Leganés 0-0 Atlético de Madrid

El Atlético se atasca en Butarque

Mismo resultado que el año pasado

Cargando...

El Leganés obtiene un punto ante un Atlético que no sabe lo que es ganar en Butarque en Primera División. Los colchoneros acusan el cansancio de la Champions y por momentos, sucumben ante el Lega. Garitano y los suyos se van al parón con cinco puntos de ventaja sobre el descenso.

xxxxxxxxxx

 

Con el mismo once que ganó en Las Palmas: Cuéllar, Zaldúa, Mauro Dos Santos, Siovas, Raúl García, Rubén Pérez, Brasanac, Eraso, Gabriel, Szymanowski y Beauve; Garitano recibía a todo un Atlético de Madrid con el objetivo de igualar o mejorar el resultado de la campaña anterior. Ese empate a cero en la segunda jornada de la liga pasada que tantas dudas generó en el equipo del Cholo y que tanto reforzó al equipo blanquiazul.

Desde el inicio, el partido dio síntomas de que iba a ser un calco de ese último choque en Butarque entre ambos. Inicio intenso y enérgico del Lega, con una defensa rocosa, unas líneas muy juntas y con todos sus hombres presionando a un Atlético de Madrid que pagó el esfuerzo, tanto físico como mental, del miércoles ante el Chelsea.

En la primera parte el Atlético tuvo la posesión de la pelota pero, sin crear un ápice de peligro sobre la portería del Pichu Cuéllar. Esto fue debido, entre otras cosas, al cambio drástico de sistema de Simeone, ya que al tener las bajas de Lucas y de Filipe Luis, no contaba con un lateral izquierdo natural. El argentino optó por una defensa de tres centrales con Savic, Godín y Giménez, con dos carrileros que fueron Saúl y Correa, tres jugadores por dentro: Thomas, Gabi y Koke y teniendo como hombres más adelantados a Griezmann y a Vietto.

El paso por vestuarios dejaría la primera sustitución del partido: Garitano daba entrada a El Zhar en lugar de Brasanac. El marroquí sería en los siguientes 45 minutos el mejor de su equipo; personificando todas las ocasiones de gol de un Leganés que tendría, en el segundo periodo, al Atlético contra las cuerdas. Si El Zhar mejoró al Lega en ataque e hizo posible que llegase el gol local, Oblak mantuvo con vida al Atlético en la segunda parte. Paró todo lo posible para unos colchoneros que, por momentos, daban por bueno el punto que estaba salvando Oblak.

En el otro lado, no tardarían mucho en llegar las modificaciones… no era ni el minuto 20 de la segunda parte y Simeone había gastado ya sus tres cambios. Entraban Torres, Carrasco y Vrsalijko, por Vietto, Griezmann y Correa, lo cual suponía la vuelta al 1-4-4-2. Con el cambio de sistema mejoraron los visitantes y aumentaron sus ocasiones de gol. Pero el paso hacia delante del Atlético propició que el partido se abriera, que subiese el ritmo del mismo y con ello, apareciesen los espacios para Beauve, El Zhar y compañía. Sufría entonces una defensa atlética comandada por Godín que acabó el encuentro como delantero centro.

Los jugadores del Atlético tardaron en adaptarse al nuevo esquema y tiraron prácticamente 45 minutos.

Esto fue el punto máximo de frustración rojiblanca… Gabi y Koke lanzaban balones al área con poco sentido pero con la esperanza de que entre Torres y Godín, sacasen salgo de petróleo. Con esto se llegó al final; un Atlético que se deja puntos en Butarque pero que cada vez, parece menos extraño… Mérito tiene el Lega.