Real Madrid 1-2 CD Leganés

Historia que tú hiciste

A semifinales de Copa del Rey

Cargando...

El Leganés marca 2 goles en el Bernabéu y se mete por primera vez en semifinales. Proeza de los hombres de Garitano que nunca dieron la eliminatoria por perdida. Eraso y Gabriel, héroes en una noche para el recuerdo.

xxxxxxxxxx

[anuncio id="8"]

El Leganés ha hecho historia. Se clasifica para las semifinales de la Copa del Rey por primera vez en su historia y lo hace derrotando al actual campeón de Europa en su casa. Pese al resultado adverso de la ida, los hombres de Garitano no perdieron la fe por pasar de ronda y confiaron hasta el final en sus posibilidades.

No parecía el mejor día para obrar la gesta. Partido de vuelta nada menos que en el Bernabéu, con marcador adverso y con un rival hambriento que se encuentra a 19 puntos del líder en liga y busca refugio en la copa. Zidane y los suyos pensaron que con el 0-1 de la ida en Butarque lo tenían hecho... y se descuidaron. Falló el plan B que tenía preparado el francés y el coliseo blanco terminó el partido con una sonora pitada.

En lo meramente deportivo, Garitano vino a pasar en el Santiago Bernabéu. Que no tiene nada que ven con pasear. Tenía fe y estaba seguro de lo que podían hacer sus jugadores. Sin apenas sorpresas en el once titular, a excepción del portero de la Copa y las titularidades de Bustinza y Tito; formó con Champange; Tito, Bustinza, Siovas y Rico como defensas; Gabriel, Eraso y Brasanac como centrocampistas; El Zhar, Amrabat y Beauvue como hombres más adelantados. El mensaje estaba claro, no fallar en defensa y sorprender con algún contragolpe con las tres balas que puso en ataque.

Dicho y hecho. No habían pasado ni cuatro minutos y Beauvue ya había estrellado un balón en el palo. Fue tras una falta en la frontal del área que ejecutó el delantero y el balón pegó en el poste izquierdo de Casilla. Primer aviso del Leganés a un Real Madrid que pensó que ya había hecho todos los deberes en Butarque. El partido transcurrió sin nada reseñable. El Madrid tenía una posesión estéril de balón, mientras que el Leganés seguía con el plan de tener atrás la situación controlada y no cometer errores.

A la media hora de partido, Achraf y Nacho no se entienden y propician el primer gol del Leganés. El lateral sorprende a Nacho con un pase que el central no espera, le pilla descolocado y no consigue controlar y la pelota le cae a Eraso que marca un golazo. El mediapunta no se lo pensó, y desde fuera del área con la derecha la clava en la escuadra de Casilla. El Leganés ya había sorprendido. Se cumplió lo que quería Garitano. Tenía el partido donde quería. El gol de Eraso hizo justicia. Se adelantó en el marcador el equipo que más quería ganar... O que por lo menos lo demostraba.

El gol del Leganés despertó al Bernabéu que, impaciente, comenzó a mostrar su descontento. El coliseo blanco se impacientó y recriminó más actitud y sobretodo más ambición a sus jugadores. Surtiría poco efecto. El equipo blanco siguió sin ideas y el banquillo sin soluciones. Sin embargo, antes del descanso pudieron empatar. Jugada de Isco que centra al corazón del área donde aparece Benzema para rematar de cabeza. Por cosa de milímetros el francés no conecta con la pelota que se va a saque de portería. Se salvó el Lega que llegó al descanso con ventaja en el marcador y con la eliminatoria igualada. 

Zidane abroncó a los suyos en el descano que salieron con una marcha más que se suele decir y, a los dos minutos de la segunda mitad, Benzema empató. Jugada del francés que ingresa en el área y define con clase ante la medio salida de Champagne. Con el correr del cronómetro y la insitencia del Madrid, pero más insuniarse que llegando a concretar, el Lega dio un paso hacia atrás. Empezó a llegar menos y los blancos empezaron a acumular llegadas al área pepinera. 

Pero, cosas del fútbol, cuando mejor parecía que estaba el Madrid, apareció Gabriel para hacer historia. A los diez minutos del empate de Benzema, el brasileño remató de cabeza un córner y adelantó al Lega. 1-2. Con Gabriel remató toda la ciudad de Leganés para obrar la gesta. El Real Madrid tenía que marcar dos goles... Y lo intentó. Pero no era su día. Era el día de los de blanco y azul. Les tocaba a ellos.

La intensidad de los pitos crecía en un Bernabéu caldeado. Zidane se vio apurado y reaccionó. Modificó sus piezas a 20 minutos del final; dentro Modric y Carvajal por Llorente y Achraf para intentar cambiar el panorama. Fue en vano. Garitano leyó el movimiento del francés y cerró la banda izquierda dando entrada a Raúl García por Amrabat. Antes había entrado Mantovani por un lesionado Siovas. Fueron corriendo los minutos y llegó la más clara del Madrid. Centro de Lucas desde la derecha que remata Benzema dentro del área al cuerpo de Champange. Inexplicablemente, con toda la portería para él, el francés no acierta. Se salvó el Lega. Ya decimos que era su día. 

Últimos minutos de sufrimiento en los que tuvo que volver a aparecer el meta argentino en un remate de Ramos de cabeza. Fue en el 84. Seguirían lloviendo balones sobre el área del Leganés pero nadie mejor que Mantovani para sacar todos y cada uno de ellos. Pitó el árbitro el final. 1-2 en el Bernabéu más enfadado de los últimos años que veía como el Lega hace historia. Primera semifinal de copa del Rey en la historia del club. Qué será lo próximo...

 

Lee la columna de opinión de Javito Atance