J5. Extremadura UD 0-7 Real Valladolid

Un efectivo Real Valladolid golea al Extremadura

Cargando...

Los pupilos de Ricardo López fueron muy superiores a un, hasta el momento, invencible Extremadura. Los goles fueron de Slavi -en dos ocasiones-, Javi Diez, Héctor, Castri, Adrián Carrión y Diego Iglesias.

xxxxxxxxxx
[anuncio id="20"]
El Real Valladolid se enfrentaba ante su mas lejano desplazamiento. Visitaba la ciudad de Almendralejo para medirse a un Extremadura que aun no conocía la derrota esta temporada y que demuestra que la quinta plaza conseguida el curso pasado no era una simple anécdota.
 
El encuentro era muy táctico y físico por ambos conjuntos. El balón era para los pucelanos y los extremeños querían sorprender a la contra con una presión en campo contrario que pronto tendría efecto. En el 4, la presión de Vargas hacia que Aceves se equivocase en el saque del esférico y le caía a Amaya en el semicírculo del área, sin embargo, su disparo a puerta vacía lo tocaba el propio Vargas en fuera de juego.
 
Antes de la media hora de encuentro, llegarían dos nuevas ocasiones blanquivioletas. La primera de Alvy que se revolvía en el área tras una larga jugada vallisoletana pero siempre encimado por ambos centrales azulgranas hacia imposible el remate final. La segunda acabó en gol pero que no subiría al marcador. Castri marcaba de remate cruzado, pero el arbitro consideraba que había falta previa -muy dudosa- de Slavi justo antes del disparo del extremo.
 
Poco a poco, el Real Valladolid hacia planear que las ocasiones tenían que terminar por formalizarse en goles. A la media hora, Iker filtra al punto de penalti a Slavy, se adelantaba el central azulgrana Facu para tocar lo justo para que no llegase, a pesar de que el balón acabaría saliendo a escasos centímetros del palo izquierdo de Jorge. En la continuación, el central pucelano Jesús, mandaba muy alto su remate con todo a su favor para poner por delante al conjunto blanquivioleta.
 
Poco a poco, el conjunto de Ángel Gutiérrez veía que los pucelanos ponían ponerse nerviosos por desperdiciar tantas ocasiones y que la segunda parte podrían dar la puntilla a la contra. Parecía que tantas ocasiones perdonadas, la victoria llegaría por el mínimo detalle. 
 
Los de Ricardo López seguían teniendo ocasiones para ponerse por delante. En el 42 Iker centra desde la derecha pero Alvy no logra rematar bien y uno después otra doble ocasión. Primero fue Javi Diez que se encontraba con la mano de Jorge y el rechace, Alvy no consiguió terminarla.
 
Cuando parecía que llegaríamos al descanso con empate en el marcador, falta desde la derecha que la peinaba Javi Diez para ponerla lejos del alcance de Jorge poniendo el primero en el marcador y haciendo justicia en ocasiones y juego en los primeros minutos de encuentro.
 
La efectividad pucelana hizo que el Extremadura desapareciese. 
 
La segunda parte fue exclusivamente pucelana. Pareció que el conjunto local ni se presentaba a la segunda mitad. Ni los cambios en los extremeños ni las ganas por momentos que ponían los pupilos de Ángel Gutiérrez conseguían frenar el empuje y la efectividad vallisoletana.
 
Todas y cada una de las ocasiones blanquivioletas que merodeaban el área extremeña se traducirían en tantos visitantes.
El segundo del encuentro llegaría nada mas arrancar la segunda mitad. Saque de esquina desde la derecha del ataque pucelano, Héctor le gana el salto a la defensa y con un gran cabezazo ponía la distancia en el marcador, lo que acabó de enterrar a los locales.
 
En el 62 llegaría el tercero. Castri de volea tras un centro por la izquierda, la ponía en la mismísima escuadra, imposible para Jorge, guardameta del conjunto extremeño. Cuatro después, falta en la frontal, maravillosamente ejecutada por Slavy que la ponía allí donde moran las arañas. Golazo del delantero pucelano.
 
El Extremadura tiraba de orgullo e intentaba despertar de su letargo, pero solo fue un espejismo. En el 72, Adrián Carrión se interna en el área y tras varios rechaces le vuelve a caer que la cruza con tranquilidad para hacer la manita. Sacaban los locales, balón en largo que corta la defensa blanquivioleta y ponen el balón en profundidad para Slavy que, a placer tras ganar en velocidad a la defensa azulgrana, hacer el set. La efectividad del Real Valladolid era asombrosa, algo que no suele ser muy habitual y menos aun en el futbol formativo.
 
Diego Iglesias cerraría la goleada pucelana tras un nuevo saque de esquina y aprovecharse de la pasividad defensiva tras varios rechaces fusilando las redes almendralejenses.
 
Con esta victoria, los vallisoletanos siguen contando sus desplazamientos por victorias y los coloca en la parte alta de la tabla, empatando a puntos con los azulgranas del Extremadura.
 

Ficha del Partido