Entrevista al jugador del Santa Marta

Marcos Báez: "Siempre me han dicho que hay que dejar las cosas donde te las dan y yo cogí al equipo en División de Honor"

Cargando...

El central tormesino ya fue una pieza muy importante en el equipo la pasada temporada, como juvenil de primer año, aunque ahora su responsabilidad es todavía mayor

xxxxxxxxxx

A todos los futbolistas se os ha hecho largo tanto tiempo sin competir, pero en tu caso había además una sanción de cuatro partidos pendiente que acabas de cumplir. ¿Cómo has llevado tanto tiempo de espera?

Al principio la verdad que no me lo esperaba así, porque no sabía si me iban a limpiar los partidos o cómo iban a hacer. Pero según fueron pasando las semanas de la pretemporada me dijeron la noticia de que se me guardaban esos cuatro partidos, estuve al principio un poco decaído, aunque intenté que no se notase mucho en el campo y en los entrenamientos. Traté de no perder el ritmo que había cogido en pretemporada y estar calmado. Tenía muchas ganas de poder volver.

No has podido participar en las cuatro primeras jornadas de la liga por ese motivo y el Santa Marta DH solo sumó un punto. ¿Ha sido difícil sufrir esos resultados sin poder ayudar a tus compañeros sobre el campo?

La verdad es que sí. Al principio empezamos con el punto de Burgos, pero para mi gusto tenían que haber sido 3, porque jugábamos en nuestro campo y nos empatan en el último minuto. Te vas un poco con la cara de tonto. Me ha costado mucho ver los partidos desde fuera y no poder ayudar, sobre todo cuando las cosas iban mal, porque es difícil llevar solo un punto en cuatro jornadas. La situación estaba un poco delicada, pero ahora estoy más contento que nunca de haber podido volver y haber sumado los tres. Ahora a seguir, a ver qué va sucediendo estas semanas, en las que nos tocan Móstoles y Pinto, que son rivales directos.

En tu primer encuentro, primera victoria y portería a cero, cuando hasta el momento erais colistas y el equipo más goleado. Imagino que ayuda a coger moral después de ese arranque complicado a nivel colectivo e individual.

Sí. Contaba con que este año iba a ser difícil, porque había cambiado el formato de liga. En mi vuelta quería ayudar a subir la moral del equipo y ayudar defensivamente, porque el año pasado aun siendo de primer año cogí muchos conceptos en esta división. Quieras que no, estar un año cuenta bastante. Como sabía más o menos cómo iba y conocía tanto al rival como al entrenador, sabía que teníamos que mantener la portería a cero y al final lo conseguimos.

Eres el único futbolista que fue titular habitualmente la pasada campaña y continúa en la plantilla. ¿Sientes esa responsabilidad?

Sí, porque los compañeros vienen de abajo, de categorías inferiores, y hay gente que viene de fuera también. El año pasado la función la hacía Miguel, el capitán, y este año sabía que la responsabilidad iba a estar en mis manos, así que hay que intentar apoyar al equipo en todo lo que pueda. Cada vez que pueda actuar, hay que sumar.

¿Qué crees que tenéis que mejorar con respecto a este inicio de temporada?

Lo que necesitamos mejorar es tener más tranquilidad, muchos jugadores todavía no se han adaptado a la categoría. Hay que ver que por mucho que venga un filial, como el otro día el Getafe o antes el Alcorcón, tenemos que estar básicamente tranquilos en esos partidos. No dejan de ser chicos de nuestra edad que compiten igual que nosotros. Se vio el otro día que con trabajo, esfuerzo y un poco de suerte las cosas se pueden conseguir.

¿En qué notas la diferencia entre la forma de entrenar de Sergio Hernández y su sustituto en el cargo David Recouvreur?

Básicamente, el año pasado con Sergio se trabajaba de un modo diferente, se buscaba más tener protagonismo en el partido. Si era el Madrid, jugarle de tú a tú y tener también la bola. En algunos partidos nos dio resultado y en otro no. Y con David de momento este año en los cinco encuentros que llevamos hemos planteado más defensivo, como un bloque. Sinceramente creo que es diferente, pero no lo veo mal tampoco.

Tu debut en División de Honor se produjo cuando todavía eras cadete y en tu primer año como juvenil acumulaste más de 2.000 minutos en la categoría. ¿Esperabas tener un impacto tan grande desde tan pronto?

Pues la verdad que no. Aun habiendo debutado en el Cerro del Espino, contra el Atlético de Madrid, que en ese mismo partido ganó la liga, el año pasado cuando hice la pretemporada me dijeron que me iban a hacer ficha con el Juvenil Regional. Era el cuarto o quinto central del División de Honor. Según fueron pasando las semanas de pretemporada y los partidos pude entrar en mi primera convocatoria, contra el Alcorcón. Fui titular, supongo que dejé buenas sensaciones y empezaron a contar conmigo. He intentado guardar mi nivel y seguir compitiendo aun siendo de primer año. Sigo pensando que en esta categoría la edad no lo es todo, si al final te dan la oportunidad y lo demuestras puedes estar ahí.

Al final al edad es un número, nada más, ¿no?

Sí, se pudo ver también esta semana con nuestro delantero Jorge de Vicente.

También imagino que ayuda a crecer estar en un club de cantera como es el Santa Marta y tener a tantos jugadores en los que fijaros.

Pues sí, la verdad es que en todas las charlas, sobre todo el año pasado, ya que Sergio y Javi entrenaron a jugadores que están ahí arriba, te hacen ver que si de verdad quieres llegar a dar ese paso y entrar en una cantera profesional básicamente hay que trabajar. Si estás en División de Honor es por algo. Ese paso más se da por el trabajo. Ellos decían que si mirábamos los últimos dos o tres años, los jugadores que salían eran todos de la zaga. Tena el año pasado al Betis, Visus también, Boigues, Morante…todos son de la parte de atrás. Al fin y al cabo los jugadores que más están destacando en el Santa Marta son los que ayudan al equipo defensivamente y a parte tienen esa cosita que les permite dar el salto a las canteras profesionales.

Algunas canteras importantes ya se han fijado en ti para el futuro. ¿Cuál es tu idea para la próxima campaña, en la que acabarás tu etapa como juvenil?

Obviamente, me gustaría intentar dar el salto el año que viene, que es mi tercer año como juvenil. Pero sinceramente ahora mismo no pienso en eso, estoy cien por cien comprometido con el equipo y pensando en lo principal, que es salvar al equipo y salvar la categoría. Siempre me han dicho que hay que dejar las cosas donde te las dan a ti, y si yo cogí el equipo en División de Honor, qué menos que pase lo que pase hay que dejarlo ahí.

¿Qué objetivo os marcáis esta temporada, salvaros como sea en la última jornada de la fase de descenso o entrar entre los cinco primeros del subgrupo?

Lo que hemos hablado estos últimos partidos, según cómo iba la situación y demás, ahora mismo en nuestra liga estamos todos ahí ahí. Ganas un partido, pierdes otro, pero sigues ahí. Entonces, como equipo nos queremos salvar obviamente quedando entre los cinco primeros. Ahí sabes que estás salvado matemáticamente y puedes ir a jugar contra Real Madrid, Atlético de Madrid y los equipos del otro grupo con más tranquilidad, sabiendo que vas a disfrutar. Si te metes entre los cinco de abajo, sinceramente, aunque desciendan seis y se mantengan otros cuatro, si nos toca esa liga habrá que seguir currando e intentar trabajar. Por eso ahora lo más importante es sacar los máximos puntos posibles y encajar lo menos posible.

Foto: Saldeporte