La victoria cayó del lado alemán en otro gran partido de los dos equipos

Los juveniles del Borussia y Real Madrid le cantaron al fútbol

Cargando...
xxxxxxxxxx

clorin 1200 200

Un canto al fútbol, Borussia Dortmund y Real Madrid regalaron ayer  en la Champions y en la Youth League dos partidos para enmarcar. Con resultados distintos para el primer equipo y el juvenil, los más pequeños volvieron con la frustración de una derrota que no merecieron, pero,espero, con la conciencia tranquila y con la sensación de haber ofrecido un espectáculo maravilloso, eso sí perfectamente acompañados por los filiales del equipo alemán que estuvieron a la altura del partido y de la victoria.

En la pasada campaña, el Real Madrid logró vencer al Dortmund por 2 goles a 5 en uno de los mejores partidos de fútbol que he visto en mi vida, en esta ocasión la efectividad del Borussia les permitió nadar siempre a favor en un partido en el que las ocasiones se multiplicaban en cada portería. Cada equipo se miraba en un espejo porque los dos usan sistemas muy similares, presión alta para robar el balón y quitarle su principal arma al contrario.  En los primeros 20 minutos fue el equipo alemán capitaneado por Larsen y Bulut el que se convirtió en maestro de ceremonias, el primero desbancando a todos por banda y el tunecino como ejecutor, dos cero y el encuentro para que el Real Madrid demostrara que no es imbatible, pero sí indestructible. Y lo demostró, se quedó con el esférico, el rival quería jugar con espacios y el conjunto de Guti lo agradeció porque abortó esa situación del partido hasta hacerse con el control de todo. Miguel Baeza acortó distancias después de una jugada maravillosa ligada por César Gelabert  y Óscar que logró culminar con la clase que tiene el jugador andaluz. El gol del empate llegó tras un jugadón de Gorka Zabarte que pudo sacarse la espina del duelo perdido ante Larsen asistiendo al matador Dani Gómez que sigue sumando.

Descanso y que Dios reparta suerte porque ni Javier Artero podía apuntar lo que podía pasar en la segunda parte. Los dos equipos demostraron en los primeros 45 minutos que tenían fútbol para hacerse con la victoria. Lo único que teníamos claro es que iba a haber más goles. Hicimos de “Sénecas” porque eso lo veía hasta mi primo al que no le gusta el fútbol. Tengo uno, sí.

La segunda parte comenzó con el mismo guión que la primera, el Real Madrid mandando en el partido y el Borussia contragolpeando, en los 10 primeros minutos los dos equipos sumaron hasta dos ocasiones claras para marcar. La moneda estaba en el aire y esta vez se posó en el césped a favor del equipo alemán, con más efectividad y suerte cara a puerta. Larsen, el jugador del partido para los de Dortmund, hizo el 3-2 en una gran contra y el 4-2 desde el punto de penalti después de una mano involuntaria de Jordi que fue expulsado. El Real Madrid afrontó los últimos minutos del partido con uno menos pero teniendo ocasiones para marcar, los alemanes jugando con espacios seguían ampliando el marcador hasta el 5-2, obra de Isak.  Un resultado nada acorde al juego desplegado en el partido por los madridistas que siguieron buscando la portería contraria hasta hacer el 5-3 definitivo con Martín Calderón rematando un rechace del portero después de un misil de Óscar.

Noventa minutos excelsos de fútbol a los que aparecen abocados estos dos equipos siempre que se han enfrentado en la Youth League. Un canto al fútbol que en esta ocasión no acabó con final feliz para los blancos en el marcador pero sí en las sensaciones de haber sido protagonistas directos de lo más bello de este deporte.

Acabó la segunda jornada de este grupo de locos con los cuatro equipos empatados a tres puntos, con el Real Madrid como líder por mejor gol average. De locos porque el Tottenham logró una victoria por cuatro goles a cero ante el equipo que ayer batió al Real Madrid por cinco a tres en la primera jornada para caer por un gol a cero ante el equipo al que el Real Madrid le hizo la mayor goleada de la competición, el Apoel de Nicosia.

Foto de portada: www.realmadrid.com