UD Levante 0-0 CD Leganés

Todo sigue igual

El Lega acabó con diez hombres

Cargando...

Partido poco vistoso entre Levante y Leganés en el que hay hasta 12 tarjetas. Actuación desafortunada del colegiado Jaime Latre que no vio dos penaltis claros a favor del Levante. Garitano y los suyos se comerán el turrón nueve puntos por encima del descenso.

xxxxxxxxxx

[anuncio id="8"]

Choque para romper rachas el que se iba a disputar en el Ciutat de Valencia entre granotas y pepineros. Por un lado, la de los locales que, antes del partido, sumaban cuatro duelos seguidos sin ganar, y por otro, los visitantes que en las cuatro últimas salidas habían cosechado cuatro derrotas. Pero no había demasiadas urgencias en cuanto a puntos se refiere, sino que lo peor eran las últimas sensaciones tanto de unos como de otros. Necesitaban los tres puntos para recuperar la confianza y el tono de la primera parte de campeonato.

Hasta siete bajas tuvo que afrontar Garitano para el choque en Valencia. No estaban disponibles ni Omar, ni Mantovani, ni Siovas, ni Gabriel, ni Szymanowski, ni Brasanac ni Tito. Sin embargo, la buena noticia fue que el vasco pudo alinear desde el inicio a dos centrales naturales, como son los argentinos Dos Santos y Muñoz. Por lo tanto, era un once el de los pepineros con más garantías que de costumbre: Cuéllar, Zaldúa, Muñoz, Dos Santos, Rico, Rubén, Gumbau, Eraso, El Zhar, Amrabat y Beauvue. Las novedades con respecto al último choque fueron las de Zaldúa por Tito, Gumbau por Gabriel y Amrabat por Szymanowski. 

Como es habitual, se esperaba un arranque de partido vertiginoso, con intensidad y con llegadas por parte de un Leganés que inicia los partidos dominando, tanto en casa como fuera. Sin embargo, sería todo lo contrario. El Levante, que tenía ganas de gustarse ante su gente (desde el 21 de septiembre no ganaba en casa), comenzó mejor y volcó el campo hacia el área pepinera. Hasta el punto de que en el minuto 3 pudo haber ya un penalti: Unal es zancadilleado por detrás y cae en el área cuando encaraba a Cuéllar. La falta existe, pero la duda es saber si fue dentro o fuera. Jaime Latre no pitó nada. Siguió llegando el Levante, y tuvo en las botas de Lerma y en la cabeza de Campaña el primer gol del partido. Primero el colombiano que no acierta a rematar en boca de gol un centro lateral y luego el mediocentro que remata de cabeza un palmo por encima del larguero.

Sin embargo, cambiarían las tornas en cuanto a dominio y ocasiones se refiere. El Leganés daría un paso al frente y acumularía hasta tres llegadas muy claras. Primero Eraso que esperaba dentro del área pequeña rematar un centro de Zaldúa, pero la defensa se anticipó bien para enviar a córner. Luego tendía Gumbau la ocasión de hacer un gran tanto de volea sino fuese porque Oier hizo una de las paradas de la jornada. La última oportunidad clara del Lega en este tramo sería un gol anulado a Beauvue: Eraso saca una falta frontal y el delantero se adelanta al portero del Levante para meter la cabeza y rematar a gol. El línea está atento y levanta el banderín. El ex del Lyon estaba en posición ilegal.

Y otra vez más, volvería a cambiar de dueño el dominio del partido. Ahora atacaba el Levante que en el minuto 41 pidió otro penalti sobre Unal. Centro desde la izquierda que el turco intenta rematar, pero Muñoz le agarra de la camiseta haciendo imposible que concecte con la pelota. Una vez más, Latre se equivoca porque el central casi deja sin camiseta al delantero.

Con el 0-0 inicial se llegó al descanso. Al propio Jaime Latre se le hizo difícil llegar hasta el túnel de vestuarios, ya que jugadores de ambos equipos le recriminaban esas acciones polémicas. Los del Levante porque pensaban que las dos jugadas de Unal fueron penaltis claros, y los del Leganés que el gol de Beauvue había sido legal.

Amrabat expulsado en la segunda parte

Si en la primera parte hubo de todo: polémica, tarjetas, ocasiones claras de gol... en el segundo tiempo no habría prácticamente nada. Apenas un remate de Amrabat que luego se iría expulsado. El partido, que había sido prácticamente un tobogán: primero tuvo ocasión de hacer el gol el Levante, luego el Lega se repuso y estuvo mejor mientras que fueron los locales los que acabaron mejor el primer tiempo,  bajaría en ritmo, en intensidad y sobre todo en llegadas a las áreas. Nada que ver una parte con la otra.

Solo esa llegada de Amrabat en el 64 tras un fallo de Luna al que coge la espalda y es capaz de hacerse hueco entre dos defensores granotas y rematar, aunque desviado, sería el acercamiento más peligroso de los dos equipos en la segunda mitad. El marroquí se iría expulsado a los tres minutos tras un manotazo en la cara de Campaña que el árbitro interpretó como intencionado. Una acción más para la polémica.

De la expulsión del ex del Málaga al final del partido, el Levante lo intentaría, pero sin saber cómo, ante un Leganés que se defendía como gato panza arriba que se suele decir. Los minutos finales fueron de balones largos, de centros al área y de fútbol a la desesperada por parte de los granotas, que por lo difícil que les era crear peligro, parecía que jugaban en igualdad de condiciones. 

Al final, 0-0 en el Ciudat de Valencia donde el Leganés consigue sacar un punto valioso después de jugar más de veinte minutos con diez jugadores y volver a puntuar fuera de casa tras cuatro partidos. Garitano y los suyos pasan las navidades sin preocupación. Están nueve puntos por encima de los puestos de descenso.