Antonio Moreno sufre un esguince de rodilla

Un mes pasa volando

El central azulón se lesionó durante el partido del viernes frente al Diocesano

Cargando...

Antonio Moreno, central del Getafe CF, sufrió un esguince lateral externo en su rodilla durante el partido. También tiene tocado el menisco, y el lunes se someterá a una resonancia para conocer el alcance real de su lesión. De momento, tiene que guardar un mes de reposo.

xxxxxxxxxx

Escucha a Antonio Moreno

Según la Real Academia de la Lengua Española, una lesión es un daño o detrimento corporal causado por una herida, un golpe o una enfermedad. 

Antonio Moreno, central del Getafe CF del grupo V de la División de Honor juvenil, lo vivió en primera persona en el partido que enfrentó al equipo azulón con el Diocesano en su visita a Cáceres.

Nada más terminar el partido, el jugador recibió unos primeros auxilios mediante los que le dijeron que, a priori, su lesión en la rodilla era un esguince lateral externo y que tenía algo en el menisco pero que no podían asegurarle lo que era, ya que estaba inflamado. Fue escayolado sin siquiera hacerle una radiografía.

Pero la Real Academia Española también explica la definición entre lo imposible y lo improbable. Define la palabra imposible como algo que no tiene facultad ni medios para llegar a ser o suceder. Y define improbable como algo inverosímil, que no se funda en una razón prudente.

Parece imposible que en un equipo que juega en bloque, que todos saben perfectamente cuál es su posición y lo que tienen que hacer en cada momento, suceda algo malo. Pero como todo en esta vida, en realidad es improbable. Porque de repente llega una jugada en la que lo estás dando todo por tu equipo, por la victoria y por vuestros objetivos, chocas con un miembro del equipo contrario y sucede. Ese sentimiento como si te helaras por dentro. Ese ‘clack’. Ese momento en el que sabes que algo ha pasado. Ese instante en el que notas que algo no va bien. 

Siempre es mejor la improbabilidad que la imposibilidad. La improbabilidad duele menos y deja un resquicio a la esperanza, a la épica. 

Que David ganara a Goliat era improbable, pero sucedió. Nadal desbancando del número uno a Federer. Una periodista convertida en princesa. El 12-1 contra Malta. El gol de Iniesta en Johannesburgo. El de Sergio Ramos en el minuto 93. 

Por eso no me gusta hablar de cosas imposibles, sino de cosas improbables. Porque lo improbable es, por definición, probable. Lo que es casi seguro que no pase es que puede pasar. Y mientras haya una posibilidad, media posibilidad entre mil millones de que pase, vale la pena intentarlo. 

Parece imposible que Antonio vuelva a los terrenos de juego en un período corto de tiempo. Pero cualquiera que le conozca sabe que no es capaz de estarse quieto demasiado tiempo. Que no sabe estar sin vestirse de corto. Que no sabe estar sin saltar al terreno de juego y dar todo por el equipo azulón. 

Por eso es improbable. Porque es complicado superar una lesión cuando quieres ya jugar al fútbol. Pero sus compañeros, el cuerpo técnico, y todos los que hacemos Pobla FM deseamos que te tomes el tiempo que sea necesario para volver a estar al 100%. Porque te necesitamos de vuelta. Porque es imposible que un buque siga su ruta sin uno de sus marineros.