Jª 10 – A.D. UNIÓN ADARVE 1-0 RAYO VALLECANO

Toda la manada aúlla contra el Rayo Vallecano

Cargando...

Un tanto de Isra hace que Ganapanes continúe siendo un campo maldito para los cocos de la categoría. Tras empatar con el Real Madrid, los lobos se llevan la victoria ante el Rayo Vallecano.

xxxxxxxxxx

Partido a priori desigualado el que se iba a presenciar entre un Unión Adarve en descenso y un Rayo Vallecano, tercero en la tabla, que llegaba de cinco victorias seguidas.

Arrancó el partido con una falta lejana a favor del Rayo, que chutó Rubén De Tomás, que se envenenó y Monte envió a córner. Desde ese momento hasta el minuto 42 no volvió a aparecer el Rayo en ataque.

Por su parte, los locales tuvieron su primera gran oportunidad en los pies de Muelas. Jugada rápida de córner que el extremo rojinegro cruzó demasiado desde la media luna del área grande. Este mismo jugador lo volvió a intentar unos minutos más tarde pero sin premio.

Fue Isra quien rompió el empate con el único gol del partido. Jaime robó un balón en campo rayista, continuó hasta la línea de fondo y la pasó rasa al corazón del área chica. El delantero del Adarve supo leer el pase del capitán y se adelantó al primer palo para rematar el balón.

Si ya habíamos visto poco juego por parte de los visitantes a partir del gol fue incluso menos. Este no era el Rayo que hemos visto durante la temporada. Malos controles, poca intensidad, descolocados… Antónimos que los chicos de Dongil no nos tienen acostumbrados. El Unión Adarve sí que desde el gol fue a más.

Pero sí que en los últimos compases de la primera mitad el Rayo intentó ir a más. Y digo “intentó” porque, como dije anteriormente, lo intentó en el 42’ por medio de un cabezazo de Castro, pero que Monte paró sin problemas. Al descanso, 1-0.

Patricio (Unión Adarve) y Cano (Rayo Vallecano)

Dongil no veía el partido muy bien, tanto que en el descanso introdujo 2 cambios en el descanso y dejó defensa de 3.

Los primeros minutos de esta mitad fueron poco atractivos. Otro tiro de Muelas que se fue alto fue de lo poco que vimos, junto a  un posible penalti por mano a favor de los locales pero que el árbitro no consideró pena máxima.

Y en el minuto 64 el Rayo tuvo la más clara de la segunda parte (y casi de todo el partido). Una falta que a los locales no les hizo recordar buenos momentos. Fue en una posición muy parecida a la que recibieron hace dos encuentros un gol directo del Alcorcón. Por suerte para ellos y por desgracia para los franjirrojos, especialmente para Cano que fue el encargado, se fue por poco rozando el palo.

A partir de este momento, el Adarve tuvo las ocasiones más claras para hacer el segundo en cualquiera de ellas. La primera en los pies de Jesús, que desaprovechó un tiro a la altura del punto de penalti que se fue por encima del larguero.

El público rayista se desesperaba. “Nos ganan todas. Todos los balones aéreos son suyos, y siempre están en el lugar para llevarse el balón” decía uno de los aficionados visitantes. Razón no le faltaba. Principalmente era la intensidad la que estaba marcando las diferencias en el encuentro. El Adarve estaba 3 marchas por encima que los de Vallecas. Y eso, en una categoría como esta, marca diferencias.

Antes de que Juanpe se pusiera de delantero centro para intentar el empate, Monroy pudo hacer el segundo para los locales. El revulsivo cambio local no aprovechó un pase de la muerte” de Quique. El Rayo achicaba balones fuera. Difícil de creer para quien no viera el partido, pero cierto.

El final prometía. Unos intentando matar el partido y otros buscando el empate. Pero fueron los primeros los que realmente pudieron hacer efectivo su deseo. Cámara perdonó el gol, o mejor dicho, Miguel salvó el gol rojinegro tras el tiro del lobezno a bocajarro.

El partido finalizó después de una expulsión a Josito. El próximo partido para el Unión Adarve será contra el Almendralejo, y el Rayo recibirá al Leganés.

 

Ficha técnica

Fotografías: Iván Álvarez