Conversando con Salvador

Fútbol, vida y personas

Cargando...

Hace tiempo que tenía una especial ilusión en subir esta conversación con Salvador Gaitán Ortega, aunque para mi llamado de forma cariñosa sea "Salva". Le conocí poco a poco, puesto que somos vecinos y eso da para muchos encuentros, conversaciones. Rápido salio el fútbol como tema central, el deporte que a ambos nos apasiona, pero el fútbol solamente fue el punto de partida, como en la conversación que hoy puedes escuchar. 

PORTERIACERO 1200 200

Bastan pocos minutos cuando conoces a una persona como Salvador, para saber cuánto puedes aprender de él solo escuchándole todo lo que le ha pasado en su vida, como jugador primero, árbitro, e incluso como taxista más tarde. Siempre he pensado que uno puede aprender tanto como quiera, tanto como humildad tenga para saber que cada día de nuestra vida se puede mejorar, siempre hay una persona que te puede sorprender, asombrar, y hasta emocionar. 

Llegué hace casi 4 años ya a la urbanización en la que le pude conocer, y fue de los primeros en prestarse a que me sintiera integrado, impidiendo que pudiera tener esa sensación de soledad que a veces puede darse cuando uno llega a un domicilio nuevo. Poco a poco con el paso del tiempo fuimos hablando, entablando conversaciones, en las que pronto salió a escena el fútbol porque muchas veces me pillaba yendo o volviendo de los entrenamientos con los equipos en los que he estado trabajando. A los dos nos apasiona, nos encanta hablar de fútbol, jugadores, entrenadores, sistemas, pero sin duda conectamos porque me encontré con una persona cuyos valores son intachables. 

Compartimos una misma manera de ver y entender la vida, qué es para nosotros lo realmente importante y por el contrario cuáles son esos elementos que no adquieren tanta importancia, o al menos, que no repercuten de una manera directa en nuestra vida diaria. Por esa misma razón, por lo que nos une, por apreciar la persona que tengo por vecino, hace un tiempo tuve la idea de sentarme a hablar con él, para conversar sobre diferentes temas, y el resultado es una conversación de casi una hora de duracion que ha dado para mucho, y muy bueno. 

Es cierto que quizás a nivel de estructura no guarda los cánones para que pueda considerarse mínimamente una entrevista, pero si algo puedo asegurarles es que se trata de una conversación a corazón abierto, sin tapar absolutamente nada, desde la más profunda honestidad, sinceridad, y quizás por ello el oyente sienta que se encuentra "como en casa". No quiero enrollarme mucho más, y sin más demora, les dejo con Salvador Gaitán Ortega, quien jugó al fútbol hasta que la rodilla se lo permitió, para después pasar a ser árbitro en Tercera División, lo que conlleva un amplio abanico de historias entrañables, lecciones auténticas de fútbol, de vida, y sobre todo, de personas. 

Les mando un abrazo muy fuerte, y deseo de corazón que tengan un Feliz 2018.