El jugador del Juvenil A del Real Madrid se recupera de su cuarta lesión en temporada y media

No pares Fran García, sigue, sigue

Cargando...
xxxxxxxxxx

[anuncio id="14"]

Las tres veces que gritó le escuché, las tres veces vi las caras de desolación de la gente del banquillo y de sus compañeros, las tres veces me quedé con las ganas de soltar un taco, que es la única forma de expresar lo que realmente uno siente cuando ve a un chaval roto, física y psicológicamente.  Las tres veces vi a su entrenador, Guti, negando con la cabeza  sin creerse lo que Fran García estaba volviendo a sufrir. Él también engulló las palabras malsonantes que  en esos momentos parecen ser la única válvula de escape. En ese momento, no hay ganas de análisis y de reflexión.  En tres ocasiones le hemos visto su meteórica progresión cortada a ras del césped, cada una de sus caídas provocaba el susto en todos los que amamos el fútbol, en cada una pedíamos a la suerte que se levantara, que su cara le reflejara a los suyos que no pasaría otra vez por el calvario. No quiero quedarme con su última imagen, una vez más ayudado por el doctor a abandonar el terreno de juego intentando mitigar un dolor insoportable en su hombro izquierdo y en su alma. Me quedo con ese balón que recoge pocos metros por delante de la media luna del área de su equipo, con esa explosión de velocidad dejando uno, dos, tres rivales sin poder alcanzarle, su conducción del balón y esa asistencia perfecta a Ismael para lograr que hiciera el único gol en la victoria de su equipo ante el Fútbol Peña.

Este chico de Bolaños de Calatrava, unos de los jugadores españoles con más proyección en edad juvenil, se lesionó por primera vez en la clavícula jugando en el Juvenil C del Real Madrid. Primera recuperación y entrada por la puerta grande en el equipo que entrena José María Gutiérrez “Guti”, el fútbol que ya había mostrado le abría las puertas de un equipo al que ayudó a ser leyenda de la cantera blanca. Empezó la temporada desnivelando y la terminó igual, entre medias dos lesiones en sus hombros, en la primera fase de la Youth League y en los estertores de la temporada, ante la UD Las Palmas en la Copa del Rey que sus compañeros acabarían dedicándole.

Fran García se ha operado, por él y por la gente que le quiere. El joven jugador no podía soportar que cada falta, entrada, agarrón o empujón acabara con su gente postrada con él ante la injusticia de que la historia se repitiera.Ya he escrito todo lo que tenía que escribir en este artículo, el resto lo escribe la gente del fútbol que quiere desde #DH5 y Poblafm mandarle todo su ánimo, cariño y reconocimiento a Fran García.

El jugador manchego es uno de los referentes del fútbol juvenil

Alberto Garrido, segundo entrenador del Juvenil A del Real Madrid, se expresaba así cuando le pedí que me hablara de su jugador: “Fran es un pedazo de pan como persona, muy responsable y bastante introvertido pero sin embargo es un líder en el trabajo, de los que si se les necesita, saben los compañeros que está ahí. Pasar por el quirófano ha sido más por la gente que le queremos que por él, no podía soportar tener a la gente preocupada cada vez que caía al césped”. Algo que comparte José María Gutiérrez “Guti”, que sabe que como persona no ha merecido la mala suerte que está teniendo y que como jugador su proyección gracias a su trabajo y calidad no tiene límites: “siempre estaremos a su lado”.

Un compañero que compartió vestuario con él en el Real Madrid es el actual jugador del juvenil  A del Rayo Vallecano, Javier Rubio: "A Fran le conozco desde los 11-12 años, cuando vino a probar con nosotros en el Real Madrid a un montón de torneos. Desde enano ya era un avión y no bajaba para nada el nivel del equipo, al revés, aportaba un montón. Es un fenómeno tanto dentro como fuera del campo. Estos últimos años las lesiones le han jodido bastante y aún así ha logrado siempre volver igual o mejor, dando un nivel altísimo. Como amigo, solo puedo decir cosas buenas de él. Es un chaval súper alegre, simpático y con los pies en el suelo. Tiene muchas condiciones y con suerte puede triunfar. Aprovecho para mandarle mucho ánimo con la recuperación del hombro, pronto estará dando guerra otra vez".

Pablo Puig, jugador del equipo valenciano del Futbol Base Redován, coincidió con Fran García en la cantera del Real Madrid en la temporada 2013-2014: “Cuando nos conocimos era muy reservado y vergonzoso, todo lo que no era como jugador (risas). Pero solo mientras no tenía confianza  luego se soltaba. Yo le conocí jugando como extremo y tenía el mejor desborde que he visto. Era un puñal que se iba del extremo, del lateral y siempre ponía un balón de gol”.

Ángel Dongil, entrenador del Rayo Vallecano, equipo que está siendo una de las sensaciones de la temporada, siempre ha tenido a Fran como rival nunca dentro del vestuario pero “hay chicos del equipo que me han hablado maravillas de él como compañero, calidad y trabajo. Franchu que fue compañero suyo siempre me ha destacado su capacidad para ayudar al equipo y si eso lo dice Franchu, que es ejemplo en eso, va a misa. Futbolísticamente es rapidísimo, muy difícil de defender, además también lo es gestualmente, maneja muy bien el balón. Antes como extremo y ahora llegando desde atrás en carrera es imparable cuando encara portería o cuando asiste. Uno de los jugadores más completos del grupo”.  Ángel Dongil lo tiene claro “quiero que esté lo antes posible jugando, jugadores así en el equipo rival te hacen mejor, toda la suerte del mundo en la recuperación para él”.

Otro de los entrenadores que han “sufrido” a Fran García ha sido Alberto Álvarez, míster del Rayo Majadajonda: “Sí, vi su lesión y la verdad es que se parte el alma porque sabemos lo que ha sufrido en tres ocasiones para recuperarse.  Mi valoración como futbolista es que salvando edades, la mala suerte que está teniendo, puede ser un jugador que crezca tanto que le veamos llegar al primer equipo. Un potencial ofensivo tremendo pero sin descuidar lo defensivo, si llega con espacios lo que haga te hará daño”.

Una opinión muy parecida tiene Javier Galapero, entrenador del Alcobendas Levitt, equipo que hace pocas semanas lograba ganar al Real Madrid: “Buen lateral. Jugador con mucho desborde. Ambicioso. Cada temporada es mejor en campo rival. Muy solidario. Le diría que esté tranquilo. Las lesiones suceden.También que le veo en Castilla temporada próxima y sobre todo que espero disfrutarle en un campo lo antes posible. Y sufrirle en segunda vuelta”.

Le pedí a un amigo mío, uno de los periodistas que más saben de fútbol de cantera, que me definiera a Fran como jugador. Los ojos se le iluminaron y accedió solo con una condición, que a regañadientes acepté, mantener el anonimato: "Lateral izquierdo de piernas metálicas, moto de gran cilindrada con potencia y control. Le caracteriza su capacidad para abordar el terreno del equipo rival, aparecer con el tempo justo para sorprender y crear situaciones de gol, incorporándose por su autopista particular, la banda izquierda. Sencilla pero eficaz conducción, pelota pegada al pie y cambio de ritmo. Dirigiendo sus envites a los costados de sus defensores, alejando el balón de su par, evitando regates innecesarios. Jugador de golpeo tenso, lo podría aprovechar mucho más en sus incursiones hacia el balcón del área. Entre sus oportunidades de mejora,  el pase al área. Mejor centrador cuando llega a la línea de fondo y pone el pase atrás que buscando la cabeza de sus compañeros en cualquier lugar. También puede incrementar sus recursos cuando encara o llega al ataque ante defensas replegadas que no conceden espacios. La moto es superior en rectas pero tiene la oportunidad de aprender más maniobras para los próximos virajes y curvas cerradas que el circuito del fútbol profesional le aguarda".

Todas estas líneas hacen que conozcamos más a Fran como jugador y como persona. Muchas serán obvias para los aficionados que degustan la cantera del fútbol madrileño, otras sorprenderán al gran público. Todas juntas solo buscan que un chaval que ha caído en una temporada y media tres veces se vuelva a levantar, que Fran García sienta el respeto y el cariño que le ayuden a levantarse por cuarta vez para el bien de su equipo y del fútbol.

Foto de portada: captura de Real Madrid TV

Foto en texto: RFEF

ZABALA