Jº 13: Alcobendas Levitt 2-1 Unión Adarve

Como en casa en ningún sitio

Cargando...

El conjunto alcobedense remontó un partido que se le puso cuesta arriba en los primeros minutos de la segunda mitad. Los visitantes no supieron aprovechar la ventaja que les dio el gol de Gómez y al final acabaron lamentando las ocasiones desperdiciadas. Molina y Vini fueron los héroes de la remontada local.

xxxxxxxxxx

El Alcobendas Levitt se transforma completamente cuando juega como local. Valdelasfuentes se ha convertido en un fortín en las últimas semanas, donde ha logrado voltear la delicada situación que tenía al equipo en puestos de descenso. Este sábado estaba enfrente uno de los rivales más complicados de DH5, el Unión Adarve de Óscar Fernández, pero el conjunto alcobedense, que comenzó el segundo tiempo perdiendo y con su entrenador expulsado, ha vuelto a sobreponerse a todo. Molina y Vini contrarrestaron rápidamente el gol de Gómez y dejaron tres puntos importantísimos en casa. Porque, como se suele decir, como en casa en ningún sitio.

Primer tiempo muy igualado el que se vivió en Alcobendas. Ninguno de los dos equipos pudo romper la igualdad instaurada en los primeros cuarenta y cinco minutos. Y eso que hubo ocasiones para cambiar el resultado: Gómez y Manu, por parte del Unión Adarve, probaron fortuna en varias ocasiones y Molina, tras varios rebotes, tuvo otra gran ocasión para poner por delante a los locales. No obstante, el que pudo acabar adelantándose primero fue el Alcobendas Levitt por mediación de Arratia, que tuvo en sus botas el 1-0 con un disparo potente que acabó deteniendo Sergio Brell. 

El partido cambió drásticamente en el segundo tiempo. Toda la emoción y goles que no hubo en los primeros cuarenta y cinco miutos no faltaron en los cuarenta y cinco minutos siguientes. Nada más comenzar -y tras una falta muy discutida por el banquillo local que acabó con Javier Galapero expulsado-, Gómez puso el 0-1 con una falta que se coló por la parte izquierda de Jordi. El 11 del Unión Adarve aprovechó muy bien los huecos que dejó la barrera alcobendese para adelantar a los suyos en el marcador. 

El gol de Gómez despertó rápidamente al Alcobendas Levitt, que le dio un toque más de intensidad a su fútbol. Y el encuentro cambió en cuatro minutos. Molina empató tras un despiste en la zaga del Unión Adarve en el minuto 72. Cuatro minutos después, cuando faltaba un cuarto de hora para el final, Vini se convirtió en el gran protagonista de la tarde al mandar un zapatazo a la escuadra izquierda de Sergio Brell. Una remontada que costó mucho de cerrar, porque el Unión Adarve no le perdió la cara al partido y dispuso de varias ocasiones para volver a empatar.

Durante los últimos minutos hubo de todo: agarrones, entradas a destiempo y enfrentamientos entre los jugadores. La tensión era palpable en el ambiente, y el colegiado, algo benevolente en los últimos minutos, alargó la agonía hasta el minuto 98. Valdelasfuentes estalló de alegría con el pitido final. Los chicos de Javier Galapero vuelven a alejarse de los puestos de descenso y meten así en problemas a un Unión Adarve que acabó desesperado ante la falta de fortuna de cara a puerta. 

Foto portada: Gonzalo Martín (AD Alcobendas Levitt)

Ficha del partido

Alcobendas Levitt: Jordi; Edgar (Vini, min. 62), Rubén, David, Javi, Iván (Pablo, min. 86), Andrei, Arratia, Hugo (Jorge, min. 60). Christian y Molina (Aitor, min. 81). 

Unión Adarve: Sergio Brell; Iker, Montoya, Lucas, Nevado, Gabi, Diego (Kevin, min. 72), Roldán, Aron (Dani, min. 65), Manu y Gómez.

Goles: Gómez, 0-1, min. 47; Molina, 1-1, min. 72 y Vini, 2-1, min. 76.

Estadio: Ciudad Deportiva de Valdelasfuentes (Alcobendas, Madrid), ante unos 200 espectadores.