ENTREVISTA A MARCOS VILLALBA, CENTROCAMPISTA DEL UNIÓN ADARVE 19-20

Villalba: “Prefiero dar mil asistencias a meter mil goles”

Cargando...

Lugo Fuenlabrada, Real Madrid, Alcorcón y Unión Adarve han sido los equipos de este centrocampista durante su etapa formativa. La próxima temporada jugará, de nuevo, en el club que le vio nacer como futbolista.

xxxxxxxxxx

La Luna - Restaurante de Guarde

- ¿Qué diferencias más notables existen entre jugar en el Real Madrid con jugar en el Alcorcón o en el Adarve?

Quieras que no, hay muchas diferencias entre el Real Madrid y los demás clubes en los que he estado. Aunque no son muy grandes ni te impiden jugar como lo hacen los del Real Madrid, van desde las instalaciones (vestuarios, gimnasio, el bar, donde se guarda el material de entrenamiento, el césped...etc) hasta la presión que conlleva tener el escudo del Real Madrid en el pecho y lo que te obliga eso a hacer en el terreno de juego.

- Fuiste el último miembro del equipo en formar parte de él, allá por el mes de septiembre. ¿Fue fácil la adaptación a un equipo ya prácticamente hecho?

La verdad es que llegue dos o tres días antes de empezar la liga. Llegué a entrenar un martes y solo conocía a Rubio, pero fue llegar y todos me acogieron súper bien y la verdad con todo el grupo hicimos muy buena piña. He de decir que me costó un poco la adaptación de venir del Alcorcón: con todos los movimientos, todo ya cogido, tener que resetear todo eso, coger las ideas de Borja y hacerme a la idea de juego. Pero en una o dos semanas lo cogí todo y genial. 

- ¿Qué balance haces de la temporada del equipo en su conjunto?

Pues diría que nos hemos merecido estar unos puestos más arriba de lo que hemos quedado por todo lo que nos hemos esforzado y lo que hemos conseguido, como ganar al Madrid en casa, o ganar al Rayo Vallecano y al Real Valladolid como visitantes. Pero también hemos cometido fallos de perder o empatar partidos que eran decisivos para salir un poco de la zona baja. En general ha sido una temporada muy bonita y buena. Le daría una nota de 8.

- ¿E individualmente? ¿Pensabas jugar más? ¿Tenías algún objetivo?

Sinceramente, esta temporada he disfrutado muchísimo todos los segundos que he estado en el terreno de juego, en el banquillo y cuando me ha tocado estar animando desde la grada. Claramente, a todo el mundo le gusta jugarlo todo. Pero la verdad es que el que se ganaba jugar en los entrenamientos era quien jugaba. Eso Borja lo ha llevado muy bien y se ha notado la competitividad del equipo.

- No has podido meter ningún gol, pero sí que has dado varias asistencias gracias a los lanzamientos de falta. ¿Cambiarías alguno de esos pases de gol por una diana?

Siempre tengo una frase grabada: prefiero dar mil asistencias a meter mil goles. A mí lo que más me gusta es ver a mis compañeros celebrar un gol que he dado yo. Te mentiría si te digo que algún gol no me hubiera gustado meter porque la sensación, y más en División de Honor, tiene que ser increíble. La verdad es que he estado muy cerca de ello, pero me quedo con todas las asistencias a mis compañeros y los goles metidos por ellos… Y no, no cambiaria ninguno de sus goles por uno mío, sus goles son suyos.

- ¿Con cuál de ellas te quedas? Por bonita, por importancia...

Pues te podría decir las asistencias en el partido contra el Burgos que una fue a Ibáñez que tiré, le di al palo pero se salió y él la metió. Y la otra, desde mi campo a Chinchu un golazo de cabeza. Pero sinceramente me quedo con la asistencia a Rubio contra el Rayo en su Ciudad Deportiva. Salí sobre el minuto 50 e íbamos 1-0, con el Rayo apretando mucho y cerca del empate. En una de las primeras jugadas que toco el balón, consigo girarme y veo a Rubio que me pide el balón en largo (solo con mirarnos nos entendemos). Pues se la dejé solo delante del portero y no la falló. Ese gol nos dio un respiro importante, y ese fue uno de los mejores partidos del equipo.

- ¿Y cuál crees que ha sido tu mejor partido de la temporada?

Yo diría que el del Burgos en casa por lo que le di al equipo en el terreno de juego tanto con asistencias de gol como por desahogo en el juego, y saber leer el partido a la perfección al entrar con 1-0 cuando el Burgos nos encerraba en nuestra área. Terminamos 4-0 y el Burgos sin salir de su área. Yo creo que ese fue mi partido más completo.

Villalba a punto de sacar una falta ante el CD Leganés

- Llegamos al 7 de marzo, derrota ante el Getafe. Y de repente, lo que era la semana de preparación de un partido determinante contra el Aravaca, se trunca la competición. ¿Cómo sentó en el equipo?

Pues nos sentó del uno al diez de mal... un once. Teníamos muchísimas ganas de demostrar lo que el Adarve sabe hacer y era la oportunidad perfecta de demostrarlo, y encima contra un equipo como el Aravaca. Cuando nos dijeron que no se competía hasta nueva orden nos pusimos a entrenar todos en nuestras casas y mandando vídeos de los entrenamientos por el grupo para no perder la forma y estar lo mejor posible para la vuelta de los partidos. Pero la cosa se dio mal y no pudimos jugar.

- Durante la cuarentena, ¿soñabas con la reanudación de la liga o eras más bien pesimista?

Cuando empezó el confinamiento tenía esperanzas de que se volviera a reanudar la liga tarde o temprano, pero con el paso de los días vimos que no se iba a reanudar por el bien de todos y… pues tuvimos que aceptarlo y quedarnos sin jugar.

- Desde luego que has aprovechado la cuarentena... ¿Qué es "Thebyox"?

(Risas) “Thebyox” es un nombre que me puse para jugar con mis amigos a la play. Y en este confinamiento estás mucho rato solo, aburrido… Así que decidí subir mis partidas a YouTube. Y, sinceramente, no me ha ido mal. Ahí sigo subiendo mis partiditas y mis cosas.

- Tú ya sabes tu futuro. Hace pocos días se confirmó que jugarás en el Lugo Fuenlabrada de Preferente. ¿Cómo se dio el fichaje?

Pues el Lugo Fuenlabrada es y será mi equipo de la infancia y saben cómo soy porque me han visto crecer desde los cuatro años hasta ahora. Nos pusimos en contacto y cuando dijeron que contaban conmigo para jugar en el primer equipo no dude en decir que sí, que quería volver al equipo que me vio crecer.

- ¿Con ganas ya de la nueva temporada?

¡Estoy que no aguanto más! ¡Necesito que el balón empiece a rodar y volver a sentir las sensaciones de cuando juegas un partido! ¡Espero que este año sea un gran año y muy bonito!

- Y ya para terminar, las preguntas de tus antiguos compañeros... La primera: "Me han dicho que Rubio te dio mil vueltas en la carrera con el coche saliendo del Urbis..." ¿Algo que añadir?

Yo soy más de hablar dentro del terreno de juego... pero solo quiero decirle que para la próxima, si quiere, le doy 200 metros de distancia para que esté un poquito igualada.

- Y la segunda: "Nerealuana fuma? fuma? fuma?"... 

Lo que paso en Burgos se queda en Burgos.

 

Villalba, a fondo:

Estadio donde jugar algún día: Santiago Bernabéu.

Un equipo: Real Madrid.

Un sueño: Llegar a Primera División.

Un himno: El del Sevilla.

Un entrenador: hay muchos y muy buenos… pero me quedo con José Luis Santamaría (Santa), mi entrenador en juveniles de primer año en el Alcorcón.

Una canción antes del partido: todo lo que sea motivación y alegre me gusta. Siempre confío en los DJ´s del equipo aunque siempre hay alguno que flojea.

 

Fotografías: Lucía Pérez e Iván Álvarez