Diego Cervero: El Real Oviedo siempre será una cita obligada

Cargando...

Pobla FM entrevista a fondo al jugador del CF Fuenlabrada Diego Cervero, y nos habla de su estancia en Madrid, de su Real Oviedo, de su paso por Logroño y hasta de cocina y planes por Madrid.

xxxxxxxxxx

Finalizado el penúltimo entrenamiento, la plantilla del CF Fuenlabrada va llegando, poco a poco, al vestuario del Fernando Torres tras entrenar en el antiguo estadio de La Aldehuela. Un estadio ahora utilizado por su filial, y reconvertido a hierba artificial. Ideal para preparar la visita al estadio Mariano González de Navalcarnero, al estar hecho de la misma superficie. Allí nuestro protagonista ya sabe lo que es jugar cuando militaba en el Real Oviedo “B”. Fue en el año 2003 cuando Diego Cervero visitó Navalcarnero sabiendo que, no podría ascender tras comenzar ese año el purgatorio carbayón con el descenso deportivo a 2ªB, al que poco después se le añadió el administrativo a 3ª. Un jugador que, cuando pisó el Requexón por última vez para recalar en el Fuenla, salió orgulloso por haber cumplido su palabra tras caer frente a Arteixo, y decir entre lágrimas que “no se si tendré la calidad suficiente para llevar al Oviedo a Primera, pero por mi padre y por mi madre que, o me muero, o yo del Oviedo no me voy hasta que estemos en Segunda”.

Hoy el Real Oviedo por fin está en división de plata, y Cervero concediendo esta entrevista a Pobla FM desde el “Corral de Kiriko” antes de obtener un valioso 0-0 en el Mariano González.

Bueno Diego, tras 5 meses en Fuenlabrada ¿Ya te hiciste a las prisas y el estrés de nuestra capital?

Sí, vine contento y muy ilusionado, las expectativas que se habían creado responden completamente. La capital de España es un lugar muy bonito con muchas cosas que hacer, un entorno con muchas pequeñas ciudades, y sí ya me hice al ritmo de Madrid que es mucho más alto que el de Oviedo. Sin duda fue un acierto total.

¿Qué tuvo el CF Fuenlabrada para hacerte salir de la Tierrina?

Tuvo que el proyecto era bueno, la gente que me llamó confiaba en mí y puso mucho empeño en que viniera porque se estaba haciendo un equipo para aspirar a cotas mas altas. También porque mi ciclo en Asturias había terminado, y quería ir a un sitio que estuviera no relativamente lejos para poder volver a casa de vez en cuando. Madrid era un sitio muy bueno, y Fuenlabrada me brindó todo lo que necesitaba para estar a gusto.

En tu llegada al equipo imagino que Dioni sería tu gran punto de apoyo, como ahora tú también lo serás de Pol Freixanet.

Conocía de antes a algunos compañeros con los que ya había jugado. Por supuesto con Dioni me une algo especial por haber vivido el ascenso con el Real Oviedo. Con Pol también jugué y me llamó antes de llegar. Por supuesto siempre se intenta ayudar porque es un compañero, y al final mi trabajo también depende de él porque es un trabajo colectivo del fútbol.

¿Que tal el ambiente en el vestuario donde se combinan veteranos como es tu caso con canteranos con ganas de comerse el mundo?

¡Muy bien! Creo que es la mezcla perfecta para que funcione un equipo. La veteranía es un grado pero también la savia nueva y la gente de la casa que son los que aportan esos valores añadidos. El vestuario creo que es espectacular y espero que siga así

Tú ya sabías lo que era jugar en el Torres y marcar como visitante, ¿Cómo es jugar y marcar en el Torres pero como local?

Evidentemente presta más. el Torres es un estadio coqueto que cuando viene algo de público aprieta mucho porque da la sensación de mucho bullicio. Es un campo de césped que esta perfecto para jugar al fútbol y es una pasada la verdad. Estoy contento por marcar aquí goles, y ojalá los del Sanse no sean los últimos.

El inicio de liga no fue el más soñado pero ahora atravesáis una buena racha. ¿Qué ha cambiado de entonces a ahora? ¿Cuál está siendo el secreto?

Secreto no hay ninguno, es el trabajo. Lo que nos lastró fueron las primeras jornadas que no enlazamos dos buenos resultados seguidos ¿Qué cambió? cambió un poco esa dinámica, cambió que eramos un equipo nuevo y ahora nos conocemos más. Ahora estamos en el buen camino y de empezar de nuevo estaríamos peleando más arriba.

Al final era un equipo casi nuevo al que no le salieron los resultados, y empezaron las prisas y te pones nervioso; y como te digo, de las 7 primeras jornadas 6 nos lastraron.

Supongo que ya verías esta semana la repercusión que tuvieron tus dos tantos del pasado domingo entre los carbayones. No hay duda que para cualquier oviedista estás en un escalón cercano a la delantera eléctrica.

(Entre risas) Bueno, la delantera eléctrica son palabras mayores, lo único que me acerca a ellos es el oviedismo que respiro y que jugamos en su día en el mismo club. Que la gente de Oviedo se acuerde de mí es bonito porque al final es señal de que algo hice bien allí. El fútbol pasa y lo que queda son las personas y el cariño que recibes, y cuando voy a Oviedo lo noto y mucho.

Hablemos ahora del que siempre será tu club el Real Oviedo. Imagino que como gran oviedista estarás siguiendo la actualidad del conjunto carbayón ¿Cómo estás viendo desde la distancia al equipo de tu corazón?

Por supuesto, el Real Oviedo es una cita obligada para mi. Soy ovetense, oviedista, socio, accionista, lo soy todo. Uno siente el equipo que lo vio nacer y le dio todo como futbolista y como persona. Actualmente pasa por una serie de malos resultados, y cuando un equipo pasa esos malos resultados y se repone puede luchar por cosas bonitas. Igual que cuando estaba allí, hay una gran exigencia y presión alta. Además cuando no acompañan los resultados a veces se vuelve difícil. Los dos últimos partidos en casa se dieron resultados positivos que les dan aire para estar ahí. Creo que con un poquitín de paciencia se puede hacer algo.

¿El gol de David Fernández en Cádiz pudo ser el mejor momento, hasta ahora, de tu carrera?

Sí, uno de ellos. Evidentemente ese gol significó el hito más grande de mi carrera y por eso será siempre recordado. Aparte lo metió un compañero, un jugador, una gran persona, pero sobre todo un gran amigo y compañero, o ex-compañero, de habitación y es uno de mis grandes momentos, pero también hubo alguno más.

Entre tú y yo, ¿Cuantas veces has podido ver ese gol, y cuantas has compartido ese partido con Dioni en el vestuario?

Lo vimos varias veces porque fue un momento que te marca la vida porque es un ascenso muy importante, y lo que queda para siempre es el cariño y los buenos recuerdos, y el ascenso a segunda es uno de ellos.

¿Ves posible el ascenso este año del Real Oviedo? ¿Cómo los ves y qué objetivo le ves que puedan conseguir?

(suspira) Es mejor ir paso a paso, porque la segunda división es muy larga. Siendo realista el ascenso directo está complicado porque el Levante está muy destacado, y luego Girona y Getafe están fuertes. Creo que el objetivo es jugar el play-off porque lleva años sin disputarlo (1988 concretamente). Se están poniendo mimbres para ello y creo que es un objetivo real.

Hablemos de tu otro equipo donde jugaste, porque Pobla FM pudo estar presente en el Nuevo Las Gaunas y ver que con el estadio en penumbra no dejabas de hacerte fotos. No hay duda que Logroño también será siempre especial.

Sí, muy especial. Una cosa que no pude decir porque no tuve oportunidad es que estoy eternamente agradecido al Logroñés y a la ovación que recibí el otro día, y el cariño que recibí de la afición que fue increíble. Me ilusionó cómo me recibieron y el hacerme fotos, porque Logroño me hizo revivir las ganas de jugar al fútbol cuando dudaba entre estudiar o seguir jugando. Y ellos me reclutaron, me hicieron creer que yo era válido y gracias al Logroñés pude volver al Real Oviedo. Sin duda fue una gran etapa en mi vida y siempre hago parada obligatoria en Logroño.

Sobre eso es la siguiente pregunta: ¿Qué sentiste cuando te coreaba el público local al entrar por Cristóbal aun estando concentrado por el partido?

Muy bonito. En el partido al estar concentrado apenas me di cuenta pero después saboreas aquello porque fue síntoma de que se trabajó bien y me gané el cariño de la gente. Estoy muy agradecido y me gustaría poder dar las gracias, uno a uno, a esos que me aplaudieron y corearon mi nombre porque me lo hicieron muchas veces en el Carlos Tartiere, pero nunca me había pasado en otro estadio y fue muy especial.

Ahora que ya disputó el CF Fuenlabrada los dos encuentros frente a UD Logroñés, ¿Cómo los ves de aquí a que acabe la temporada?

Creo que es un grupo muy competido. Empezaron con cotas muy altas después de dos play-off seguidos, cuando eso es algo muy difícil. Ahora están en una situación difícil pero creo que con el equipo, cuerpo técnico y la afición que tienen van a salir y pelear incluso por algo más.

Fuera del fútbol, ¿Qué te ha dado tiempo a visitar, y qué es lo que más te ha gustado hasta ahora de Madrid?

Me gusta las posibilidades que tiene Madrid. Porque hay muchísimos espectáculos, puedes ir al teatro, ir a conciertos, ver fútbol y baloncesto de élite. Y luego que haya restaurantes de todo tipo desde un griego hasta un árabe o un chino. La cultura y la gastronomía me gustan mucho y en Oviedo lo tenemos más limitado y aquí no te para de sorprender cualquier cosa. Grupos que me gustan mucho es casi imposible que toquen en Oviedo y sin embargo en Madrid casi semanalmente. También todo el entorno porque al tener buena comunicación puedes ir a varias ciudades cercanas, pantanos para perderte en la naturaleza. Puedo disfrutar de cosas diferentes a Asturias porque allí al tener la costa y la montaña tan cerca es muy diferente pero también es muy bonito.

¿Puedes recomendar a los lectores una sidrería que tenga gran esencia a tu tierrina?

Aquí es más difícil poder responderte al no ir casi a asturianos porque ya me los conozco. Pero en Madrid fui alguna vez a la Sidrería La Chalana, tienen buen producto con buena atención y es un lugar que se puede ir y disfrutar.

El día que definitivamente cambies las botas por la bata, ¿Cómo te gustaría que te recuerden en el mundo del fútbol?

Como un tío que trabajaba, que lo daba todo en el campo, que no paraba de luchar y que muy de vez en cuando metía goles.

Y la última. ¿Firmarías un doble ascenso del CF Fuenlabrada y el Real Oviedo?

(Risas) ¡Hombre desde luego! Sería algo increíble poder celebrar dos cosas tan importantes pero bueno, soñar es gratis aunque prefiero mantener los pies en el suelo.