El Valladolid recibe al Real Madrid el sábado a las 16:30

Un duelo para marcar objetivos

Cargando...
xxxxxxxxxx

La jornada cuatro de la División de Honor Grupo 5 comenzará el sábado y tendrá uno de sus mejores partidos en Pucela. El Valladolid, quinto clasificado, recibe al Real Madrid, que se sitúa segundo, en un partido que puede determinar la evolución de unos y otros. El equipo de Guti llega tras golear al Colegio Diocesanos en su segundo partido en casa, demostrando que no le falta gol y completando una semana con 19 tantos a favor en dos partidos. El de Víctor Fernández, tras dos goleadas al Atlético Casarrubuelos y al Unión Adavarve, tendrá en el equipo de la capital un buen hueso para medir su evolución.

El momento del salto

El conjunto pucelano es un equipo muy talentoso, especialmente de centro del campo para arriba. Quiere dar el salto y postularse como candidato al título para demostrar que es una de las mejores canteras de España y ganar al Madrid supondría un paso de gigante. Entre sus atacantes destaca Víctor, último fichaje proveniente de Canarias y una de las revelaciones de la División de Honor. El delantero lleva seis goles en 94 minutos disputados, lo que sale a una media de gol cada cuarto de hora aproximadamente. Adrián es el segundo pichichi de la categoría, con cinco tantos, aunque habiendo jugado más minutos. Pablito, un mediapunta muy vertical, con capacidad para moverse entre líneas y que siempre deja algún detalle de calidad es otro de los hombres importantes para el Valladolid.

Su juego se basa en el toque y el fútbol ofensivo. Aunque contra el Real Madrid el año pasado decidieron dar un paso atrás para buscarle problemas de otra forma, su estilo es muy similar al de los blancos. Será un duelo disputado en el que presumiblemente no habrá un dominador claro que controle todos los 'timings' de los 90 minutos.

La baja más importante de los de Víctor Fernández -ex canterano madridista- será la de Aparicio. El lateral derecho, tras un penalti que el colegiado señaló en contra de su equipo en el tramo final del partido, fue expulsado por recriminar su actuación al colegiado. El problema para el técnico viene cuando es la única posición en la que no hay recambio, es decir, no hay otro lateral puro. Como se vio en pretemporada, seguramente sea Óscar De Frutos, defensa central, el que se adapte para jugar en su lugar.

En busca de la primera victoria fuera de casa

El Real Madrid sigue adaptando sus nuevos jugadores -la base que el año pasado conquistó un triplete histórico ya no está- y cada día demuestra estar más enchufado. Por el momento, lleva siete puntos en tres jornadas y sólo el Almendralejo se sitúa por delante en la tabla clasificatoria. Ha recibido un gol y ha anotado 13, pero en su única salida de Valdebebas no fue capaz de pasar del empate a cero ante el Aravaca.

Ahora tiene la dura papeleta de medirse al Valladolid, lejos de su feudo y con la necesidad de ganar fuera para mantenerse en lo más alto. El rival no se lo pondrá fácil y buscará hacerle daño con posesión del esférico, por lo que es posible que Guti opte por volver a la línea de tres centrales que ya presentó en Aravaca, aunque el resultado cosechado no fue el esperado. César Gelabert será el hombre más peligroso, al que probablemente acompañe como jugador más adelantado Pedro Ruíz, que anotó un hat-trick en la tercera fecha y otro triplete unos días antes en la UEFA Youth League.

En definitiva, el que salga ganador de la contienda marcará unos objetivos más altos. El Madrid conseguiría sus primeros tres puntos como visitante y podría incluso alcanzar el liderato. El Valladolid corroboraría su buen inicio de campaña y daría el salto de calidad para optar a todo. Un partido por todo lo alto.