ENTREVISTA A JORGE SÁNCHEZ, LATERAL DEL UNIÓN ADARVE

Sánchez: “Me dolería mucho ver a este equipo en la fase de descenso”

Cargando...

Cuando Sánchez tenía 7 años iba a ver jugar al juvenil A del Adarve en Ganapanes. Quién le diría que, años después, él formaría parte de ese equipo y como uno de los capitanes

xxxxxxxxxx

ZABALA

¿Cuántas temporadas llevas en el club y por cuáles categorías has pasado?

Pues ya son 13 temporadas en este club, empezando por prebenjamín hasta el día de hoy. Empecé la etapa de fútbol 11 en el alevín D pero al año siguiente di el salto al alevín A, y desde ahí siempre he pasado afortunadamente por  las mejores categorías. Poco más y casi nazco aquí (risas).

¿Qué significa el Adarve para ti?

Por todos los años que llevo, creo que podría asegurar que es el segundo lugar donde más tiempo he pasado después de mi casa. Es algo que siempre voy a recordar porque mi infancia y mi adolescencia la he pasado corriendo sobre el césped de Ganapanes. He vivido momentos muy buenos y me he llevado muy buenos amigos. Adarve son muchas cosas, pero destaco la humildad, la garra, y el nunca darse por vencido. 

Seguro que has vivido momentos muy especiales en el club. ¿Cuál ha sido el más bonito, el que más recuerdes?

Y tan especiales... Creo que el mejor momento fue el año de cadete A cuando ganamos al Real Madrid en Ganapanes, o al Atlético de Madrid en el Cerro en el último minuto. Ese equipo era brutal. Pero el más especial aún está por venir jejeje…

¿Y con qué entrenador aprendiste más? ¿Con cuál te quedarías?

Hasta el año pasado, el entrenador con el que más he aprendido ha sido con Llorente, también porque le he tenido dos años tanto en cadete B como en juvenil B, sin olvidarme de Javi Tamames. Me quedaría con todos los que he tenido. He tenido muchísima suerte todos los años, pero a Abdel desde que me entrenó en alevín D le guardo un cariño especial.

El año pasado jugaste en Autonómica con el juvenil B. ¿Qué diferencias notas con División de Honor?

Obviamente, la calidad de los jugadores y la toma de decisión es muy superior. Pero lo que más hay que destacar es el ritmo de juego, en División de Honor es otro rollo y no tienes ni un segundo para pensar. 

Terminó como terminó la temporada pasada. ¿Qué tenías pensado de cara a la actual campaña?

Según anunciaron que terminaba la temporada por las circunstancias, ya estaba esperando la llamada de Bardera (risas). Tras 13 años en el club no hay mejor regalo que firmar con el División de Honor. 

¿Tuviste alguna otra oferta para marcharte del club?

Alguna hubo sí (risas), pero mi objetivo siempre ha sido poder llegar al juvenil A. Y una vez se me ofreció, no se me pasaba otra cosa por la cabeza que no fuese quedarme aquí. 

Hablando ya de esta temporada, ¿qué valoración haces de ella?

Pues empezamos muy bien, teniendo unos resultados que yo creo que nadie se esperaba, aunque sí es cierto que esta segunda vuelta nos está costando más. Pero somos una familia y aquí remamos todos en la misma dirección y lo vamos a acabar sacando. 

Eres el segundo capitán del equipo. ¿Qué significa para un chico que lleva tanto en el club portar el brazalete?

No sé ni cómo explicarlo. Un día estás viendo al juvenil A con 7 años y al paso de los años te ves con el brazalete en División de Honor. Es la hostia. 

Me dicen que compaginas por las tardes el fútbol con las clases. ¿Cómo lo llevas?

Sí. Es difícil, pero pienso que si quieres llegar a jugar a este nivel tienes que sacrificar muchas cosas. Pero no me gusta dejarlo de lado y sigo estudiando por las mañanas a pesar de que me pierda la mayoría de las clases.

Jorge Sánchez como capitán del AdarveJorge Sánchez como capitán del AdarveJorge Sánchez como capitán del AdarveJorge Sánchez en los momentos previos de un partido

El míster os propuso hacer 21 puntos de cara a la segunda fase. Lo habéis cumplido, pero por el momento no es suficiente para ese subgrupo plácido. ¿Dirías que, pase lo que pase, habéis cumplido el primer objetivo?

No, para nada. Tanto el Badajoz como el Rayo Vallecano han mejorado muchísimo y nos han puesto las cosas más difíciles de lo esperado. Creo que se ha visto que este equipo es capaz de muchas cosas y aún nos queda un partido por jugar de la primera fase. Lo hemos tenido tanto en la mano que me dolería mucho ver a este equipo en la fase de descenso, por eso vamos a morir en el campo este domingo a las 12.

La primera vuelta conseguisteis 14 puntos, mientras que en la segunda 7. ¿Ha habido un relajamiento en la segunda vuelta o es que en la primera salió todo demasiado bien?

Pienso que un poco de las dos cosas. En la primera fase encarábamos los partidos siguiendo el plan de partido al 100%, algo que creo que nos ha faltado en gran parte en la segunda vuelta. No me gusta hablar de suerte, pero quizás nos haya faltado ese poco  en esta segunda vuelta que sí que tuvimos en algunos partidos de la primera. 

Para ti, ¿qué partido ha sido el mejor que habéis jugado?

Me quedo clarísimamente con el de Aravaca en el Antonio Sanfiz. Creo que nos salió todo a la perfección. 

La derrota en Badajoz fue durísima para el equipo. ¿Realmente fue para perder 4-0?

Para nada. La primera parte la aguantamos bien, pero la segunda nos llegó el primer gol en contra, después una expulsión, y no supimos afrontar el partido con uno menos. Creo que nos vimos superados, pero no para ese resultado. Fue un golpe de realidad total. 

Este pasado miércoles habéis jugado el aplazado ante el Atlético de Madrid en el Cerro del Espino. Ni quiero mencionar el resultado… ¿Qué pasó?

Cuando tienes uno de los mejores equipos juveniles de Europa en frente y no cumples todo a la perfección, pasa lo que pasa. Pero borrón y cuenta nueva, porque el fútbol siempre te da nuevas oportunidades. De las derrotas es cuando más se aprende. 

Como capitán del equipo, ¿qué mensaje le has transmitido a los compañeros?

Antes de empezar el primer entrenamiento después de este partido, lo único que le dije al equipo fue que afortunadamente seguimos dependiendo de nosotros mismos, y que tenemos que estar más unidos que nunca, porque estamos a un partido de irnos a jugar a Valladolid o a León. 

Queda un partido. Más bien una final ante el Rayo Majadahonda. Si ganáis, pase lo que pase con los rivales, jugareis en el grupo de campeones. ¿Cómo afrontáis el partido?

Creo que es algo más que una final. Como he dicho, tenemos la suerte de depender de nosotros. En 13 años en el club no he tenido tantas ganas de un partido como el de este domingo a las 12 en La Oliva. El equipo se lo merece y vamos a morir los 90 minutos. 

Y llegan las preguntas del vestuario… “¿Eres tan malo que no haces buenas jugadas en los partidos y te conformas con subir videos de las hostias que das?”

(Risas) Este año me he relajado muchísimo. Ya no hay sólo un árbitro en el campo. Hay que controlarse un poquito, que a veces la intensidad pasa factura. 

"¿Cuánta vida le queda al Ferrari?”

Veo mucho hater de mi coche en el equipo... Sin embargo, la mayoría se sigue yendo en metro o le viene papá a recoger (risas). 

¿Qué prefieres? ¿Jugar en el campo de Los Yébenes o en el Bernabéu?

En el de Los Yébenes. En el Bernabéu es muy fácil jugar al fútbol... 

Sánchez, a fondo

Ídolo futbolístico: Cristiano Ronaldo

Estadio donde jugar algún día: Santiago Bernabéu y La Bombonera

Un equipo: Real Madrid

Un sueño: Seguir disfrutando jugando al fútbol

Un himno: el del Centenario del Sevilla

Un entrenador: Marcelino

Una canción antes del partido: Bandido de Anuel


Fotgrafías: Lucía Pérez e Iván Álvarez