Entrevista

Jardón: "Nadie pensaba cuando comenzamos la temporada que íbamos a estar en esta posición"

Cargando...

El presidente de La Cruz Villanovense, Manuel Jardón, repasa la actualidad del club, así como la situación de la cantera en Extremadura, antes de enfrentarse al Real Madrid el domingo a las seis de la tarde en el estadio Municipal Villanovense

xxxxxxxxxx
La Cruz Villanovense recibe el domingo a las seis de la tarde al Real Madrid en el estadio Municipal Villanovense. Será un encuentro especial para todos los jugadores tras una temporada de ensueño ya que se encuentran en sexta posición con 40 puntos a 18 del descenso. Un logro para una entidad humilde que sueña con jugar por tercer año consecutivo en División de Honor. El presidente del cub, Manuel Jardón ha explicado las sensaciones de cara al encuentro del fin de semana, así como la profesionalización de uno de los equipos históricos de Extremadura.  
 
- Pregunta: El Partido ante el Real Madrid, ¿qué significa para el club?
 
- Respuesta: Recibir al Real Madrid nos da un prestigio en nuestra región, ya que competimos en la máxima categoría de juveniles con unos medios muy limitados. Para nosotros es un orgullo el representar a nuestra ciudad en un partido tan bonito ante una entidad como el Real Madrid. 
 
-P: ¿ Van a acudir peñas del cuadro blanco cercanas de la comarca?
 
- R: Sí. Nos pusimos en contacto con la peña Villanovense del Real Madrid, que es una peña con mucha afluencia de socios, y hemos llegado a un acuerdo con ellos para facilitarlos unas entradas y que puedan disfrutar del partido todos los socios. 
 
- P: ¿Se repetirá la entrada de hace cinco campañas?
 
- Cuando vinieron hace cinco temporadas era la novedad, pero yo creo que va a ser difícil repetir ese año. La temporada pasada se enturbió con la pandemia y el tiempo que hizo, pero creo que este año va a haber una buena afluencia, aunque lejos del primer curso nuestro en División de Honor. 
 
- P: ¿Cómo valoras la temporada del club?
 
- R: Es una temporada muy buena. Nadie pensaba el día 25 de julio, cuando comenzamos la pretemporada, que íbamos a estar en la posición que estábamos e íbamos a tener la gran sensación que deja el equipo encuentro tras encuentro. Hemos formado un bloque que sabe a qué juega, que es muy importante en esto del fútbol y además son todos amigos. Todo ello hace que al tener un equipo en el que van todos a una, los resultados casi siempre son positivos. 
 
- P: Segundo año en División de Honor, ¿qué está significando para el club?
 
- R: Estructuralmente, el club gana en imagen en cuanto al exterior. Pero, en el interior hay un grupo de personas trabajando que buscan que el club tenga capacidad económica para afrontar los gastos en una categoría que te merma mucho la cantidad económica. Además, es una competición que desgasta mucho a los dirigentes, entrenadores y al entorno de la directiva porque es un trabajo continuo con el único fin de que a estos chavales no le falte de nada para salir a competir en esta categoría tan exigente.  
 
"Nos dimos cuenta de que estábamos a años luz del fútbol profesional" 
 
- Descendisteis hace unos 5 años tras una temporada horrible. ¿Qué supuso para la institución el descenso? ¿Qué aprendiste de esa campaña? 
 
- R: Todo fracaso tiene un aprendizaje, es decir, nosotros no conocíamos la competición, pensábamos que la diferencia no era tan abismal, pero nos dimos cuenta ese año que estábamos a años luz del fútbol profesional. Esa temporada nos sirvió para aprender que el fútbol requiere una exigencia de formación de entrenadores como de profesionalidad muy grande. Aprendimos, sin ponernos un objetivo a larga plazo, que había que profesionalizar el club y así ha sido. Comenzamos a formar a los técnicos, tuvimos reuniones para que todos vayamos remando en la misma dirección y los resultados están aquí. Hemos intentado formar un bloque de la casa más cuatro o cinco futbolistas de fuera para que nos den el salto de calidad de mantenernos en la categoría. En Extremadura estamos lejos del fútbol profesional.
 
- Además, el club, no solo en juveniles, sino en cadetes , infantiles.. Es una referencia en la región, ¿Cómo se ha dado ese paso?
 
- R: Con las limitaciones económicas que tenemos, nos hicieron no pensar en figuras como la de la preparación física, entrenador de porteros, inculcar una metodología a todos los jugadores… Al final hemos metido todo este tipo de personas dentro del club y son estos los que te dan la diferencia en el fútbol. Esto es lo que popularmente se llama suerte, que realmente no existe ya que la diferencia se marca trabajando con profesionales y buscando el porqué de las cosas. Nosotros hemos minimizado el por qué negativo y hemos buscado el aspecto positivo. Por tanto, la buena clasificación de los equipos es logro de los entrenadores porque se lo curran e intentan mejorar día a día, además han formado una familia que hace de nuestro club en referente en la región. 
 
- Tras muchos años sin canteranos en el primer equipo, esta temporada Óscar está en la primera plantilla, contando con minutos. También, el pasado domingo debutó Oussama, ¿Qué supone para el club?
 
- R: Tanto el Villanovense como La Cruz tenemos que estar tan unidos que parezcamos uno. Este año hemos conseguido que los dos clubes vayan de la mano en cuanto a que los chavales puedan participar en el primer equipo. Parte del éxito que tiene el juvenil procede del Villanovense, porque nuestros futbolistas entrenan un par de veces por semana con ellos y al final en el fútbol , creo, que la diferencia es la velocidad, esa velocidad la adquieren con jugadores más experimentados. Para La Cruz Villanovense, que el Villanovense tenga a tres o cuatro jugadores ya no tiene que ser una ilusión, sino tiene que ser una obligación. Tenemos la obligación de los jugadores a los que formamos acaben formando parte de la primera plantilla. Cuando el Villanovense ha estado en los puestos altos ha sido con seis futbolistas de Villanueva. Por lo que, para mí es un orgullo, pero creo que también es una obligación. 
 
"Para La Cruz, que el Villanovense tenga tres o cuatro jugadores ya no tiene que ser una ilusión, sino una obligación" 

- ¿La fusión de Villanueva-Don Benito supone el primer paso para una mayor profesionalización de la cantera?

- R: La fusión no va a dar pie a que ningún club de nuestro entorno se profesionalice. Creo que no solo en esta comarca, sino en la región, no damos valor a lo que hacemos. La mentalidad que tenemos es de soltar al niño en el campo de fútbol durante una hora y que eche el rato, no tenemos la cultura de que vayan al entrenamiento a aprender un deporte y el porqué de las cosas. Entonces, mientras los clubes en Extremadura no den valor a lo que hacen, es decir, que se page 200 euros al año, 20 por mes, para que un chaval juegue al fútbol, en la región no se conseguirá sacar niños para el fútbol profesional. La razón de esto es que con los 20 euros al mes que pagas no da para que los monitores puedan dedicarle el tiempo que requiere para enseñar lo que verdaderamente es el fútbol. En Extremadura estamos acostumbrados a jugar a la pelota, no al fútbol. Cuando te pones a competir en una categoría como División de Honor te das cuenta de lo que es jugar al fútbol, y eso requiere la profesionalidad de los entrenadores que están formando a los jugadores del base. Por tanto, mientras no demos valor a lo que hacemos, Extremadura va a seguir siendo lo que es porque creo que la casa se ha empezado a hacer por el tejado y no por los cimientos.