Cuando el fútbol era tierra y rodilleras

Cargando...

A cualquier futbolero joven que le hablas de estos dos aspectos consideran que lo haces sobre la Edad de Piedra. De cuando los hombres vivían en cuevas o similar. Pero antes el fútbol era eso, tres palos, alvero, rodilleras, las mejores botas que pudieras comprarte… y los Mikasa. 

xxxxxxxxxx

Obrador Goya

Ahora cualquier persona va a casi cualquier campo, y ves césped artificial. Hasta hace poco equipos tan especiales y de barrio como Halcones, Alzola o incluso Orcasitas tenían aún ese recuerdo en el presente.

Ahora, todo aquel que juega en el césped de los campos de formación dicen que abrasa. Pero habría que ver cómo jugaban cuando sencillamente se rozaban con la arena que algunos lugares era simple pierda con arenisca. El fútbol ha cambiado, en algunos aspectos para bien. Los campos, las metodologías, la forma de educar en el deporte… pero hay momentos en los que la cabeza te lleva al fútbol vintage. Ese fútbol de soñar con ser como tus ídolos que podías hasta tenerlos cerca en algún que otro entreno… y que, a diferencia de muchos casos de ahora, existía un sentimiento de pertenencia que en nada tenía o tenía porque pertenecer o estar cerca siquiera la palabra “dinero”.

Ver jugadores que se quedaban hasta el último de sus días en el club, jugadores que buscaban más el cómo jugar que el cómo vestir. Críticas, polémicas, las ha habido siempre. No digamos en el fútbol formativo o amateur donde un joven árbitro intentaba escalar aprendiendo, a veces de la peor compañía en el banco de aficionados. Pero era otra época, y sobretodo aunque parezca mentira otro fútbol.

Actualmente equipos que el que escribe ha tenido cerca siguen intentando mantener ese ADN de lo “de siempre”. Moscardó, Carabanchel… siguen jugando en aquellos campos en los que anteriores generaciones disputaron sus partidos. El Moscardó y el Román Valero con Pedro Jaro, Olías, Téllez, Valcarce o Movilla entre sus históricos; o en la parte técnico con Hernández histórico del Rayo Vallecano y Celta…. Carabanchel y la Mina con jugadores históricos como Álvaro Novo, Chuso, Máximo Hernández, Alfonso Vera o el reciente fichaje del Espanyol, Embarba. O en los banquillos Marcelino histórico colchonero de finales de los 70 y principios de los 80.

Épocas pasadas que nunca debería dejarse atrás. Siempre viene bien recordar el pasado para, tal vez, en alguna comparación lo pasado “fue mejor”.

Unidos contra el DIPG