Entrevista a Julián Calero

Julián Calero: Un entrenador de Champions para el Navalcarnero

Cargando...

Entrevistamos al entrenador del CDA Navalcarnero, Julián Calero. El técnico ha repasado su etapa en el Oporto, en el Oviedo, su momento en el Navalcarnero, el no fichaje de Gerardo Berodia, y muchos otros temas.

xxxxxxxxxx

Pregunta: Julián Calero, entrenador del Navalcarnero, muchas gracias por atendernos. Nos gustaría que nos contaras tus diferentes etapas como entrenador. ¿Cuál fue tu primer club?

Respuesta: Empecé en un cadete del Parla, luego pasé a un Juvenil; en la siguiente temporada llevé un cadete del Casarrubuelos. Más tarde me marché de segundo con Míchel al Rayo Vallecano; entonces se fue Michel a la cantera del Madrid y me fui con él, donde llevé el Juvenil C un año y los dos siguientes el División de Honor.

P: ¿Qué jugadores entrenaste que estén ahora en Primera División aquellas temporadas en el División de Honor?

R: Pablo Sarabia, Denis Cherysev, Marcos Alonso, Nacho Fernández, Alex Fernández.

P: ¿Ya despuntaban por aquel entonces?

R: Algunos sí, otros no. A Marcos Alonso no se le notaba porque estaba muy delgadito, era poquita cosa y de repente se hizo grande y fuerte en un año. Ese jugador por ejemplo fue una sorpresa para todos porque era extremo y pasó a ser lateral y ahí cogió cuerpo y fuerza y pegón un tirón que ninguno esperábamos. Luego, técnicamente como pasó de extremo a lateral pues tenía muy buenas condiciones. El resto sí que veíamos que iban en una buena línea de progresión y que podían ir adelante y hay otros que parecía que iban a llegar alto y se quedaron.

P: Y tras tu experiencia en la cantera del Real Madrid, ¿cuál fue tu siguiente paso como entrenador?

R: Del División de Honor me marché al Alcobendas Sport, en Tercera División. Nos llamaron a mitad de temporada porque el equipo no iba bien y lo conseguimos salvar. Después me marché a Rusia, al Volga Nizhny. Allí estuve solo tres meses, aquello era un contexto muy difícil, donde la gente compra y vende todo.

P: ¿Cómo te llegó aquella oportunidad?

R: El padre de Cherysev es muy famoso en Rusia y me llevó para allá, él es de esa ciudad. Entrené a su hijo dos años, y le gustaba mucho cómo trabajábamos. Y allí me fui con mi preparador físico.

P: Y tras esta experiencia tan distinta, vienes a Tercera División al Parla.

R: Sí, de ahí volví al Parla y jugamos el playoff de ascenso a Segunda División B. Ese verano yo decidí estar a la espera y no salió nada y en noviembre me marché al Alcorcón B. Cuando llevaba tres meses en Alcorcón, que habíamos rehecho el equipo y lo habíamos sacado de la última posición e íbamos hacia delante me llamaron del Al-Jazira y allí estuve nueve meses, como segundo de Luis Milla.

P: ¿Cómo es la cultura futbolística en Emiratos Árabes?

R: Es una cultura muy distinta, en la cultura árabe son poco constantes, con un nivel de esfuerzo escaso. Hay mucha diferencia a nivel técnico y a nivel táctico. Ellos están en pañales. Primera división de allí es como tercera de aquí, una diferencia tremenda. Sin embargo, a nivel estructural de campos e instalaciones están a un alto nivel. Emiratos Árabes es un país de pocos habitantes y los pocos jugadores que hay están muy valorados, porque como no puedes tener extranjeros, solo tres extranjeros y un asiático,  el resto tienen que ser todos del país, y en un país de dos millones y medio de habitantes es difícil. Al-Jazira es el equipo que ha jugado recientemente contra el Real Madrid en el Mundial de Clubes. Su portero Ali Khaseif y el delantero Ali Mabkhout estuvieron con nosotros, por ejemplo.

P: Y tras esta experiencia de nuevo vuelves a España a un equipo de Tercera.

R: Sí, vuelvo y cojo el Pinto porque me llama el presidente. Estaban en una situación muy complicada a falta de siete jornadas para acabar la liga. Me pidieron que les echaba una mano y yo les dije que sí a pesar de que podíamos descender. Acabé la temporada, salvamos al equipo y en la última jornada fue cuando me llamó Julen Lopetegui para ir a Oporto.

P: ¿Le conocías personalmente?

R: Trabajamos juntos en el Madrid. Él era el entrenador del Madrid y yo el del juvenil A.

P: ¿Cómo afrontaste una experiencia de tanto nivel futbolístico?

R: Fue el mayor reto para mí. Era una liga de las importantes de Europa, no de las top pero sí de las importantes. Además de 18 partidos de Champions en los que solamente hemos perdido dos, uno en Munich contra el Bayern en cuartos de final y otro en Londres con el Chelsea de Mourinho que nos ganaron 2 0, habíamos ganado en casa pero luego fuera nuestro potencial era menor. Aquello fue un reto porque el Oporto estaba en una fase muy complicada y tuvimos que rehacer el equipo. Ese año fichamos a Casemiro, a Óliver Torres, a Adrián López, a Andrés Fernández, Iván Marcano… En liga, estuvimos peleando hasta la última jornada que pudimos quedar campeones, al final quedó campeón el Benfica. Pero fue una temporada muy buena.

P: ¿Es muy distinta la manera de preparar los partidos en un equipo de ese nivel en comparación con uno de Tercera?

R: Hay diferencia sobre todo porque en esos equipos tienes mucho más tiempo para hacer cosas, aquí tienes menos tiempo pero en la esencia sigue siendo lo mismo por lo menos en nuestro caso. Nosotros echamos muchas horas, lo que pasa es que en vez de echarlas aquí las echamos en casa. Tenemos al preparador físico, al rehabilitador, al médico, hemos traído un grupo interesante que están por amistad conmigo.

P: ¿Ves a Lopetegui campeón del mundo?

R: Sí. El que no conoce a Lopetegui no sabe lo profesional que es y lo dedicado que es. Hablé con él hace tres días y estaba en la oficina de la federación con el vídeo mirando jugadores. Lo tiene todo controlado, es tremendamente meticuloso y trabajador. A eso hay que añadirle que tiene una generación que es de transición con la que hemos tenido que era espectacular. Tiene también buenos jugadores y a él le gusta juntar a los buenos. España puede ganar a cualquiera pero tampoco es el favorito número uno. También podemos perder con algunos rivales, porque no tenemos el nivel tan superior que teníamos antes.

P: ¿Hubiera sido un sueño estar en el cuerpo técnico de la Selección?

R: Sí, pero las circunstancias fueron las que fueron y yo me marché con Fernando Hierro al Oviedo y luego pasó lo de Julen. Son las circunstancias de la vida. Ni siquiera me pongo a pensarlo, son situaciones que pasan porque tomas decisiones y cuando uno toma decisiones tiene que ser consecuente con ellas. Me sigue uniendo con Julen una gran amistad, creo que hicimos un grupo de trabajo fantástico, trabajábamos codo a codo en la preparación de los partidos y tengo varios recuerdos de la preparación del partido con el Bayern o la preparación de partidos importantes en las que preparábamos cosas que luego salían muy bien y estamos muy contentos y muy unidos, luego las circunstancias de la vida nos llevaron por caminos diferentes. Le deseo lo mejor y hablo con el muchísimo y no hablo más porque no soy una persona que me guste molestar y estar ahí constantemente detrás de nadie. Tenemos muy bien feeling. Igual que con Fernando.

P: Tras tu paso por el Oporto, llegas al Oviedo como segundo de Fernando Hierro. ¿Te llamó el personalmente?

R: Sí, le conocía del Madrid. Él me llama porque estamos sin equipo. Nos cesan en enero en Oporto y ahí hay un tiempo que estamos sin equipo. En abril o mayo me llama Fernando para decirme que me ha salido la posibilidad del Oviedo y que si me podía interesar. Llamé a Julen, hablamos y me fui para allá. La idea era atractiva, entrenar en un equipo español de Segunda División. Fernando es un tipo estupendo.

P: ¿Fue un año difícil en el Oviedo?

R: Sí, porque el Oviedo es un club complicado con una masa social muy grande que tiene mucha fuerza en las decisiones. Además, los nuevos dueños son mexicanos y la interacción no es sencilla porque hay un representante mexicano aquí que es Joaquín del Olmo que es el que tiene que trasladar la información a México, y esa información le vuelve a él y eso hace complicado los fichajes y la gestión del club.

P: ¿Te marchaste satisfecho con tu trabajo?

R: Mucho. Me he sentido muy valorado. Hasta el último día en Elche íbamos ganando el partido y estábamos a un gol de playoff de ascenso. A lo mejor estábamos hablando que ahora mismo podríamos estar en primera división con el Oviedo. Pero las circunstancias en el futbol son así. Nos quedamos a un punto del playoff. Fue una buena temporada, sobre todo teniendo en cuenta que el Oviedo venia de estar doce años en tercera división.

P: ¿Ese verano acabó vuestro contrato o habíais firmado más años?

R: Teníamos un año y otro más opcional. Nosotros tomamos la decisión de marcharnos, en este caso fue Fernando. El decidió de mutuo acuerdo que no continuábamos porque creíamos que era complicado hacer mucho más.

P: ¿Y tú crees que Hierro es más entrenador o más director deportivo?

R: A él le gusta entrenar, lo que pasa es que las circunstancias se han dado así. Él tenía posibilidades de alguna selección, algún club del extranjero y demás y en ese tiempo sin equipo surge lo de la selección y termina cogiéndolo, aunque estoy seguro de que pensó en seguir entrenando. De todas maneras, estoy convencido de que va a ser un magnifico director deportivo.

P: Hace un mes jugaste contra el Unión Adarve en el Barrio del Pilar y Fernando Hierro estuvo en la grada. ¿Hablasteis?

R: Sí, hablamos. Me dijo que le había gustado mucho la seriedad del equipo, que a balón parado habíamos estado muy bien. Incluso me puso un mensaje sobre una situación táctica que me la voy a guardar porque es personal y me dijo en el descanso que mirara el móvil para comentármela. Él se tenía que marchar en el descanso, entonces vino a saludarme rápidamente, me dio un abrazo y me dijo que mirara el móvil. Con eso te doy a entender el nivel de afinidad que tenemos. Es una persona increíble y creo que el dúo entre él y Julen es espectacular para tener la suficiente paciencia y que la selección siga dándonos muchísimas alegrías.

P: ¿Quién es mejor entrenador, Lopetegui o Hierro?

R: Es que son diferentes.

P: ¿A quién traerías como segundo en el Naval?

R: (Risas) A los dos.

P: Bueno, podemos poner a Julen de segundo y a Hierro de director deportivo.

R: (Risas) Efectivamente, haríamos un buen trío. Los dos son muy buenos. Son estilos muy diferentes. Pero he tenido la suerte de estar con ellos y me he aprovechado de esa situación y le he sacado rendimiento.

P: Tras tu paso por el Oviedo, esta temporada recalas en el Navalcarnero. ¿Cómo comienzan los contactos con el club?

R: Me llama Toni (director deportivo). Yo estaba en Madrid por mi situación laboral. Tengo un puesto de trabajo en el Ayuntamiento de Madrid y se me acababa la excedencia, y luego una situación personal complicada de salud de mi madre. Así que tenía complicado el salir por lo menos este año. Decidí volver a mi plaza en el Ayuntamiento porque si no la perdía. Con Toni tengo un íntimo amigo en común y yo se lo comenté a este amigo, que habló con Toni y él me llamó porque nos conocemos.

P: ¿Conocías el club, los jugadores, el campo…?

R: Sí, yo conocía todo. De mi época de Alcobendas y Parla lo conocía. Además como jugador he jugado en el Mariano González.

P: Y durante el verano, ¿colaboras con el club para hacer los fichajes y formar la plantilla?

R: No en todo momento. Cuando yo ficho el club ya tenía planificado un 80 por ciento de la plantilla.

P: ¿Cuándo tú llegas el no fichaje de Gerardo Berodia ya había pasado, verdad?

R: Sí. Cuando yo llego Berodia ya había firmado en el Majadahonda. Cuando llego firmamos a Isma Gil, Edgar, Cidoncha, Molina. Y luego a última hora fichamos a Carlos y Sergi del Leganés B. Esos son los fichajes que nosotros hicimos. El resto eran planificación del club.

P: ¿Te hubiera gustado que Berodia estuviera en el equipo?

R: No le conozco personalmente. Es un buen jugador pero estoy contento con los que tengo. Yo siempre soy partidario de tener buenos jugadores, Berodia lo es y no me hubiera importado tenerle pero como no está Berodia está otro compañero.

P: ¿Crees que el equipo hubiera cambiado con él en la plantilla en vez de Edgar, por ejemplo?

R: Sí, porque Edgar y él son diferentes. Edgar protege muy bien el balón y tiene un futbol del que no se ve tanto y Berodia técnicamente es muy bueno y tiene facilidad para el gol. Son jugadores distintos. Pero yo estoy muy contento con el trabajo de Edgar, de Chema, de Joaquín y de Llario. Estoy encantado con ellos.

P: Volviendo al equipo. Cuando tú llegas y diriges los primeros entrenamientos, ¿qué objetivo piensas que tiene que tener el equipo esta temporada?

R: La permanencia. Tú ves la competición en la que está el Pontevedra, está el Ferrol, Castilla, Atleti B, Toledo, Fuenlabrada, Majadahonda… y luego te enteras de los presupuestos de unos y otros y dices nos están pegando una goleada en el presupuesto. Además, en la pretemporada nosotros veíamos que con los terceras teníamos dificultades para sacar los resultados adelante, con lo que veíamos que íbamos a necesitar mucho trabajo. El objetivo era mantenerse y sigue siéndolo.

P: Respecto al campo, debido a las dimensiones pequeñas del Mariano González, ¿se preparan distintos los partidos cuando juegas fuera de casa?

R: Sí. Muy distinto. Por desgracia hemos tenido que renunciar a algunos principios del juego para mí fundamentales, y saltarnos algunas de las fases del juego porque en este campo, aunque ahora con el césped nuevo tenemos alguna posibilidad más pero antes era imposible.

P: Pero al equipo, por sus características, le viene bien el campo.

R: Evidentemente el equipo está hecho para jugar en estas condiciones.

P: ¿Tú personalmente donde prefieres jugar?

R: Yo prefiero jugar fuera. A mí me gustan los campos grandes, de césped natural. Me encanta jugar en el Mariano porque está nuestra gente que nos apoya mucho pero me gustan los campos grandes.

P: Tras el último encuentro de la primera vuelta ante el Rápido de Bouzas, dijiste que no estabas satisfecho con los 29 puntos del equipo. ¿Sigues pensándolo?

R: Sí. Me ratifico absolutamente.

P: ¿Entonces a principio de temporada no habrías firmado acabar la primera vuelta con 29 puntos?

R: No, no es eso exactamente. Eso sí lo hubiera firmado en la primera vuelta. Pero tal y como se ha ido desarrollando y como hemos llegado a los últimos cuatro partidos y como hemos jugado esos partidos. Por ejemplo el día del Celta merecimos mucho más y el otro día con el Rápido pues mínimo haber empatado. Podríamos habernos visto con 33 o 34 puntos, muy cerca del objetivo. Pero tenemos 29 puntazos.

P: Pero si esos 29 puntos los hubierais conseguido ganando las dos últimas jornadas, ¿tu pensamiento sería el mismo?

R: Probablemente la dinámica de ir ganando hace que pienses que los 29 puntos son muy buenos. La primera rueda de prensa que ganamos al Toledo me dijeron “lleváis seis puntos” y yo dije que eso no era lo importante porque la jornada 1 y 2 es como si ganas la 18 y 19, son seis puntos. Lo importante es lo que ha pasado antes y lo que ha pasado después. Estos últimos resultados nos han puesto en nuestro sitio y nos marcan donde podemos estar.

P: ¿En cuánto calculas que estará la permanencia?

R: Calculamos que serían 48 puntos. El año pasado el Navalcarnero se salvó con 47, solo uno por encima del descenso.

P: ¿Firmas hacer también 29 puntos en la segunda vuelta y acabar la liga con 58?

R: Visto así parece que sí pero te digo que no. A priori en el futbol no puedes firmar nada. Si me dices 58 puntos estamos hablando de quedar sextos para arriba pero no limito a mis jugadores a eso. Vamos a ir poco a poco, va a ser una segunda vuelta complicada y va a costar mucho más sumar puntos pero no me planteo cosas de aquí a tres o cuatro meses.

P: Te pregunto por algunos jugadores. Isma Gil, a pesar de no comenzar como titular, está haciendo un año magnífico.

R: Estuvo lesionado en pretemporada porque se hizo daño y no pudo entrenar. Entró Olmedo y lo hizo bien y decidimos mantenerlo y luego cuando entró Isma, ha hecho muy buenos partidos y ha sacado bastantes situaciones comprometidas. Nos ha ayudado.

P: Ha ganado muchos puntos para el equipo.

R: Sí, bueno. Los puntos los sacamos todos. Hay que defender hay que atacar y hay que estar 11 ahí en el campo. Sería injusto decir que él ha sacado los puntos, ha colaborado en algunos partidos de forma importante.

P: Y qué me dices de Joaquín. ¿Cómo está de sus molestias?

R: Empezó muy bien la temporada pero las lesiones y las molestias le han impedido seguir ese ritmo, pero después de las navidades confiamos en que el plan de trabajo de otra vez frutos. Le hemos bajado de peso, le hemos musculado un poco y lo ha notado, ha rejuvenecido cinco años, dicho por él. Se encuentra en una buena situación y ahora lo que hay que hacer es reactivarlo otra vez.

P: Respecto a la competición, ¿cuál es el equipo de esta primera vuelta que más te ha impresionado y que más difícil os ha puesto las cosas?

R: El Talavera. En su casa nos hizo un partido muy bueno en un campo grande, nos quitó el balón, nos llevó de un lado a otro. No fuimos capaces en ningún momento de ser nosotros mismos y no porque no quisiéramos sino porque nuestro rival lo estaba haciendo muy bien y eso que nos ganó en el 83, pero realmente ha sido el equipo que más nos ha dominado. El único que nos ha minimizado.

P: ¿Cuáles crees que son los cuatro equipos que van a jugar playoff?

R: Lo normal es que Fuenlabrada sea campeón. Yo creo que el Majadahonda va a entrar en el playoff, y el Castilla creo que va a llegar. Y luego va a haber un cuarto puesto que puede ser para cualquiera, para los que vengan desde abajo, que puede ser Ponferradina, Pontevedra, que van a hacer cuatro o cinco refuerzos de invierno y van a dar un tirón importante. Y luego habrá un grupo de equipos en el que ojala estemos nosotros, con el Rapido de Bouzas o el Atleti B por ejemplo, que vamos a pelear por estar ahí. Nos vamos a mover en muy poquitos puntos porque no somos superiores entre nosotros.

P: ¿Seguirías a día de hoy entrenando al Naval el año que viene?

R: No me lo planteo porque estoy muy a gusto pero el futbol me ha enseñado que plantearme cosas a medio plazo es absurdo. Porque igual que ahora estás en esta situación, pierdes cuatro partidos seguidos y estaría la gente diciendo que me cesaran. Me planteo estrujar a los jugadores lo máximo posible, seguir en la línea que estamos y lo que tenga que ser que sea. Y sea lo que sea lo haremos con la mayor de la naturalidad.

P: ¿Qué le pides al 2018 a nivel profesional?

R: Que aquí salga todo como deseamos, que no pasemos apuros y que si una vez que lleguemos a la cifra de los 48 puntos somos capaces de dar un tirón pues disfrutar de ello. Disfrutar del futbol, que es muy bonito y es difícil que haya temporadas como esta en la que las cosas salgan bien. Que no haya una presión sobre el entrenador, y en este caso estamos notando que no hay mucha presión, al revés se nos valora mucho y están saliendo las cosas razonablemente bien.

P: ¿Y a nivel personal?

Ser feliz y hacer feliz a todos los que están a mi alrededor. Si estoy feliz seguramente habrá salud, habrá trabajo y situaciones confortables.

P: Julián Calero, muchas gracias y mucha suerte para lo que resta de temporada.

R: Muchas gracias.