El "Agua de Valencia" no es para el Lega

Cargando...
xxxxxxxxxx

Derrota del Club Deportivo Leganés 1-3 frente al Valencia que deja casi sentenciada la eliminatoria copera.

[caption id="attachment_11366" align="aligncenter" width="300"]IMG_20161130_011837 Machís fue hoy frente al Valencia el más destacado del conjunto pepinero[/caption]

El pasado verano cuando le preguntabas a cualquier aficionado del Lega si lucharía la copa o la tiraba, por unanimidad te respondía lo segundo para poder volcarse con la permanencia. Y pese a decir en los medios que se iba a pelear, muchos ya pensaban en que se trataba de palabrería cuando a los 2 minutos Munir ponía el 0-1 tras batir a Brignoli en el mano a mano. Un gol que a muchos les pillaba sentándose en su asiento y a otros abriendo la bolsa de patatas fritas de rigor.

Lo cierto es que los de Garitano supieron reaccionar rápido, pero de nuevo la falta de puntería privaba a los blanquiazules de al menos igualar; primero sería Machís que lanzó rozando el palo tras hacer un control casi imposible. Y poco después un Omar Ramos en plena forma, mandaba el balón por encima del larguero tras centro desde la izquierda de Darwin Machís.

Ahí entraríamos en una fase que el partido se relajaba y que coincidía con los minutos 13 y 16, como los dorsales de los ya añorados Serantes e Ibáñez, que eran homenajeados con un minuto de aplausos respectivamente. Pero poco después iba a quedar claro que la guerra está en la liga cuando Nani mandaba un balón al palo, y en el 25 llegaba el 0-2. Balón que recibe desde la derecha Medrán y que alojaba en la red pepinera. Con ese resultado el Valencia daba a entender que si no te tomas la copa tú , ya me la tomo yo por ti.

Con dos goles de desventaja llegábamos al descanso, y el ambiente en la grada era algo frío, y muchos se lamentaban de la plaga de lesiones, en especial de la del guardameta vasco.

En el segundo tiempo el conjunto de Garitano salió más enchufado al césped de Butarque y buscaba el gol que les terminase de reactivar. Y ese tanto llegaba a la hora de juego cuando Machís aprovechaba un pase en profundidad de Omar Ramos, que tras driblar a un adversario ponía el 1-2 y acortaba distancias. Un gol muy importante para el venezolano, porque refrenda los destellos de buen juego que acumuló tras su entrada en el 72 frente a Espanyol; y que apunta a ser muy necesario en lo que queda de año con la ausencia de Szymanowski.

Tras esa llamada al timbre del partido por parte de los pepineros, el Valencia no estaba por la labor de abrir la puerta, y como si fuera un comercial de compañía eléctrica o vendedor de aspiradoras se dedicó a no jugar como ya ocurriera en el anterior partido liguero. Pero aun así se rozaría la igualada por medio de Gabriel Pires, aunque su centro no encontró destinatario y se perdió por la línea de fondo.

Los de Prandelli se dedicaron a sujetar al rival y a renunciar, en parte, al ataque dando salida a Munir y a un desapercibido Nani, porque sabían que el marcador era excelente de cara a la vuelta en Mestalla. Pero mejor sería cuando en el 91 Bakkali aprovechaba un error no forzado para alojar la pelota en la red y cerrar el partido, y posiblemente la eliminatoria; lo que provocó un gran éxodo de pepineros rumbo a las puertas de salida.

Al final 1-3 y se confirma que el Leganés no puede con los valencianistas, y que el gran partido de esta semana será frente al Villarreal.