Canterano del Adarve y primer español en la ganar la Copa de Islandia

Álvaro Montejo: un "lobo" madrileño en el Ártico

Cargando...

En sus primeros meses tuvo que trabajar de jardinero en un pueblo y en el campo donde era futbolista para costearse la vida islandesa. Hoy es el único español campeón de la Copa de Islandia.

Un madrileño campeón de Copa en Islandia. Un "lobo" español en el Ártico que ha conseguido alcanzar lo que, por ser el fútbol como es, ni tan siquiera pudo soñar en España. Criado en la manada del Unión Adarve, jugador en la Tercera madrileña, decidió viajar a Islandia con 23 años y probar fortuna en uno de los países más raros que uno del "foro" pueda visitar. La historia de Álvaro Montejo, goleador en la nieve, está llena de valentía, de anécdotas y especialmente de humildad. Lo aprendió todo, desde abajo, del país  y de su deporte, de la  gente y de la vida, en un lugar que es duro hasta para los que nacieron en él. Todo fue diferente para él desde que llegó hace cuatro años a aquel pequeño pueblo de 700 habitantes en la costa este de Islandia, Seydisfjordur, todo menos una cosa: El fútbol.

Pobla: ¿Cómo es un equipo islandés, Álvaro?

Álvaro Montejo: (Risas) Buena pregunta . Un equipo islandés lo relacionaría exactamente tal y como es la gente islandesa. Un equipo solidario en el esfuerzo, siempre positivo y con mensajes de ánimo. Con 0 picardía, son bastante honestos, vayan ganando o perdiendo y la mayoría de ellos bastante físicos. Así lo podría definir...(Risas)

Pobla: Ya sé que soy un friki pero he podido ver bastantes partidos de la liga islandesa y me lo paso bien, normal que a nivel de selección Islandia esté siendo revelación en los últimos años. Tú te lo pasas bien jugando.

Álvaro Montejo: Yo disfruto muchísimo jugando, (menos cuando hace mucho viento que entonces es imposible jaja) Creo que es una liga bastante atractiva y que cada año está creciendo más. En nada veremos a equipos islandeses en fase de grupos de Champions o Europa League. Ojalá sea el ÍBV el año que viene.

Pobla: Llevo años diciendo que la alegría de un gol es la misma para un jugador de Primera que de Preferente, la alegría de ganar una copa en Islandia será igual que ...

Álvaro Montejo: Es una alegría inmensa, es un sueño desde pequeño. En este caso ha sido la copa de Islandia pero creo que uno siempre sueña con poder ganar un título como profesional y se ha cumplido.

Pobla: Aparte de pronunciar el nombre entero de tu equipo, ¿qué está siendo lo más difícil de ejercer tu profesión en un país como Islandia?

Álvaro Montejo: Creo que la respuesta más esperada sería el frío jaja pero al final te acostumbras, así que creo que lo más difícil de estar en Islandia es la distancia, se echa de menos a la familia y amigos.

Pobla: ¿Has notado presión allí por la fama del fútbol español y ser español?, es decir te pueden exigir más...

Álvaro Montejo: No por el hecho de ser español, pero sí por el hecho de ser extranjero. Nos traen aquí para dar un salto de calidad a la liga y lo tenemos que demostrar.

Pobla: ¿Por qué un jugador madrileño toma la decisión de irse hasta Islandia a jugar?, ¿cuántos motivos se deben dar?

Álvaro Montejo: Bueno, pues creo que se tienen que dar muchas casualidades. En mi caso hubo una época que estaba descontento con el fútbol de tercera y eso me llevó a buscar algo en el extranjero. Al final ese descontento me ha llevado a conseguir el sueño que estaba buscando.

Pobla: Juegas en un equipo modesto que ha logrado ser campeón, ¿en qué se ha notado, qué se hace allí, la afición, vosotros?, comparándolo con el fútbol español es como si el Leganés lo hubiera logrado.

Álvaro Montejo: Sí, nosotros somos una isla de casi 4.000 personas, una zona pequeña y humilde. Llevaban 19 años sin ganar ningún título, así que la gente se volcó con el equipo y disfrutamos mucho de la victoria.

Pobla: ¿El partido más importante de tu vida o ha habido otros?.

Álvaro Montejo: Hasta ahora si puedo decir que ha sido el más importante pero espero que vengan aún más por delante.

Pobla: La experiencia está siendo como para continuar, para hacer allí carrera o sigues esperando la llamada...

Álvaro Montejo: Si te soy sincero siempre esperas la llamada, pero aquí estoy muy bien, muy a gusto. La gente te trata genial aquí, así que no hay queja. Yo seguiré luchando y lo que tenga que venir vendrá...

Pobla: Porque aclaremos que tú has ascendido en el fútbol islandés como lo hubieras hecho en el fútbol español, desde un equipo modesto.

Álvaro Montejo: Sí, así es. Empecé en la tercera división islandesa y ya cuando terminó la temporada clubes de primera se interesaron por mí. Ahora mismo vivo del fútbol pero cuando llegué tuve que trabajar cuidando el campo en el que entrenaba y jugábamos para poder vivir.

Pobla: La gran pregunta siendo goleador, delantero centro... ¿qué debe pasar en el fútbol para no encontrar tu sitio en España?.

Álvaro Montejo: Siempre digo que en España es muy complicado hacerse un hueco, no vale solo con ser buen futbolista sino estar en el momento adecuado y siempre tener un poco de suerte/ayuda. No fue mi caso así que busqué fuera.

Pobla: Sé sincero, ¿cuántas veces te han dicho que jugando te pareces a David Villa?.

Álvaro Montejo:  jajaja me lo han dicho varias veces, pero he de reconocer que me comparan mucho con Suarez también, pero solo por mi forma de jugar  (risas)

Pobla: En tu primera llegada a Islandia tuviste que trabajar para poder tener un sueldo decente, ahora estás mejor.

Álvaro Montejo: Islandia es el país más caro en el que he estado con diferencia, pero la verdad es que gastamos poco porque el club sufraga por ejemplo la alimentación de los jugadores, la mitad de mi equipo tiene que trabajar también. Y tampoco es que haya mucho que hacer en la isla así que...(risas)

Pobla: Sé sincero, ¿qué era más imposible que Álvaro Montejo fuera campeón de Copa o que Unión Adarve jugara en Segunda B?.

Álvaro Montejo: Sinceramente creo que ambos estábamos igualados. Ambos estábamos en el camino correcto para cumplir el sueño y lo más bonito es que ambos lo hemos conseguido y en el mismo año.

Pobla: Explícanos a miles de kilómetros pero criado en la "manada" ¿cuál es el secreto de equipo de barrio que ha conseguido tantos imposibles?.

Álvaro Montejo: El secreto del Adarve es muy sencillo, no hay nadie más importante que el equipo. La diferencia que lo hace especial es el vestuario, en cuanto llegas te acogen como una familia y te enganchas  al adarve. Los jugadores van pasando pero la filosofía es la misma. Es una forma de vida.

Pobla: Supongo que seguirás muy de cerca su actualidad, ¿cómo te las apañas para estar en contacto con ellos?.

Álvaro Montejo: Todavía me acuerdo del partido contra el Málaga, cuando marcaron en último minuto pegue un grito y un salto que no te lo puedes ni imaginar. Sigo al Adarve muy de cerca, sigo teniendo muchos amigos dentro. Mi hermano es otro fan del Adarve y va casi siempre a verles así que él me va informando siempre de cómo van.

Pobla: ¿Qué has trasladado del Adarve a Islandia, a tus equipos...?

Álvaro Montejo: A competir sin duda. A mi el Adarve me ha enseñado a competir sea cual sea el rival. En la final de copa no éramos favoritos pero competimos y ganamos.

Pobla: ¿Te llamarán "spanish wolf" no?                        

Álvaro Montejo: Jajaja de momento no tengo mote aquí, pero no me importaría.

Pobla: Vengaaaa! No me puedo creer que no tengas mote. Dímelo si quieres en islandés.

Álvaro Montejo: Pues no te creas, estoy aprendiendo su idioma, de verdad que no, muchos también me dicen que me parezco a Agüero jugando pero de motes nada.

Pobla: No está mal, Kun Montejo: Por último di lo que te apetezca para cerrar esta entrevista, algo que no quieres que se quede entre Madrid e Islandia.

Álvaro Montejo: Lo primero agradecer a mi familia y amigos por todo el apoyo que me dan que sin ellos esto sería duro, en especial a mi hermano Jaime que siempre está conmigo. Lo segundo animar a la gente a que sueñe y lo intente, pase lo que pase más adelante aprenderás algo nuevo.

Pobla: Un placer campeón, en nombre de todo PoblaFM gracias por la entrevista, nos sentimos orgullosos de ti y de tu Copa de Islandia.  Y gracias también por el saludo desde esa pequeña isla de Islandia.