Jª30 LN12. RSD Alcalá 2 - 3 CF Fuenlabrada

Un sueño nacional

Cargando...

Consiguió el Fuenlabrada la permanencia en Liga Nacional después de remontar los goles de Bilal para el Alcalá. Los chicos de José Luis Rueda consiguieron la salvación gracias a los tantos de Raúl Durán, Sergio Pizarro y Jorge Borona. 

xxxxxxxxxx

En la academia de policía enseñan que un héroe es un tipo que tiene todas las papeletas para acabar en una caja de madera. Lo que no explican es en qué consiste ser un héroe. Pero no se preocupen, que hoy traigo uno de los mejores ejemplos. 

Hay cosas que uno no puede hacer solo. Discutir, subirse y sujetar una escalera a la vez, doblar una sábana de esas de cama de matrimonio. Y muchas veces eso es el trabajo en equipo. Porque aunque haya veces que toque sufrir, como en todo, estás rodeado de gente que te entiende, que sabe de tu forma de actuar, de disputar el balón y eso, al final, es lo que te lleva a la gloria. Encontrarte rodeado de amigos hace que te sientas mejor, confíes más en tí mismo y luches por tus objetivos.

Y eso precisamente es lo que le ocurrió al Fuenlabrada en la última jornada de LN12. Llegaba a su partido con el Alcalá con la victoria como único resultado posible para conseguir la permanencia en la categoría y que el Alcalá no consiguiese ni un empate ni les hiciese perder los tres puntos, lo que hubiera supuesto su descenso y la permanencia del Santa Ana en Liga Nacional. 

Se adelantó el equipo local en el minuto 4', nada más comenzar el partido, gracias a un gol de Bilal. Si esto puede hacer pensar a nuestros lectores que iba a hacer disminuir los ánimos de los chicos de José Luis Rueda, están muy equivocados. El conjunto kiriko sabía lo que se jugaba y lo importante que era este partido para ellos después del empate del Santa Ana. Y salieron a por todas. 

En el minuto 15' empezaron a aflorar sus intenciones. Raúl Durán, delantero del Fuenlabrada, que comenzó la temporada en el Getafe CF, hizo el primer gol para su equipo después de una muy buena jugada. 

Pero no iba a ser una primera mitad tranquila. De esas que puedes disfrutar sin nervios y apreciando el buen fútbol. No era el día. Baile de goles, en el marcador y en el partido. En el minuto 34' volvía a alterarse el número de goles anotados en el partido. Volvió a repetir Bilal para el conjunto local, poniendo las cosas bastante complicadas para el Fuenlabrada. 

Pero el equipo del sur de Madrid quería lograr su objetivo a toda costa. Corría el minuto 42' en el cronómetro cuando el árbitro Alin Nicolae Giurca pitó penalti en el área a favor del Fuenlabrada, pena máxima que Sergio Pizarro se encargó de transformar para el equipo kiriko, volviendo a poner las tablas en el marcador. 

No había transcurrido ni un minuto cuando Jorge Borona alimentó la esperanza. Hizo crecer la ilusión. Desde la banda derecha metió un gol que hizo enloquecer a toda la grada, incluyendo compañeros de su propio equipo que habían acudido a animarles. 

Y así llegamos al descanso en El Val. 45 minutos repletos de goles que hicieron tambalear los nervios de cualquiera. De esos minutos que muchos llaman "de infarto". En la segunda parte no hubo goles pero si ocasiones que hicieron pensar en otra vuelta al marcador.

En el minuto 49' Raúl Durán intentó peinarla desde la derecha pero estuvo muy atenta la defensa del Alcalá y despejaron el balón, cortando las posibilidades del equipo kiriko. 

Y así transcurrió la segunda parte, con ocasiones de uno y otro equipo que alteraron los nervios y la templanza de las aficiones que habían acudido en esta tarde de domingo a ver el último partido de Liga Nacional disputado en El Val.

Aún yendo por delante en el marcador, el Fuenlabrada quería más. Y lo intentaron en los tres últimos minutos de partido. La tuvo Pablo Fernández a pase de Raúl Durán, pero se marchó el balón por la línea de fondo. También estuvieron a punto de transformar el marcador Mario Parrilla y Álvaro Sánchez, con ocasiones desde la frontal del área. Pero no pudo ser. Aunque el resultado valía al Fuenlabrada. Y tanto que le valía. El 2-3 suponía la permanencia del equipo José Luis Rueda una temporada más en Liga Nacional. 

Estoy segura de que si los chicos del Fuenlabrada hubieran podido elegir un final de temporada, sin duda, hubiera sido este. A la heroica. Porque aunque se sufra, es como más se disfruta el resultado final. 

Ficha del partido