Marco Asensio y una puerta que ya no existe

Su explosión es un hecho

Cargando...

Marco Asensio firmó anoche una nueva obra de arte, en el Camp Nou más madridista que se recuerda, en un alarde de potencia y precisión. El mallorquín ha tirado la puerta abajo y reclama un papel protagonista en los esquemas de un Zidane que anda enamorado del chico. Su momento ha llegado. 

xxxxxxxxxx

Nada más terminar la ida de la Super Copa de España lancé una pregunta en twitter, ¿cuánto vale Marco Asensio?

La primera vez que escuché hablar de él pensé que era la típica promesa por la que se pelean Madrid y Barça que termina explotando en un club de fuera y que nunca termina por ser relevante en el grande que apostó por él,... insensato de mí.

Tiene 21 años y, por obsceno que parezca, nunca vi a un jugador de su edad con ese hambre.

El claro ejemplo es todo lo que acontece a la maravilla de gol que el mallorquín firmó anoche en territorio culé. Lucas Vázquez se va en solitario contra el mundo, después de que los blancos recuperen un balón en la frontal de su área, venciendo 1-2, con un jugador menos, y en el minuto 89. Y ahí aparece Marco, como un rayo, como una exhalación, dejando atrás en la carrera a Busquets, a Rakitic o a Aleix Vidal, impasibles ante la irrupción del 20. Que recibe, se acomoda ante Piqué, y el resto ya lo saben. A destacar la cara de un resignado Ter Stegen cuando el balón le supera. 

Marco es especial, es maravilloso, dejando colores a un lado, no se le puede reprochar nada. Sale al partido, casi siempre desde el banquillo, con una sonrisa, y revoluciona. Y revoluciona de verdad. Para el recuerdo su actuación en la ida de cuartos de Champions en el Allianz Arena, saliendo en el minuto 57, con 1-1 y echándose al equipo a la espalda.

Tiene ángel. Es diferente. Esa conducción de balón, con la izquierda, con el balón pegado al botín, que recuerda, salvando las distancias, al bueno de Zidane. La esconde, la mima, hace diabluras, sortea rivales con una facilidad pasmosa, con la cabeza alta, el cuerpo recto, con una belleza técnica descomunal. Y su golpeo. ¡Madre mía qué golpeo!

El acierto de Florentino y sus asesores con Marco ha sido de época, además llevarse un diamante, se lo birló a la infame directiva actual culé. Por menos de 4 millones de Euros, una ganga, como diría aquel. Y es que Marco encabeza el tan ansiado relevo a los Xavi, Iniesta y compañía, jugadores que marcaron una época, y para lo que el chaval parece estar preparado. Ha tirado la puerta abajo, desde hace tiempo hay quien viene persiguiendo la defunción de la intocable BBC, en detrimento de un Bale más que cuestionado, para seguir impulsando la sonrisa de Marco, el fútbol de Marco, la magia de Marco. 

¿Cuánto vale Marco Asensio? No lo sé, en estas lides no me meto, no soy quién, pero debe valer mucho. Muchísimo. Es el futuro del Real Madrid y de la selección. Mi amigo Diego lo tenía claro anoche, en un grupo de whatsapp, "va camino de ser el mejor jugador español durante varios años". Razón no le falta para pensarlo.