Jª 12. C.D. LEGANÉS 1–2 REAL VALLADOLID

Slavy apaga la ilusión pepinera

Cargando...

El delantero del Valladolid entró como revulsivo para resolver un encuentro que se le puso muy cuesta arriba a su equipo. Ben igualó el gol inicial de Castri y el Leganés tuvo quince minutos en los que pudo dejar los puntos en casa 

xxxxxxxxxx

Leganés y Valladolid pudieron recuperar al fin su duelo aplazado de la duodécima jornada. Ambos conjuntos llegaban tras empatar sus encuentros del fin de semana y con la necesidad de ganar para recuperar sensaciones.

Los blanquivioletas entraron de lleno en el partido y se quedaron muy cerca de ponerse por delante en la primera acción. Desde el interior del área y con la clase que le caracteriza, Maroto sacó una volea que salió alta por muy pocos centímetros. Mientras el Leganés esperaba a robar para golpear al contragolpe, el Valladolid gozó de varias posesiones largas.

Los pepineros supieron responder a aquella oportunidad de Maroto con contraataques vertiginosos, casi siempre con Naim como protagonista. En una de esas jugadas, Naim bailó en el pico derecho del área, recortó hacia dentro para dejar atrás a Diego Moreno y condujo hasta casi la media luna, desde donde golpeó con potencia el esférico, que se marchó alto.

El equipo pucelano obligó a Javi Garrido a ser decisivo. Arroyo desafió en un uno contra uno a Javi y salió ganando el portero, que palmeó a córner el tiro escorado del delantero del Valladolid. Poco después, una extraordinaria combinación entre Maroto, Iker y Adri Carrión desembocó en un centro del lateral desde el costado derecho. Castri lo remató a puerta desde el segundo palo; Javi volvió a actuar y lo despejó a saque de esquina.

Los pupilos de Julio Baptista dejaron muchos metros a sus espaldas en sus tramos de dominio y el Leganés quiso aprovecharlo. Ben tuvo su oportunidad atacando el espacio y después de ganar la espalda a Gómez, remató por encima del larguero. Por el costado izquierdo, Rubén buscó las cosquillas a Iker. Después de encarar al lateral del Valladolid y salir hacia dentro en carrera, su tímido disparo llegó a las manos de Aceves

Rubén (Leganés) espera a recibir el balón

El Valladolid volvió del descanso con una marcha más. Las llegadas al área del Leganés se sucedieron, cada una con más peligro que la anterior. Primero, Iker probó suerte con un golpeo de media distancia que no inquietó a Javi. Arroyo y Castri tuvieron sendos manos a mano que no sirvieron para romper el empate, uno de ellos por la rápida salida del portero pepinero para tapar hueco a Arroyo. Tras un desajuste de la zaga del Leganés, llegó el 0-1. Castri recogió un balón largo a la espalda de la defensa local y se atrevió con una elegante vaselina desde 30 metros, la cual superó a un Javi que había salido para intentar desbaratar la ocasión.

Lejos de hundirse, los chicos de David Bohega pudieron voltear el marcador. La igualada llegó a través de Ben. Naim se hizo con el balón en el área del Valladolid, llegó hasta línea de fondo, hizo un recorte que dejó atrás a dos defensores y metió un pase hacia el segundo palo. Ahí estaba Ben, que sin controlar el envío, fusiló por alto y sin contemplaciones a Aceves. La incertidumbre asedió al conjunto visitante, que empezó a fallar en todas sus jugadas combinativas. El Leganés atacó y atacó, sembró muchas dudas en su rival, pero no pudo convertir en gol su dominio. Un leve derribo sobre Baroa fue protestado como posible penalti por parte de la afición local, aunque el colegiado no apreció suficiente contacto.

Para acabar con el mal momento que pasaba su equipo, Baptista recurrió al as que guardaba en el banquillo. Slavy saltó al césped para ganar el encuentro y necesitó tres minutos para decantarlo. El delantero del Valladolid recibió el balón fuera del área y de espaldas a la portería del Leganés. Entre tres defensas intentaron, sin éxito, que Slavy no se diera la vuelta. Slavy se giró, apuntó y el misil que salió de su bota se coló por la escuadra izquierda de la meta de Javi.

Casi sin tiempo, el Leganés se tiró con todo a tratar de rescatar un punto. Un testarazo de Víctor a la salida de un córner colgado por Naim y un chut de Alvarito desde fuera del área fueron las llegadas más claras del equipo madrileño, que finalmente se quedó sin premio.

Ficha técnica