RC Celta de Vigo 1-0 CD Leganés

Al Leganés se le acaba la magia en Galicia

Cargando...

El equipo pepinero perdió por la mínima en su visita a Vigo. Iago Aspas desde el punto de penalti condenó a los de Garitano que fueron de menos a más

xxxxxxxxxx

JOANSA 1200 200

El Leganés regresaba al lugar donde debutó en Primera División, Balaídos. El equipo de Garitano tenía un mantra especial en tierras gallegas la temporada pasada, ganaron tanto en Balaídos como en Riazor. Los blanquiazules querían poner fin a la mala racha de tres derrotas seguidas ante un Celta que también acumulaba dos partidos consecutivos perdiendo. Asier Garitano tiró de rotaciones y plantó un 4-3-3 casi inédito en el entrenador de Vergara sitúo un medio del campo formado por Erik Morán, Gumbau y Brasanac y un tridente de ataque con Szymanowski y Amrabat en las bandas y Guerrero como delantero centro. Jugadores como Gabriel, Eraso y El Zhar se quedaron en el banquillo.

El planteamiento no resultó del todo bien y la formación no duró mucho en el campo. En el ecuador de la primera mitad, Brasanac se tenía que retirar lesionado. El Zhar sería el sustituto que provocaría que el cuadro de Garitano pasase a jugar con un 4-2-3-1. El Celta estaba ganándole la partida al Lega. Iago Aspas era un dolor de cabeza constante y Jonny y Hugo Mallo eran dos puñales por las bandas. El gol llegó en una internada del propio Jonny, el lateral se unió al ataque celeste y acabó siendo derribado dentro del área por Erik Morán. El árbitro señalaba penalti a favor del Celta. Iago Aspas se disponía a lanzar desde los once metros y engañó a Cuéllar en la definición.

El Leganés acabó la primera parte con bastantes problemas en la zaga y, sobre todo, en la salida de balón desde atrás. Los delanteros pepineros apenas lograban cazar alguna pelota suelta y parecía que el Celta tenía el control del partido. Ante esta situación, Garitano dio entrada a Dos Santos por Ezequiel Muñoz para aportar más solidez a la línea de atrás. El cambio tardó en funcionar porque el Celta seguía generando peligro sobre la meta de Cuellar.

Los problemas se acumulaban, el Leganés tenía que hacer su tercer cambio de forma obligada. Siovas se rompía en una carrera y tenía que dejar el partido. Tito fue su sustito. Los minutos pasaban y el Leganés se volcó en el ataque en busca del gol. Las ocasiones comenzaron a llegar pero ni Guerrero, ni Szymanowki, ni Amrabat estuvieron acertados de cara a puerta. El Celta pudo matar el partido a la contra. Guidetti tuvo una clarísima para el cuadro celeste pero Cuéllar evitó el segundo tanto con una gran parada.

El Leganés llegó vivo hasta el final del partido pero sus opciones se acabaron esfumando. El Celta se llevaba el partido por la mínima y los pepineros suman ya cuatro partidos seguidos perdiendo. El próximo partido contra el Villarreal será una buena oportunidad para acabar con la mala racha.

Ficha del partido

R.C. Celta de Vigo: Rubén Blanco, Hugo Mallo, Fontás, Cabral, Jonny, Wass, Lobotka, Jozabed (83’ Radoja), Pione Sisto (76’ Emre Mor), Maxi Gómez (69’ Guidetti) e Iago Aspas

C.D. Leganés: Cuéllar, Zaldúa, Ezequiel Muñoz (45’ Dos Santos), Siovas (57’ Tito), Raúl García, Erik Morán, Gumbau, Brasanac (23’ El Zhar), Szymanowski, Amrabat y Guerrero

Goles: 1-0 Iago Aspas MIN’ (pen.)

Árbitro: El árbitro Hernández Hernández del Colegio amonestó a Fontás y Jonny por parte del Celta y a Gumbau, Erik Morán y Dos Santos por parte del Leganés.

Estadio: Balaídos