adarve.

xxxxxxxxxx

¿En qué clubes y categorías has jugado?

Pues desde benjamín hasta alevín jugué en el San Agustín, que es el club de mi colegio. En alevín, jugué el primer año en primera y el segundo año en preferente. Y desde ahí, desde infantil de primer año, he jugado en el Adarve. Llevo siete años vistiendo la camiseta rojinegra.

¿Qué significa el Adarve para alguien que lleva tanto tiempo?

La verdad que Adarve ya se ha convertido en algo más que un equipo al que vienes a jugar al fútbol. Ya son unos valores, un cariño y un compromiso hacia el club que vas a tener de por vida, además de que voy a llevarme amigos para siempre de aquí. Esto demuestra que el Adarve es como mi casa.

¿Hay mucha diferencia entre las categorías en las que jugaste el primer y el segundo año de juvenil con la División de Honor?

La verdad que sí. Sobre todo, se nota a la hora de ritmo y concentración, a parte de la calidad de los jugadores rivales que es indudable. En División de Honor todo te penaliza, como ya hemos vivido. Cada segundo que desconectas, lo pagas, y si le sumas el ritmo que se vive en cada partido, la hace la categoría más difícil y, a su vez, la más bonita.

Tuviste mucho interés en el número 17 a la hora de escoger dorsal. ¿Por qué?

(Risas) A ver… tengo que decir que no era mi primera opción. De los siete años que llevo en el Adarve, cinco de ellos he llevado el número 10, que es mi favorito. Luego, en mi primer año de juvenil B llevé el 7. Y esos dos son los números que quería, pero ya estaban cogidos. Así que el 17 era mi opción. Y bueno… tras una “disputa”, lo conseguí.

¿Tuviste alguna oferta, ya sea de DH o de otra categoría para abandonar el club?

No, no tuve ninguna oferta.

Hasta el último momento, no se concretó que formarías parte del juvenil A. ¿Cómo viviste esos últimos días? ¿Fue cosa del club, personal…?

Pues la verdad que fueron unos días duros para mí, porque mi nivel en la pretemporada fue de más a menos y no solo yo lo notaba. Tenía claro que quería continuar en mi último año de Juvenil en el Adarve, y hasta el último día no sabía si al final me podría quedar en el club o no. Cuando Barde me confirmó que continuaría la verdad que fue la mejor noticia que me podían dar.

Tu posición natural es mediapunta, pero este año estás jugando de extremo. ¿Cómo llevas el cambio?

A lo largo de mi vida, he ido cambiando un poco de posición. Es verdad que donde más cómodo me siento es de mediapunta, pero de extremo también disfruto mucho jugando. Pero no tengo ningún problema con el cambio. Es más, si el míster cree que voy a rendir más en esa posición, es por algo.

 Eres uno de los que se encarga de los balones parados del equipo. ¿Qué importancia tiene para un equipo como este las abp?

Yo creo que en esta categoría todo se decide por pequeños detalles, y creo que viviendo el balón parado al máximo aumentan mucho las posibilidades de ganar partidos. Esto es un punto que nos queda por mejorar en algunos partidos, aunque es verdad que poco a poco lo vamos haciendo.

Ya hablando de la temporada… ¿esperabais estar en esta situación antes de comenzar?

Sabíamos que esta situación se podía dar debido al nivel de esta categoría. Yo creo que, poco a poco, nos vamos dando cuenta de que tenemos que trabajar más que el resto para obtener resultados Y aunque no pensáramos en esta situación a principio de temporada, sabíamos que podía darse.

Personalmente, ¿Cómo sobrellevaste esos cinco partidos sin conseguir la victoria?

Yo, personalmente, siempre que hay una situación adversa, tengo más ganas de trabajar y revertir la situación. Es verdad que siempre es mejor ir en una buena dinámica, pero estoy seguro que tarde o temprano va a llegar.

Illana ante el Getafe CF.

Además, ante el Alcorcón, fuiste expulsado. ¿Qué sucedió?

Fue por frustración. Es expulsión clara por lo que dije. Fue en un momento del partido que estaba caliente con situaciones polémicas, pero no tiene justificación. Es roja.

Vuelves a jugar ante el Villanovense, y te expulsan otra vez y no por una acción de juego violento. ¿Quizá tu mayor hándicap es el descentrarte con lo que no es 100% fútbol?

Mi mayor hándicap soy yo mismo, yo lo sé. Es una expulsión de pardillo. En ese contexto, debí haber pedido pasos.

Debido a las sanciones no has podido saborear, en persona, las victorias. ¿Cómo viste a tu equipo en estos encuentros?

Yo creo que las viví como si estuviera en el campo. Cuando acabó, sudé más que habiendo corrido dentro del campo casi (risas). Aunque no estuviera dentro, fue un plus de energía para mí también. Y se compitió como debíamos haber competido todas las jornadas.

Un partido como ante Las Rozas pocas veces se va a volver a repetir por los sucesos del mismo. Este es el claro ejemplo de que se perdieron dos puntos en lugar de ganar uno, ¿verdad?

Exactamente. Eso no puede pasarnos en casa bajo ningún concepto. Se olía en el ambiente que nos iban a remontar. Estos puntos, seguramente, los echemos de menos al final de temporada. Y todo esto tras hacer unos muy buenos 60 minutos.

Y este pasado fin de semana, el Lega os remontó en un minuto. ¿A qué se debió esa desconexión que os hizo volver a perder?

Es División de Honor: un minuto de desconexión y pierdes el partido.  Tenemos que interpretar mejor cada minuto del partido. Cuando hagamos eso, empezaremos a obtener los resultados que necesitamos.

En este mismo partido metiste tu primer gol de la temporada, de falta. Di la verdad... ¿Sacaste con la intención de meter gol o era un centro que se terminó envenenando?

Si te soy sincero, yo centré por delante del jugador que estaba en la corta para ver si alguien la empujaba, pero al final nadie la tocó y fue para adentro. Era algo que me hacía falta para coger mejores sensaciones.

Este sábado tenéis otra final ante un rival muy parejo y que ocupa también la zona de descenso. ¿Qué esperas del partido?

Espero llevarnos los tres puntos. Nos hacen falta y nos dan vida para nuestro objetivo de salvarnos. Y pese a que ocupa unas plazas bajas, no va a ser fácil. En División de Honor no hay partidos de esos. Vamos a tener que sufrir para llevárnoslo, pero lo necesitamos.

Para finalizar, las preguntas de vestuario… “¿Cuándo vas a dejar de auto expulsarte en los partidos?

(Risas) Yo no era así. A mí nunca me habían expulsado. Debe ser División de Honor que me ha cambiado. Yo no protestaba.

“¿Cuándo vas a dejar de tirarte y ser un llorón en los entrenamientos?

Yo en los entrenos no me suelo tirar… en los partidos un poco (risas). Pero muchas veces me ha dado resultado y creo que algún puntillo hemos rascado por eso. Pero no hay que hacerlo, está feo. Llorar me encanta y no tiene más que hablar (risas).

Y la última… “¿Quién tiene mejor zurda: Pablo, Albertito o tú?"

Pufff… Esa pregunta es imposible de responder. Ambos tienen una zurda increíble. Pero tengo que decir que ambos las enchufan más que yo en los entrenos (risas).

Illana, a fondo:

Ídolo futbolístico: Messi 

Un estadio donde jugar algún día: Wanda Metropolitano 

Un equipo: Atlético de Madrid 

Un sueño: Ser futbolista profesional 

Un himno: El del Betis 

Un entrenador: El Cholo Simeone 

Una canción antes del partido: Kemba Walker- Bad Bunny y Eladio Carrión

Fotografías: Fernando Pastor y Miguel Casado