Athletic Club 1-1 CD Leganés

Punto de primera

Permanencia matemática

Cargando...

El Leganés consigue un punto en el siempre difícil campo de San Mamés que significa la salvación matemática. Tercer gol de Szymanowski en dos partidos, ocho en liga.

xxxxxxxxxx

"No recuerdo haber sufrido tanto" decía Álex Szymanowski en la entrevista a la televisión justo nada más acabar el partido. Siempre es difícil jugar en San Mamés como visitante y mucho más si el Athletic todavía no ha conseguido su objetivo y si además le sumas la carga de emotividad que tiene el partido por la despedida de Iraizoz... parece imposible poder sacar algo positivo. Tampoco ayudaban las noticias que llegaban de otros campos, como la victoria del Sporting en Eibar.

Para la batalla en el botxo, Garitano tocó un par de piezas en su once titular: Tito y Machís se quedaban fuera de la convocatoria, el primero por molestias y el segundo por decisión técnica. Además, el preparador vasco no podía contar con Herrerín debido a la famosa "clausula del miedo". Por tanto, Champagne como portero, Bustinza, Siovas, Mantovani y Rico eran los defensas, Rubén, Timor y Gabriel los centocampistas, Szymanowski, El Zhar y Luciano los hombres más adelantados del equipo pepinero. 

El inicio de partido estuvo lleno de sufrimiento para el Leganés. Los locales apretaron desde el arranque y suyas fueron las primeras ocasiones del choque. El empuje rojiblanco no tardó en encontrar recompensa en forma de gol: al cuarto de hora, Balenziaga centraba raso al área y aparecía Aduriz para meter la puntera de la bota y hacía el primer gol de la tarde. Mientras el equipo bilbaíno iba acumulando ocasiones, el Leganés no tenía el día en defensa (fallos que propiciaban ocasiones del Athletic)... ni tampoco en ataque (los jugadores ofensivos apenas entraban en contacto con la pelota).

Quince minutos después del gol de Aduriz, el ex delantero del Valencia tendría otra ocasión clara para marcar. Pase largo hacia la frontal del área pepinera donde Williams se la deja de cara a Aduriz para que el número veinte dispare de volea. El gran remate del delantero lo desvía un acertado Champagne. En la recta final del primer tiempo, el Athletic tendría otra oportunidad para hacer el segundo gol: Muniain recibe en la frontal del área pero su remate se marcha desviado del poste derecho. 

Tras el paso por vestuarios, cambió la película. Los hombres con más calidad en ataque del Lega empezaban a aparecer y el equipo mejoró notablemente. Los jugadores de Garitano ahora sí hacían daño a un Athletic que salía algo descolocado al segundo tiempo. Primero Bustinza, que volvía a Bilbao, pudo empatar; remató de cabeza un córner pero su remate lo atrapó fácil Kepa. Era el 53 y diez minutos más tarde llegaría el gol pepinero. Pase magnífico de Gabriel que, emulando a Laudrup (pase de cuchara por encima de la defensa), encuentra a un Szymanowski que llega al envío del brasileño para meter la cabeza y evitar la salida de Kepa. 

Se juntaron para el gol del blanquiazul los dos mejores jugadores del equipo en este tramo final de temporada. Por un lado el brasileño que disfruta de su mejor momento en Primera División, y por otro el argentino, que suma tres goles en los últimos dos partidos. La salvación del Leganés no se entiende sin la mejor versión de estos dos futbolistas. 

Desde el tanto del Leganés hasta el final del partido, el equipo madrileño sufriría y de qué manera. El Athletic atacaba por tierra, mar y aire y arrinconaba al Lega en el área de Champagne. Constante bombardeo de los leones de todas las maneras y desde todos los puntos posibles: remates desde fuera del área, centros laterales... Garitano y los suyos sabían que lo que estaban consiguiendo valía una temporada más en la élite del fútbol nacional y aguantaron por mantener ese marcador hasta el final

Recordando a los partidos en Sevilla, en Vigo y en San Sebastián, hoy el Lega en Bilbao fue capaz de arañar un empate en otro campo difícil, dejando una noche más para el recuerdo en esta memorable temporada.