Leganés 0-0 Málaga

Miedo a ganar

Un punto que no sirve a ninguno

Cargando...

El Leganés merece más ante un Málaga que pudo dar un susto en los minutos finales. Los unos y los otros son incapaces de encontar el camino al gol y continúan una semana más sin salir de abajo. A ambos les basta el pensar que los que están por debajo de ellos son peores.

xxxxxxxxxx

Un partido vital más por escapar definitivamente de los puestos de peligro. Esta vez jugaban pepineros y boquerones, los locales en un momento inmejorable después de sumar en los últimos tres partidos de liga. Tras dar una buena imagen en Sevilla, Garitano sorprendía y sacaba de inicio una defensa de cinco debido a la baja de Gabriel; Siovas, Mantovani y Bustinza fueron los tres centrales y Tito y Rico los laterales. El centro del campo y la delantera era lo habitual: El Zhar, Morán, Pérez, Szymanowski y Guerrero. Pese a tener una defensa muy poblada, el Leganés atacó realmente bien durante los primeros diez minutos, como acostumbra en los partidos que juega como local. Bustinza tendría la primera ocasión del choque al rematar un balón parado pero la defensa del Málaga sacaría la pelota debajo del larguero. 

El año sin ganar que lleva el Málaga fuera de casa pesa y mucho y el equipo era consciente de ello. Los hombres de Míchel resistían como podían los muchos y buenos ataques del Leganés, sobretodo por las bandas ya que Garitano al no disponer de Gabriel para el día de hoy, dio prioridad al juego por fuera para posteriores centros a Miguel Ángel Guerrero. El equipo andaluz hacía daño cuando superaba el doble pivote del Lega ya que los tres centrales no salían como es debido cuando sus compañeros presionaban, lo cual dejaba al equipo partido y con muchos metros a la espalda de Morán y Rubén. Seguían sin llegar los goles pero no por ello las ocasiones de peligro. Antes del descanso el Leganés volvía a tener una oportunidad de marcar, Mantovani remató dentro del área pequeña por encima del larguero un rechace de un córner.

El Leganés dejaría en el vestuario el ímpetu que puso sobre el verde de Butarque en los primeros 45 minutos. El equipo de Garitano apenas tiraría una vez a portería en lo que restaba de partido: nada más que un remate al larguero de Diego Rico. El vasco se daba por contento con el punto pese a que, de ganar, superaba al rival de hoy y daba un paso de gigante en la lucha por la salvación. Pero el ver que los de abajo no ganan y el conformarse con lo que tiene por muy poco que sea, parecía bastarle a un Garitano que mediada la segunda parte quitaba del campo a su mejor jugador: El Zhar.

Declaración de intenciones del entrenador del Lega que no hacía caso a su grada la cual pedía a gritos a Darwin Machís (jugó 10 minutos) y a Bueno (ni un minuto) pero Garitano decidió guardar la ropa y hacer sufrir una semana más a su afición que debe conformarse en confiar en que terceros equipos no ganen debido a que los suyos no son capaces de ganar ni depender de si mismos. El punto que tanto se molestó en guardar Garitano, casi lo pierde en la recta final del partido. Camacho tuvo la más clara de su equipo en todo el encuentro al rematar un córner que despejaba Herrerín a córner.