Alex Herrero es portero en el juvenil A del Getafe CF

Un Santo para el abuelo Domingo

Cargando...

Después de jugar en el Real Madrid y ganar el triplete de DH5 con el Atlético de Madrid, Alex Herrero ha llegado al Getafe CF para quedarse. Sueña con ser como su ídolo, Iker Casillas, y dedicarle muchas paradas a su abuelo Domingo.

xxxxxxxxxx

Comenzó su andadura profesional en el Real Madrid CF al igual que su ídolo, Iker Casillas. Tras cinco temporadas en el club blanco, en 2014 llegó al Atlético de Madrid, donde estaría cuatro campañas. Hasta que, al inicio de este curso, ha llegado al Getafe CF. Hoy, desde Pobla FM, os presentamos al portero azulón, Alex Herrero

El fútbol ha sido su vcación desde que era bien pequeño y, a día de hoy, es lo más importante de su vida. Hay veces que las cosas no salen como uno espera, pero siempre hay que seguir hacia delante para conseguir el éxito.

Herrero es un portero valiente y con voz de mando. Es veloz y siempre busca lo mejor para el equipo. En cuanto a su posición de guardameta, intenta en cada partido acabar con victoria y la portería a 0, que es lo mejor para él a nivel individual.

Pero no todo gira en torno al fútbol en su día a día, aunque sí que está ligado al deporte la mayor parte de su tiempo. Estudia CAFYD en la universidad y, en un futuro, le gustaría ser entrenador o representante. Es un chico responsable y humilde al que le gusta mucho empatizar con la gente. Disfruta mucho con su familia, que son su apoyo diario, cuando el deporte rey le deja algo de tiempo libre. Al igual que con sus amigos, con los que encuentra un poco de evasión los fines de semana. 

El cancerbero azulón es consciente de que, para llegar lejos en el mundo del fútbol, hay que apuntar siempre a lo más alto. De hecho, una de sus máximas es: "si apuntas a la Luna y fallas, al menos te quedarás entre las estrellas". Ganar la Liga en DH5 esta temporada es complicado, pero sólo si el equipo fija grandes objetivos podrá conseguir grandes cosas.

En todos estos años, Alex ha aprendido que el fútbol tiene muchas caras. Las cosas no siempre salen bien, pero hay que sacar una sonrisa y seguir trabajando para superar los obstáculos y piedras que encontremos en el camino.

Tanto los porteros como el resto de jugadores tienen que ser optimistas y tener mucha ambición. Si un futbolista se da por vencido cuando las cosas no van como uno espera, se equivoca. Siempre hay nuevas oportunidades para mejorar y obtener la mejor versión de uno mismo. 

Fiel admirador de Iker Casillas desde pequeño, siempre supo que quería ser como él, un símbolo y una leyenda viva del fútbol mundial. Aunque le encanta estar en España rodeado de su familia y la gente que más quiere, en un futuro le gustaría jugar en la Premier League. La máxima competición inglesa es mundialmente conocida por la intensidad de cada uno de sus partidos, la forma de vivir el fútbol y lo emocionante que es cada temporada, además de ser una liga con mucha historia. 

El arquero disputa su tercera temporada en DH5. No tiene preferencia por ningún entrenador de fútbol profesional ya que cada uno puede aportar millones de experiencias y aprendizajes nuevos. Con cada uno de ellos, un futbolista puede enriquecerse de mucha cultura relacionada con este deporte y seguir sus consejos. Ellos son los que pueden ayudar a las jóvenes promesas del fútbol a conseguir sus metas y lograr sus mayores éxitos.

Tanto Alex como el resto de sus compañeros son conscientes de que pertenecer al Getafe CF es similar a tener una segunda familia. Nada más llegar al juvenil A, el portero azulón pudo comprobar que, con corazón y humildad, cualquier equipo puede soñar con llegar a lo más alto luchando de principio a fin. 

Esta siendo una temporada repleta de trabajo para Herrero. Alterna el juvenil A con el filial, que milita en 2ªB, casi a diario. En el equipo de DH5 hay muy buen ambiente. Son un grupo muy unido que lucha y se esfuerza en buscar lo mejor de manera conjunta. 

Al frente del vestuario azulón está Gary, que ha sabido gestionar muy bien el equipo gracias a tener siempre las ideas muy claras. Intenta sacar lo mejor del equipo y de cada jugador de manera individual. Tiene la costumbre de preguntar a los chicos por sus sensaciones al final de cada entrenamiento o partido, ya que cada día existe la posibilidad de mejorar. El ambiente entre los jugadores y el cuerpo técnico no puede ser mejor, lo que hace más ameno y divertido jugar en el equipo.

Si el "santo de Móstoles", mayor ídolo de Alex Herrero, tenía todas las manías del mundo antes de saltar al campo, nuestro protagonista de hoy no iba a ser menos. Cada vez que llega al vestuario coloca la ropa en el mismo orden. Primero las espinilleras, luego las botas y, por último, los guantes. De camino a la portería se santigüa, da un pequeño salto y tiene que pisar cada línea o marca blanca con la pierna izquierda. Cuando llega a su territorio toca la línea de fondo, se santigüa de nuevo y lanza los brazos al cielo. 

De cara a esta segunda vuelta del campeonato, el objetivo es muy claro. Hay que volver a la senda de la victoria y hacer buenos partidos, de cara a fijar la meta de poder tener la oportunidad de jugar la Copa del Rey

Alex tiene un vínculo muy especial, dentro del vestuario, con Heras y Masogo, ya que ha estado con ellos en otros equipos durante varias temproadas. De hecho, siempre recuerda cuando Masogo comenzó a imitar a un amigo común en el autobús camino a Badajoz

Al igual que los jugadores siempre dedican sus goles, hay paradas importantes que bien merecen una dedicatoria especial. Por eso, Alex siempre se acuerda de su abuelo Domingo cuando hace una buena acción, Gran amante y forofo del fútbol, murió antes de que Alex naciera. Es su pequeña debilidad en cada partido, que le impulsa a luchar cada día por conserguir sus sueños. 

Tantos años jugando al fútbol dan para almacenar decenas de recuerdos. Pero hay dos a los que el cancerbero azulón guarda un especial cariño. el triplete conseguido con el Atlético de Madrid en División de Honor y el premio que recibió como mejor portero del Mundialito de Clubes sub12 celebrado en el Algarve. Allí se vio la imagen de alegría y felicidad de un niño con la mayor ilusión y ambición que se puede tener, aún sin haber ganado el trofeo de campeones con el equipo. 

Iker Casillas debutó muy joven, el 12 de septiembre de 199, con el primer equipo de Concha Espina. Al igual que el de Móstoles, el sueño de Alex Herrero es debutar en Primera División o ganar algún título representando los colores de la Selección Española. Quién sabe si él también parará un balón en la final de un mundial, al igual que hizo el ex capitán del Real Madrid a Robben en la Final del Mundial de 2010, celebrado en Sudáfrica.