La reconstrucción del fuerte de Butarque

Cargando...
xxxxxxxxxx

Butarque empieza a ser nuevamente un gran fuerte tras 4 partidos sin perder y 3 porterías imbatidas.

El Leganés debe seguir fortaleciendo Butarque ante los partidos cruciales que se le avecinan

El pasado 28 de agosto, el CD Leganés disputaba su primer partido de la historia como local en Primera División. El feudo pepinero se vestía de gala para recibir a uno de los grandes conjuntos del territorio nacional y europeo como el Atlético de Madrid, en el primero de los dos derbis que los de Garitano iban a disputar esta campaña. Los locales sorprendían con un meritorio 0-0, haciendo prever que rascar puntos en el Sur de Madrid iba a ser tarea complicada esta temporada.

LA CAÍDA DEL FUERTE PEPINERO

Pero tras el compromiso de nuestra selección pareció quedar en un espejismo. En los cuatro partidos posteriores el CD Leganés recibía 12 goles ante Barça, Valencia, Sevilla y Real Sociedad. Una crisis como local que no tenía fin, y que a algún aficionado ya le cansaba jugar contra los llamados grandes de nuestra liga. Lo único alegre que pudo llevarse la afición blanquiazul en casa es gritar su primer gol de primera como el de Gabriel Pires al Barça, o la reacción del 0-2 al 2-2 frente al Sevilla, pese a que Sarabia diera la victoria a los de Sampaoli.

INICIO DE LA RECONSTRUCCIÓN

Sin embargo, de un tiempo a esta parte, Butarque ha vuelto a ser un fuerte. Porque tras la derrota frente a los donostiarras ningún equipo hasta hoy ha vuelto a llevarse los 3 puntos de Butarque. Osasuna tuvo el "honor" de ser el primer equipo en salir derrotado del estadio pepinero; y además sin recibir un sólo tanto, cosa que no ocurría desde el estreno en verano.

TRES EMPATES DE GRAN CALIDAD

Siguiendo con la reconstrucción del fuerte, esta vez fue a base de ir poniendo tablas en él, pero a costa de tres equipos aguerridos de mucha calidad, con dos de ellos disputando la Europa League como son el caso de Villarreal y Athletic Club que no fueron capaces de perforar la portería local; viendo como el videomarcador de la grada lateral iluminaba el 0-0 final. Como también reflejó el empate, esta vez 1-1, frente a un Eibar que se le jugó gran parte del partido con uno menos por expulsión de Herrerín; y de no ser por Bebé se habría logrado la hazaña de ganar con 10 hombres.

SE AVECINA LA GRAN BATALLA

Por tanto ahora que llegamos al 50% consumido de campeonato, vemos que el Leganés acaba fuera de descenso, aunque muchos lo daban por descendido en Navidad, y con una dinámica como local que amenaza con poder ser ese fuerte que fue indestructible durante un año natural en segunda.

Un fuerte que el imperio celta vendrá a poner a prueba, cual si fuera la FIFA con la Copa Confederaciones, antes de implantarlo ante el momento cumbre de la temporada con las visitas de Sporting, Deportivo, y Granada; en donde ahí el Lega se va a jugar seguir siendo de Primera División.

Para ello Asier Garitano y su cuerpo técnico han de seguir consolidando ese gran trabajo defensivo que llevan realizando desde que lograsen frenar ese momento caótico de otoño. Porque una vez reincorporadas las bajas por lesión restantes, junto a la llegada más refuerzos invernales, y terminar de pulir los cañones de ataque para evitar ser nuevamente demolido (sólo 13 goles en 18 jornadas); se podrá terminar de reconstruir el fuerte que los ayude a seguir asentando este sueño de primera.