NO AL RACISMO. NO A LA VIOLENCIA

Insultos racistas en el partido entre Los Yébenes y la EMF de Aluche

Cargando...

El partido de juveniles entre Los Yébenes y la EMF de Aluche del pasado sábado fue suspendido debido a los insultos racistas producidos en el recinto deportivo contra uno de los jugadores del equipo local, Ibu. 

xxxxxxxxxx

Santamago 1200 200

Según informan en exclusiva a Pobla FM miembros de la Junta Directiva de Los Yébenes San Bruno, nada más comenzar el partido el pasado sábado entre el Juvenil B de Los Yébenes y la EMF de Aluche, un individuo -sin identificar al comienzo del partido- se coloca detrás del banquillo local. Desde el primer minuto del partido, dicho individuo, con paragüas en mano- se dedica a protestar cada decisión tomada por el árbitro. Con el transcurso del partido dichas protestas van en aumento, subiendo el tono. En dicho momento, y ante la gravedad de la situación, aún en la primera mitad, según nos confirman miembros de la Junta Directiva de Los Yébenes San Bruno a Pobla FM, el colegiado decide hablar con el entrenador del Juvemil B de Los Yébenes, Jero, para advertirle que en el descanso sería conveniente contactar con la policía, debido a la gravedad de la situación, y prevenir cualquier tipo de problema que podrían derivar en los demás asistentes o incluso entre los propios jugadores, que recordemos que son menores de edad. 

Según confirman a Pobla FM miembros de la Junta Directiva de Los Yébenes,el entrenador local, Jero, decide hablar con el entrenador del equipo visitante, la EMF de Aluche. La respuesta del entrenador visitante, según nos confirman miembros de Los Yébenes vino a ser: "Oye, yo conozco a ese aficionado desde hace más de 29 años y es una persona muy educada". Recordemos que hasta el momento ese aficionado estaba por identificar. 

En la reanudación del encuentro tras los 15 minutos de descanso, nadie se colocó detrás del banquillo local, hecho que duró muy pocos minutos, hasta que llegó de nuevo el mismo individuo de la primera mitad que había ocasionado las alteraciones. Jero decide sustituir a Ibu, jugador que posteriormente iba a sufrir insultos racistas por parte de este individuo, según nos confirman a Pobla FM desde Los Yébenes. 

Los Yébenes iba por delante en el marcador, pero la EMF de Aluche empata el partido, provocando una insual reacción de un entrenador en un partido de juveniles: "De forma desaforada se puso a celebrar dicho tanto frente al banquillo de Los Yébenes, en tono y formas poco apropiadas. Igual reacción pero mucho más desproporcionada se llevó a cabo por el entrenador de la EMF de Aluche tras anotar su equipo el 1-2", nos apuntan miembros de la Junta Directiva de Los Yébenes a Pobla FM. 

Poco más tarde el individuo que se dedicó a insultar durante todo el encuentro detrás del banquillo de Los Yébenes, fue identificado como padre del entrenador del Aluche, chillando expresiones como: "Soy el Puto Amo. Somos los Putos Amos", declaran desde Los Yébenes a Pobla FM. Ibu, jugador que había sufrido los insultos racistas y que fue sustituido, le pregunta a su entrenador, Jero, el motivo de aquella celebración tan desproporcionada. Ante tal situación responde el entrenador vfisitante (de la EMF de Aluche): "Lo he celebrado así por y para mi padre", según nos confirman a Pobla FM. Este individuo, identificado como padre del entrenador rival, además de insultar al árbitro y a Jero (entrenador local), decide tomarla con el lateral izquierdo: "Diciéndole que le iba a meter el paragüas por el culo, y posteriormente se lo iba a abrir". Posteriormente también se refirió a Ibu como: "Puto negro de mierda", según nos confirman desde Los Yébenes. 

Jero, entrenador local, debido ante la magnitud que había tomado la situación, decide hablar con el colegiado para pedirle que no se sentía capacitado para continuar con el partido, y que lo daba por terminado y perdido. El colegiado admite que también había escuchado aquellos insultos racistas, por lo que ambos equipos se retiran del terreno de juego dirección a sus respectivos vestuarios. Tras una reunión mantenida por los dos entrenadores y el colegiado del encuentro, se decide suspender el partido, por "motivos racistas y contra su persona", según nos confirman en exclusiva a Pobla FM desde Los Yébenes. 

La plantilla de Los Yébenes se marcha del recinto deportivo excepto Ibu (jugador que había sufrido los insultos racistas), y otro jugador que había sufrido un golpe en la cabeza debido a uno de los lances del terreno de juego. Estos dos jugadores salen acompañados por su segundo entrenador y se encuentran con aquella persona que había motivado la suspensión del partido debido a los insultos. Este individuo reprocha a los jugadores: "Que habían insultado a la mujer del entrenador del Aluche". De nuevo bajo insultos racistas la tensión sube, y decide -tal individuo- llamar a la policía alegando que le quieren agredir con armas blancas y cinturones. Este hecho es completamente falso y así lo acredita la Policía, que se retira del lugar de los hechos sin levantar ningún tipo de acta, según nos informan miembros de la Junta Directiva de Los Yébenes. 

La Escuela Municipal de Fútbol de Aluche sacó un comunicado a traves de sus redes sociales donde exponía: "La Escuela Municipal de Fútbol de Aluche, condena cualquier acto de violencia física o verbal, así como cualquier actuación xenófoba, racista, homófoba, o que ataque los derechos fundamentales de cualquier persona. Ante lo ocurrido en el partido entre nuestro Juvenil B y Los Yébenes, por parte de un opresunto aficionado de nuestra entidad, condenamos enérgicamente los hechos y ponemos en marcha la apertura de un expediente informativo para aclarar lo acontecido en todos sus extremos y actuar en consecuencia en el marco de acuerdo a los protocolos de "Tolerancia Cero", promovidos por la Real Federación de Fútbol de Madrid, que esta Agrupación Deportiva Suscribe".

Por parte de Los Yébenes también han anunciado que va a realizar todos los trámites legales correspondiente contra don Ángel Propín Muñoz por las acusaciones vertidas en el medio de comunicación Telemadrid.