Jornada 38 de Primera División

Empate en la fiesta de la permanencia

Cargando...

Final a la temporada en Butarque con un empate en un partido donde lo que menos hubo fue fútbol. El equipo pepinero disfrutó junto a su afición de la permanencia, en lo que fue una fiesta para ambos. El Alavés, invitado de excepción, solo pensaba en la final de la Copa del Rey.

xxxxxxxxxx

Aburrido empate en el Estadio de Butarque entre Leganés y Alavés. Con los dos conjuntos ya salvados, ambos salieron muy tranquilos. En un partido con apenas fútbol y en donde lo más divertido fue la fiesta que tenía la grada, Krsticic anotaba el tanto que abría el marcador, y posteriormente, ya en el último minuto, David Timor con un zapatazo lejano, hizo el merecido empate a uno para dejar contento a ambos equipos. El partido comenzó muy tranquilo por parte de ambos conjuntos. La tranquilidad que da llegar a la última jornada ya salvados, y la de no jugarse nada con una Final de Copa en el horizonte próximo. Así el Leganés trataba de tener el balón, pero no era capaz de profundizar en la muralla del conjunto vitoriano. El equipo de Mauricio Pellegrino por su parte no ponía mucho interés en disputarle la posesión del esférico a los pepineros, pero cuando robaba buscaba con peligro la portería de Champagne. Fue el conjunto vitoriano el que dispuso de las mejores ocasiones para abrir la lata en un soso y aburrido primer tiempo. 


A los tres minutos tuvo el Alavés la primera ocasión en la cabeza de su delantero Santos, que envió el balón rozando el poste tras un buen centro desde la derecha. A eso respondió el Lega con varias llegadas al área, pero sin crear demasiado peligro. En una de ellas, Nabil El Zhar cayó tras un eslalon, aunque ni se señaló penalti, ni el propio delantero marroquí lo protestó. Ahí fue cuando apareció Ibai Gómez, el jugador más activo de toda la primera mitad. El interior zurdo del Alavés dispuso de una ocasión clarísima tras una volea que se marchó rozando el poste de la portería de Champagne. Poco a poco el Alavés empezó a coger protagonismo en el partido. Cogió más balón y llegó con más claridad al área local. Sobrino tuvo dos ocasiones, pero una se marchó fuera y otra a las manos del portero argentino del Lega. Un Leganés que se quitaba la presión vitoriana con llegadas al área para asustar a los de Pellegrino. Y ahí sí, tuvo sus ocasiones el conjunto pepinero. Primero fue un disparo lejano de Alberto Martín que se marchó rozando el poste y posteriormente un cabezazo de Guerrero, tras un córner desde la derecha, que corrió la misma suerte. El partido entró entonces en una fase valle, donde ambos equipos dejaban que pasasen los minutos sin apenas tener ocasiones. Esa fase la rompió Santos con un disparo centrado a las manos de Champagne y un posterior gol anulado, tras encontrarse en fuera de juego tras el remate anterior de Ibai Gómez. Así llegábamos al final de una aburridísima primera parte en donde lo mejor fue la fiesta que hubo en la grada por la permanencia ya asegurada. 


Más entretenida, aunque no era difícil, comenzó la segunda mitad. Nada más salir, el Leganés dispuso de una falta al borde del área, que lanzó Guerrero. Solo una formidable mano del portero pacense, Fernando Pacheco, evitó el primer tanto del partido. El Alavés respondió con un remate que se marchó alto de Raúl García. Tras eso, de nuevo el partido tuvo otra fase valle, donde ambos equipos se disputaban el balón, pero lo perdían en tres cuartos del campo rival. Hasta que en el minuto 57, el Alavés despertó el partido con dos ocasiones claras en menos de un minuto. Primero fue un cabezazo de Rubén Sobrino que se marchó fuera, y a continuación un mano a mano de Camarasa ante Champagne, donde el jugador visitante, la mandó rozando el poste. El Leganés respondió con un disparo lejano de Szymanowski que se marchó muy lejos de la portería de Pacheco.


Minutos más tarde y tras de nuevo, un periodo donde apenas ocurría nada, el Alavés conseguía adelantarse en el marcador. Corría el minuto 64, cuando Krsticic tras un córner, ponía en el 0-1 con un cabezazo en el punto de penalti, que Champagne no pudo atrapar. El jugador del Alavés, hacía así su primer tanto en Liga. El Leganés no conseguía despertar y asustar a un Alavés, que volvió a tener una clarísima ocasión de gol, tras un disparo de Ibai Gómez que atajó con una gran parada, Champagne. Si despertó en los minutos finales, cuando el cansancio apremiaba al finalista de Copa. En esas, Alberto Bueno que había entrado por Gabriel Pires, tuvo un disparo fantástico para hacer el empate, pero se encontró con un gran Fernando Pacheco que evitó, con un paradón, el tanto del madrileño. Respondió el Alavés minutos más tarde con un disparo desde la frontal de Katai que atrapó Champagne. Ahí, pese al resultado, la fiesta en Butarque era máxima. El estadio botando y cantando el ‘Es de Primera, el Lega es de Primera’ y el ya clásico ‘Vamos Lega mete un gol’. Y vaya si lo hizo. Timor empató el encuentro en el minuto 89 con un zapatazo lejano que se coló rozando la escuadra de la portería de Fernando Pacheco. Y con eso, el Leganés puso fin al encuentro y a su primera temporada en Primera División. El año que viene, más Leganés en Primera.