Jª 12.- Unión Adarve - Real Valladolid (domingo, 11:30h., Vereda de Ganapanes)

La tranquilidad pasa por la Vereda de Ganapanes

Unión Adarve y Real Valladolid buscarán mantenerse firmes en sus posiciones con un triunfo ante un duro rival

Cargando...

Los blanquivioletas no quieren sorpresas allí donde se las llevaron Real Madrid y Rayo Vallecano esta temporada o ellos mismos en las dos anteriores

xxxxxxxxxx

Al tiempo que la primera vuelta de la competición se va consumiendo en el Grupo V de la División de Honor, los dieciséis equipos van tomando posiciones y tratan bien de huir de las comprometidas o indeseadas o bien afianzar lo bueno que tienen. Este será el caso del Unión Adarve y del Real Valladolid en su enfrentamiento de este domingo (11:30 horas), en una Vereda de Ganapanes en la que por el momento solamente ha ganado la AD Alcorcón y donde los locales querrán mantenerse firmes lo máximo posible.

El cuadro de Javier Vázquez, que volverá a sentarse en el banquillo tras cumplir dos partidos de sanción, viene en una línea ascendente pese a la derrota cosechada entre semana ante el Extremadura, ya que si bien el resultado final fue de uno a cero, el registrado en los setenta minutos disputados este jueves fue de empate a cero. Previamente, los lobeznos venían de encadenar dos triunfos seguidos, en casa frente a todo un Rayo Vallecano hace dos jornadas y contra el Almendralejo el pasado finde, en el primero de los dos peregrinajes seguidos al Tomás de la Hera.

Por obvio que suene, para el conjunto del barrio de El Pilar será clave mantener la portería a cero, pues así la mantuvo en sus tres victorias en lo que va de curso. Teniendo en cuenta que enfrente estará uno de los mejores ataques de la categoría (en cuanto a números, por ser el cuarto máximo goleador, pero sobre todo en cuanto a sensaciones), no será sencillo, aunque la filosofía del técnico debe calar hondo un día más de cara a competir a un alto nivel ante una cantera de Primera División, máxima repetida como un mantra por el entrenador.

El objetivo, contando con que la derrota contra el Extremadura pertenece a la quinta fecha, es puntuar por tercera jornada consecutiva a pesar de las eventuales bajas que seguramente se repitan, como son las de Emi y Ósmar o la posible de Patricio, lesionado ante el Almendralejo. Por contra, vuelve Carlos Daniel, quien, como sus compañeros, querrán hacer que los blanquivioletas se vuelvan a la capital del Pisuerga sin ganar como ya lo hicieron en los dos años anteriores.

Y es que el Real Valladolid no vence al Adarve en su casa desde 2014, algo de lo que Javier Baraja habrá tomado buena nota. Si en la Vereda de Ganapanes empató a uno el Real Madrid y cayó por la mínima el Rayo Vallecano es que algo (o mucho) hace bien su rival, que se encuentra fuera de los puestos de descenso, aunque en ese vagón central en el que diez equipos se separan tan solo por cinco puntos. No están ahí los vallisoletanos, sino más arriba, en una cuarta posición que querrán mantener una semana más, manteniendo a raya a su más inmediato perseguidor, el Extremadura, que tiene dos puntos menos.

El once inicial de Baraja, vistas las rotaciones de sus tres últimos encuentros, es una completa incógnita, aunque es posible que vuelva a verse afectado por una posible convocatoria de Baba por el Promesas, con el que ya ha debutado. Después de sus problemas musculares, podría volver a la citación David Sanz, como el ghanés, mediocentro. Pero, sea como fuere, y como se ha visto durante esta cadena de partidos, en los que han ganado cinco de los últimos seis, los vallisoletanos tienen recursos de sobra para cuanto menos poner en aprietos a los lobeznos, a los que no querrán dejar aullar en señal de victoria.