Lleva 22 años ligado al club asumiendo de múltiples responsabilidades

Ismael Rodríguez, coordinador del fútbol base del Alcobendas Sport “Lo mejor del fútbol modesto es la gran cantidad de gente que te permite conocer”

Cargando...

Seguimos dando voz a todas esas personas que, con su trabajo, pasión y dedicación hacen posible que los clubes de nuestro fútbol modesto salgan adelante.

Hoy hablamos con Ismael Rodríguez, coordinador del fútbol base el Alcobendas Sport. Éste es, en teoría, su cargo, pero como veremos, no sólo se limita a hacer frente a estas responsabilidades sino que también echa una mano para todo lo que necesite el club.

xxxxxxxxxx

 

Para el que no te conozca, ¿Quién es Ismael y cómo llegas al fútbol modesto madrileño?

Pues mira soy el coordinador del fútbol base el Alcobendas Sport y me dedico también a llevar los temas federativos y a ayudar con todas las gestiones que requiera el club.

¿Cuántos años llevas en el Alcobendas Sport y cuáles son tus funciones y responsabilidades?

 Llevo 22 años en el Alcobendas Sport. Empecé como simple ayudante en la gestión administrativa y deportiva de un equipo que se llamaba Soto de la Moraleja, que fundaron Nicolás Enrique y Antonio Torres, a los que les agradezco que me dieran la oportunidad y que confiaran en mí. Empezamos en segunda regional como un grupo de amigos y compañeros que vivíamos en la Moraleja y el equipo ascendió a tercera división en 5 o 6 años. Y  hasta el día de hoy…

Ha habido cambio de dueño, de presidentes… y sigues al pie del cañón… ¿Cuál es el secreto para aguantar el tirón a pesar de estos cambios?

Pues mira toda la gente que ha estado en el club, todos sus dirigentes siempre han confiado en mí y me han visto como una persona buena y responsable para poder estar en sus proyectos. Y me siento muy orgulloso de ello porque para mí el Alcobendas Sport es una parte muy importante de mi vida. Tengo al club mucho cariño y respeto y eso los dirigentes lo ven.

¿Cómo es tu día a día durante la semana y el día del partido?

Por la mañana trabajo en el Ejército, soy militar y estoy en la base de helicópteros de las FAMET. Mi trabajo en el fútbol empieza a las 4 de la tarde. Salgo del Ejército a las 3, voy a casa, como algo y empieza mi actividad en la oficina con las escuelas deportivas del club. Además  llevo las cosas del primer equipo a nivel federativo y todo lo relacionado con las instalaciones, tanto para el primer equipo como para las escuelas.

Y el día del partido tampoco paras…

Eso es, estoy un poco para todo lo que haga falta, para el marcador, de delegado, estoy pendiente de la megafonía… Estoy en definitiva encantado de ayudar a la gente que vais a dar información de nuestra entidad.

¿Vas con el equipo también en los desplazamientos durante la liga?

Fuera de casa voy más como un aficionado y lo disfruto mucho más que cuando jugamos en casa…

 

¿Cuánto tiempo le dedicas al club?

Hay muchos días que me quedado hasta las 9 o 9 y media. Algún día salgo antes a las 8, cuando termino mi labor con las escuelas, que es mi principal labor. Hay que tener en cuenta que el primer equipo tiene un cuerpo técnico y un grupo de personas que lo llevan fenomenal.

¿A qué has tenido que renunciar por el fútbol modesto?

Le dedico mucho tiempo porque es mi hobbie y una ilusión y no puedo renunciar a ello porque disfruto y lo siento enormemente. Algunas de mis parejas no me han aguantado y no lo han entendido y éste ha sido el gran problema de dedicar tanto tiempo al fútbol modesto.

¿Qué te ha aportado esta experiencia?

Ilusión, energías y ganas de poder disfrutar de una actividad de un deporte y de un club que siempre me ha tratado muy bien. Me he sentido querido y valorado, lo cual agradezco ya que me siento como en casa. Estoy encantando.

¡¡ Cuánta gente como tú dedica horas y horas para que estos clubes más modestos salgan adelante!!

Todas las personas que estamos en un club modesto realizamos unas funciones y tenemos unas responsabilidades. Todas ellas son importantes para el buen funcionamiento. Tendré mis errores y aciertos, pero siempre pongo el  máximo interés para que salga todo bien.

¿Qué es lo mejor que tienen estas categorías?

Lo mejor, la gente que llegas a conocer. He conocido un montón de gente con la que sigo teniendo relación, otros que han estado con nosotros muchos años en la entidad y ya no están, entrenadores que llevan con nosotros desde que estábamos en primera regional, cuando estábamos en preferente…

Ahora estamos en play off y mucha gente nos pregunta, se interesa…Y a pesar de no verles en el día a día se nota que existe un cariño  porque se acuerdan de ti y se alegran de tus triunfos y victorias. Además, también veo que mi hijo disfruta mucho de todo esto.

¿Y lo peor?

Lo peor, no sé qué estaremos haciendo mal, pero me entristece que nos estemos jugando un ascenso a segunda b y que vengan 300 personas con una población de 120.000 personas. Creo que todo lo que consigamos es una publicidad y algo bueno para la ciudad. Me entristece esto de no poder o no saber enganchar a la gente para que vengan  a animar al  equipo de su pueblo.

Si apenas te queda tiempo libre, los sábados los dedicas a arbitrar a los más pequeños…¿Qué te aporta esta experiencia a nivel personal?

Primero que hago una actividad física y también que me permite conocer mucha gente, te relacionas con otros grupos de personas. Además existe muy buen ambiente con el resto de compañeros.

¿Te ha tocado vivir algún momento tenso?

Me ocurrió hace muchos años. Cada vez la gente tiene  más respeto y se comportan mejor. Pero sí he vivido algún momento desagradable.

Me acuerdo en un partido  entre niños de 5 y 6 años que fui a San Sebastián de los Reyes. Lo arbitraba un chaval de 14 años y pitó un penalti fuera del área a un equipo que iba perdiendo 10 a cero. Pues bien un padre de los que iban ganando intentó agredir al chaval, al árbitro. No lo olvidaré nunca. Ví a los niños llorando que no entendían la situación.

Otra situación tensa fue hace 4 años, arbitrando un torneo de verano donde un padre agredió a su hijo porque no jugó bien ese día. Me pareció muy desagradable, así como que el resto de padres no hiciera nada.

Además, arbitras los partidos de pretemporada del primer equipo…

De momento no he tenido nunca ningún problema en estos 10 años que llevo pitando los partidos de pretemporada del Alcobendas Sport. Tengo que agradecer a los equipos rivales que acepten que les pite alguien relacionado con el otro equipo. Pero tengo que decir que nunca ha pasado nada. Hay que entender que estos partidos no tienen la tensión de la competición pero no hay que olvidar que hay muchos jugadores que en estos encuentros están a prueba y muchos se están jugando seguir en el equipo…

Creo que tu hijo colabora como recogepelotas en los partidos, ¿alguna consigna especial?

Desde los 4 años lleva haciendo esas funciones y está encantado. Se pone a pie de campo y está muy contento de realizar esas funciones. Él sabe lo que tiene que hacer y ayuda en todo lo que necesitamos.